Versión 0.8 Beta. Ingresar | Registrese

Ingresar

 
E-mail :
Contraseña :
Aun no se ha registrado?
Click aquí
Inicio » Oraciones » Confesión »
Confesión

Modo de hacer la confesión

Publicado 2009/03/21
Autor : Catecismo de la Iglesia Católica

Bendíceme, Padre, porque pequé.

| Imprimir | Email E-mail | Report! Corregir | Share

Al presentarse al confesor, decir:

 

Bendíceme, Padre, porque  pequé. Yo pecador me confieso ante Dios, y a Vos Padre. Me confesé hace (tantos días, semanas o meses). Mis pecados son los siguientes:

 

Después de haber acabado la confesión de los pecados, se puede agregar:

 

De éstos y también de todos los pecados de mi vida pasada, y olvidados, me arrepiento de todo corazón; de todos ellos pido perdón a Dios, y a vos Padre, la absolución.

 

Oye, después, con respeto y atención los consejos del confesor.

Su voto :
0
Resultado :
4.2
- Votos : 9

Artículos Recomendados

Iglesia Católica en Corea es tema de exposición en el Vaticano

Titulada "Como en el Cielo así en la Tierra: Seúl y los 230 años de la Iglesia Católica en Corea", la muestra estará abierta al público hasta el 17 de noviembre y tendrá entrada gratuita....Más

"La oración nos abre un horizonte de comprensión", dice secretario-general de Episcopado brasileño

La Conferencia Nacional de Obispos del Brasil (CNBB) clama a todos los cristianos y personas de buena voluntad a unirse en oración por el país...Más

2017-09-22 - Evangelio según San Lucas 8,1-3

Aunque en vida se congratulaba, diciendo: "Te alabarán porque lo pasas bien", igual irá a reunirse con sus antepasados, con esos que nunca verán la luz....Más

2017-09-21 - Evangelio según San Mateo 9,9-13

Vayan y aprendan qué significa: Yo quiero misericordia y no sacrificios. Porque yo no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores"....Más

2017-09-20 - Evangelio según San Lucas 7,31-35

Su obra es esplendor y majestad, su justicia permanece para siempre. Él hizo portentos memorables, el Señor es bondadoso y compasivo....Más

Últimos vídeos   ‹‹‹

Copyrigth Heraldos del Evangelio - Todos los derechos Reservados.