Versión 0.8 Beta. Ingresar | Registrese

Ingresar

 
E-mail :
Contraseña :
Aun no se ha registrado?
Click aquí
Inicio » Oraciones » Confesión »
Confesión

Oración para antes de la confesión

Publicado 2009/03/21
Autor : Catecismo de la Iglesia Católica

Mi Señora y mi Madre, dadme la gracia de conocer mis pecados en todo su tamaño, en toda su gravedad.

| Imprimir | Email E-mail | Report! Corregir | Share

Mi Señora y mi Madre, dadme la gracia de conocer mis pecados en todo su tamaño, en toda su gravedad.

 

Mi Señora y mi Madre, dadme la gracia de conocer mis pecados en todo su tamaño, en toda su gravedad, en toda su malicia, y dadme el odio inquebrantable a esos pecados, para que, así odiándolos, pueda vencerlos.

 

Dadme aquella forma perfectísima de arrepentimiento que Vos queréis de mí, aquella compunción de David penitente, aquel lamento suyo sereno y lleno de confianza, aquel dolor suyo tocante.

 

Haced, oh Madre mía, que mis pecados estén siempre delante de mí, y dadme aquel corazón contrito y humillado que Vos no despreciáis.

Su voto :
0
Resultado :
4.1
- Votos : 12

Artículos Recomendados

Acto de Confianza en la bondad de Nuestro Señor

Aunque yo hubiese caído cien veces y fueran mis crímenes cien veces más horribles de lo que son, aún así yo esperaría en Vos....Más

Santa Isabel de Francia Junto al trono, la gloria de la santidad

La santidad llevada en la existencia de la corte y en el claustro, impregnada del perfume del ambiente medieval, es el marco de la vida de esta princesa francesa del siglo XIII....Más

Arzobispo de Baltimore, EEUU, recomienda la oración litúrgica de Completas

La meditación sobre la Presentación del Señor permite el descanso confiado en la esperanza de Cristo....Más

Jacinta y Francisco: intercesores apropiados para obtener de Nuestra Señora el comienzo de su Reino en nuestros corazones

¿Qué virtudes hizo florecer la acción de la celestial Señora de Fátima en esos humildes niños? El Dr. Plinio desvenda algo del Secreto de María, al constatar la victoria del Inmaculado Corazón de María en las almas de los dos videntes de Fátima....Más

El Beato Fra Angélico, el Santo Tomás de la pintura

“¡Mi gloria más grande fue pintar para ti, oh Cristo!” – Así reza uno de los epitafios del Bienaventurado Fray Angélico, cuyo incomparable talento logró estampar las maravillas celestiales en luminosos frescos. ...Más

Últimos vídeos   ‹‹‹

Copyrigth Heraldos del Evangelio - Todos los derechos Reservados.