Versión 0.8 Beta. Ingresar | Registrese

Ingresar

 
E-mail :
Contraseña :
Aun no se ha registrado?
Click aquí
Inicio » Oraciones » Vía Crucis »
Vía Crucis

I Estación - Jesús es condenado a muerte

Publicado 2009/04/23
Autor : Mons. João Scognamiglio Clá Dias

Y entró de nuevo Pilatos en el Pretorio. Llamó a Jesús y le dijo: “¿Eres tú el rey de los judíos”.

| Imprimir | Email E-mail | Report! Corregir | Share

V/ . Nosotros os adoramos, oh Cristo, y os bendecimos.

R/. Que por vuestra Santa Cruz redimisteis al mundo.

Lectura:

Y entró de nuevo Pilatos en el Pretorio. Llamó a Jesús y le dijo: “¿Eres tú el rey de los judíos ”. Jesús respondió: “Dices esto por ti mismo u otros te lo han dicho de mí?” ViaCrucis2.jpgPilatos respondió: ¿“Por ventura soy yo judío? El pueblo tuyo y los príncipes de los sacerdotes te han entregado a mí. ¿Qué has hecho ?” Jesús respondió: “El reino mío no es de este mundo. Si el reino mío fuera de este mundo, los soldados míos lucharían para que no fuera entregado a los judíos. Mas el reino mío no es de aquí.” Díjole entonces Pilatos: “Luego ¿tú eres rey?” Respondió Jesús: “Tú dices que yo soy rey. Yo he nacido para esto y para esto he venido al mundo: para dar testimonio de la verdad. Todo el que es de la verdad, oye mi voz”. (Jo. 18, 33-37).

Pilatos vio que nada adelantaba, sino que por el contrario el tumulto crecía. Hizo que le trajesen agua, lavó sus manos delante del pueblo y dijo: “Soy inocente de la sangre de este hombre. ¡Allá vosotros! Y todo el pueblo respondió: “¡Que su sangre caiga sobre nosotros y sobre nuestros hijos!” Liberó entonces a Barrabás, mandó azotar a Jesús y lo entregó para ser crucificado (Mt. 27, 24-26).

Meditación:

Jesús no niega su condición de Rey, ni siquiera descarta la hipótesis de extender a toda la tierra su imperio. Al afirmar que su reino no es de este mundo, no deja de querer ser el Rey de nuestros corazones. Irá a entregarse en las manos de los verdugos por amor a nosotros; en este momento de su prisión, ¿no debemos ofrecerle nuestros corazones?

Jesús, Rey de mi corazón; esto significa que a Él debo someterle mi voluntad, mi querer. No debo estimar nada ni a nadie por encima de Jesús. Para Él toda mi admiración y fervor.

No quiero ser neutro con relación a ese profundo deseo de Jesús. Esa fue la gran falta cometida por Pilatos: la neutralidad delante de un apelo divino y de una criminal acusación. Si yo no entregare mi corazón a Jesús, ya en la primera estación de este Vía crucis, en el momento de su prisión, yo seré otro Pilatos: “Hizo que le trajesen agua, lavó sus manos delante del pueblo y dijo: “Soy inocente de la sangre de este hombre. ¡Allá vosotros! Y todo el pueblo respondió: “¡Que su sangre caiga sobre nosotros y sobre nuestros hijos!” Liberó entonces a Barrabás, mandó azotar a Jesús y lo entregó para ser crucificado.

Jesús está implorando mi corazón en este paso de la Pasión. Él quiere mi santificación.
(Breve pausa para reflexión)

Oración:

Oh mis adorable Jesús, me conmueve veros preso, condenado a muerte y considerado como inferior a Barrabás. Veo el enorme peso de mis pecados en el odio de los que os rechazan. Aceptad, Señor, mi pobre corazón y asumidlo como Rey y Señor absoluto. Estoy seguro de que si así lo hiciereis, jamás os ofenderé.

Padre Nuestro, Ave María, Gloria.

V/. Sagrado Corazón de Jesús, víctima de los pecadores,

R/. Ten piedad de nosotros.

V/. Que las almas de los fieles difuntos, por la misericordia de Dios descansen en paz.

R/. Amen.

 

Su voto :
0
Resultado :
0
- Votos : 0

Artículos Recomendados

Jesús "es la semilla" que falta al mundo, afirma Obispo de Lamego, Portugal

Mons. Antônio Couto presidió en la mañana de domingo la misa internacional en el Santuario de Fátima, de la cual participaron también las peregrinaciones nacionales de la Sociedad Misionera de la Buena Nueva y de la familia Blasiana...Más

En la sinagoga de Nazaret, todo se decidió por la admiración

La pequeña Nazaret, donde Jesús viviera por más de veinte años con su Madre Santísima y su padre virginal, quedó estupefacta al saber que Él había regresado...Más

2018-06-19 - Evangelio según San Mateo 5,43-48

¡Líbrame de la muerte, Dios, salvador mío, y mi lengua anunciará tu justicia!...Más

2018-06-18 - Evangelio según San Mateo 5,38-42

Señor, escucha mis palabras, atiende a mis gemidos; oye mi clamor, mi Rey y mi Dios, porque te estoy suplicando....Más

2018-06-17 - Evangelio según San Marcos 4,26-34

Sí, nos sentimos plenamente seguros, y por eso, preferimos dejar este cuerpo para estar junto al Señor; en definitiva, sea que vivamos en este cuerpo o fuera de él, nuestro único deseo es agradarlo....Más

Últimos vídeos   ‹‹‹

Copyrigth Heraldos del Evangelio - Todos los derechos Reservados.