Versión 0.8 Beta. Ingresar | Registrese

Ingresar

 
E-mail :
Contraseña :
Aun no se ha registrado?
Click aquí
Inicio » La Virgen María » Lourdes »



Las apariciones de Lourdes: Santidad de Bernardita: Prueba de su autenticidad

Tenemos, entonces, a Santa Bernardita Soubirous como una especie de testimonio vivo del milagro de Lourdes. - (2017/02/10) ...Más



Lourdes: manantial milagroso

El agua es uno de los signos más reveladores del Santuario de Nuestra Señora de Lourdes, en Francia, un manantial que brotó por manos de la Virgen María. - (2014/02/11) ...Más



Nuestra Señora de Lourdes

Al cumplirse los ciento cincuenta años de las apariciones de Nuestra Señora en la gruta de Massabielle nuestros ojos se vuelven hacia la niña con quien habló la Santísima Virgen. - (2010/02/09) ...Más



En Lourdes…

Su población, era profundamente católica. Situada en los contrafuertes de la cordillera de los Pirineos, en la frontera con España. - (2009/05/06) ...Más



… Nace Bernardita

Es esta niña, la que va a hacer célebre la ciudad de Lourdes donde acaba de nacer. - (2009/05/05) ...Más



Las primeras apariciones

Al mismo tiempo, una claridad comienza a iluminar progresivamente la cavidad de la roca, llegando a quedar intensamente brillante, pero sin encandilar, al punto de poderse contemplar con suavidad, como si fuese un magnífico poner de sol. - (2009/05/04) ...Más



Enfrentando al Comisario Jacomet – 21 de febrero

Domingo Jacomet, es Comisario de Lourdes desde 1853. - (2009/05/03) ...Más



22 de febrero: día sin Aparición

Todos la oyeron exclamar: “¡Penitencia, penitencia, penitencia!” - (2009/05/02) ...Más



La semana decisiva: brota la fuente milagrosa

Al llegar a la cavidad, bien junto a la Dama, ella recibe una orden: “Ve a beber de la fuente y lávate en ella. Come de la hierba que encuentres allá”. - (2009/05/01) ...Más



El primer milagro

¿Usted sabe que está provocando mucha agitación por estar diciendo por ahí que ve a la Santísima Virgen María? - (2009/04/30) ...Más


Últimos vídeos   ‹‹‹

Copyrigth Heraldos del Evangelio - Todos los derechos Reservados.