Versión 0.8 Beta. Ingresar | Registrese

Ingresar

 
E-mail :
Contraseña :
Aun no se ha registrado?
Click aquí
Inicio » Oraciones » Confesión »
Confesión

Oración para antes de la confesión

Publicado 2009/03/21
Autor : Catecismo de la Iglesia Católica

Mi Señora y mi Madre, dadme la gracia de conocer mis pecados en todo su tamaño, en toda su gravedad.

| Imprimir | Email E-mail | Report! Corregir | Share

Mi Señora y mi Madre, dadme la gracia de conocer mis pecados en todo su tamaño, en toda su gravedad.

 

Mi Señora y mi Madre, dadme la gracia de conocer mis pecados en todo su tamaño, en toda su gravedad, en toda su malicia, y dadme el odio inquebrantable a esos pecados, para que, así odiándolos, pueda vencerlos.

 

Dadme aquella forma perfectísima de arrepentimiento que Vos queréis de mí, aquella compunción de David penitente, aquel lamento suyo sereno y lleno de confianza, aquel dolor suyo tocante.

 

Haced, oh Madre mía, que mis pecados estén siempre delante de mí, y dadme aquel corazón contrito y humillado que Vos no despreciáis.

Su voto :
0
Resultado :
4
- Votos : 11

Artículos Recomendados

Presidente de la Conferencia Episcopal de los EE. UU. convoca a unirse al Papa en oración por la paz

En carta dirigida a los obispos, Mons. Joseph Kurtz recuerda el gran poder de la oración, teniendo en vista los más graves conflicto que vive el mundo hoy...Más

"La Palabra de Dios no miente y no desilusiona", dice el Obispo de Erexim, Brasil

Mons. José Gislon habla en su más reciente artículo del deseo del hombre de entrar en contacto con Dios, y de la importancia de estar a la escucha de Dios...Más

2014-07-24 - Evangelio según San Mateo 13,10-17.

Tu misericordia, Señor, llega hasta el cielo, tu fidelidad hasta las nubes. Tu justicia es como las altas montañas, tus juicios, como un océano inmenso....Más

2014-07-23 - Evangelio según San Mateo 13,1-9

Porque tú, Señor, eres mi esperanza y mi seguridad desde mi juventud. En ti me apoyé desde las entrañas de mi madre; desde el seno materno fuiste mi protector....Más

2014-07-22 - Evangelio según San Juan 20,1-2.11-18

María se había quedado afuera, llorando junto al sepulcro. Mientras lloraba, se asomó al sepulcro y vio a dos ángeles vestidos de blanco, sentados uno a la cabecera y otro a los pies del lugar donde había sido puesto el cuerpo de Jesús. ...Más

Últimos vídeos   ‹‹‹

Copyrigth Heraldos del Evangelio - Todos los derechos Reservados.