Versión 0.8 Beta. Ingresar | Registrese

Ingresar

 
E-mail :
Contraseña :
Aun no se ha registrado?
Click aquí
Inicio » Espiritualidad » Catecismo »
Catecismo

La Celebración del Misterio Cristiano - Los Sacramentos

Publicado 2009/04/24
Autor : Monseñor Salvador Piñeiro García-Calderón

Los Sacramentos son signos sensibles instituidos por Jesucristo, que significan y producen la gracia.

| Imprimir | Email E-mail | Report! Corregir | Share

SEGUNDA PARTE

La Celebración del Misterio Cristiano - LOS SACRAMENTOS

 

133. Jesús nos hace una cordial invitación a participar

“Vengan a Mí todos...... Yo los aliviaré” (Mt. 11,28). ¿Cómo nos aliviará? Con la gracia que nos da por medio de los sacramentos.

134. ¿Cómo llega hasta nosotros y se nos aplica la gracia de la redención?

Sobre todo por medio de los siete sacramentos que instituyó Jesucristo.

135. ¿Qué son los Sacramentos?

Los Sacramentos son signos sensibles instituidos por Jesucristo, que significan y producen la gracia.

136. ¿Cuántos y cuáles son los Sacramentos?

Los Sacramentos son siete:

El primero: Bautismo.
El segundo: Confirmación.
El tercero: Eucaristía.
El cuarto: Penitencia.
El quinto: Unción de los enfermos.
El sexto: Orden Sacerdotal.
El séptimo: Matrimonio.

137. ¿Qué sacramentos pueden recibirse una sola vez?

Pueden recibirse una sola vez el Bautismo, la Confirmación y el Orden Sacerdotal, porque imprimen en el alma una señal imborrable que se llama Carácter sacramental.

138. ¿Cuál es el efecto principal de los sacramentos?

El efecto principal de los sacramentos es la Gracia santificante.

139. ¿Cuántas clases de Gracia hay?

Hay dos clases de Gracia: la Gracia santificante y la Gracia actual.

140. ¿Qué es la Gracia santificante?

La Gracia santificante es un don sobrenatural creado, que nos da una semejanza participada de la naturaleza divina y nos hace hijos de Dios.

141. ¿Qué es la Gracia actual?

La Gracia actual es el auxilio de Dios que ilumina nuestro entendimiento y mueve nuestra voluntad para obrar el bien y evitar el mal.

 

EL SACRAMENTO DEL BAUTISMO
Jn. 3,5; Hch. 16,15; Mt. 28, 19; Mc. 16,16

142 ¿Qué es el Bautismo?

El Bautismo es el sacramento de la fe por el que renacemos a la vida divina, mediante la ablución de agua y la invocación de la Santísima Trinidad.

143. ¿Qué efectos produce el Bautismo?

Los efectos del Bautismo son estos: perdona el pecado original y cualquier otro pecado con las penas debidas por ellos, imprime en el alma el carácter sacramental, que nos hace cristianos y miembros de la Iglesia y nos da la Gracia santificante, que nos hace hijos de Dios. Nos infunde las virtudes teologales y cardinales.

* Las virtudes teologales son tres: Fe, Esperanza y Caridad.
* Las virtudes cardinales son cuatro: Prudencia, Justicia, Fortaleza y Templanza.

144. ¿Es el Bautismo el primero y el más necesario de los sacramentos?

El Bautismo es el primero de los sacramentos, porque antes de estar bautizado no se puede recibir ningún otro sacramento, y es el más necesario, porque es el medio ordinario para la salvación (Cf. Jn 3,5).

145. ¿Por qué desde los tiempos más antiguos se bautiza a los niños?

Desde los tiempos más antiguos, el Bautismo se administra a los niños porque es una gracia y don de Dios que no suponen méritos humanos; los niños son bautizados en la fe de la Iglesia (Cf. Hch. 16, 15).

146. ¿Cuándo debe administrarse el bautismo a los niños?

El bautismo debe administrarse a los niños lo más pronto posible, porque, si no, se privarán los niños de la Gracia inestimable de ser hijos de Dios.

147. ¿A qué nos invita la liturgia en cuanto a los niños muertos sin Bautismo?

En cuanto a los niños muertos sin Bautismo, la liturgia de la Iglesia nos invita a tener confianza en la misericordia divina y a orar por su salvación.

148. ¿Quién es el ministro ordinario del Bautimo?

El ministro ordinario del Bautismo es el Obispo, o el Presbítero o el Diácono.

149. ¿Cómo debe prepararse un adulto para bautizarse?

En el catecumenado. Los no bautizados que tienen uso de razón, deben recibir una formación debidamente prolongada para introducirse en la vida de fe, la liturgia y la caridad del Pueblo de Dios.

150. ¿Quién puede bautizar en caso de necesidad?

En caso de necesidad, toda persona puede bautizar, con tal de que tenga la intención de hacer lo que hace la Iglesia y derrame agua (bendita o no bendita) sobre la cabeza del candidato diciendo al mismo tiempo: “Yo te bautizo en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo” ( Mt. 28,19).

151. ¿Quién puede ser padrino?

El padrino debe ser católico, confirmado, haber recibido la Primera Comunión y llevar una vida congruente con la fe y con la misión que va a asumir.

152. ¿Quiénes deben procurar que se dé un nombre cristiano al que es bautizado?

Los padres, los padrinos y el párroco, deben procurar que se dé un nombre cristiano al que es bautizado, ya que el patrocinio de un Santo ofrece un modelo de caridad y asegura su intercesión.

153. ¿Es necesario el Bautismo para salvarse?

Sí. El Bautismo es necesario para salvarse. Dijo Jesús: “El que creyere y fuere bautizado se salvará” (Mc. 16,16 cfr.Jn.3, 5).

154. Promesas del Bautismo

A cambio de tales regalos, Dios nos pide que le amemos.

- Prometo: Amar a Dios y guardar sus Mandamientos.

- Renuncio: al pecado y a Satanás.

- Confieso: mi fe en Cristo y en su doctrina.

- Me comprometo: a vivir y morir como buen cristiano.

Ofrecimiento del hijo a la Virgen el Día del Bautismo.

Mamá: Virgen Santísima, la mejor de todas las madres, a quien el Eterno Padre confió el cuidado de su propio Hijo.
En este día en que, por el bautismo, nuestro hijo ha sido hecho hijo de Dios y de la Iglesia, queremos también consagrarlo a tu Corazón Inmaculado. Cuida de él como cuidaste de tu Hijo Jesús.

Papá: Y yo, como papá de este nuestro hijo N.... otorgo y confirmo la consagración que mi esposa, como mamá del niño, ha hecho de él a tu Inmaculado Corazón.Que tú, Madre Santísima y San José, cuiden de nuestros hijos y de nuestro hogar como cuidaron del suyo, modelo de todo hogar cristiano.

Papá y Mamá. Amén.

 

EL SACRAMENTO DE LA CONFIRMACIÓN
Lc. 12,12, Jn. 16,7-15 Hch. 1,8, 2, lss 8,15-17 10,38, 19,5-6.

155. ¿Qué es la Confirmación?

La Confirmación es el sacramento que perfecciona la gracia bautismal; nos llena del Espíritu Santo con sus dones, y nos hace perfectos cristianos, soldados y apóstoles de Cristo.
La confirmación confiere crecimiento y profundidad a la Gracia bautismal:
- Nos introduce más profundamente en la filiación divina.
- Nos une más firmemente a Cristo.
- Aumenta en nosotros los dones del Espíritu Santo.
- Nos concede una fuerza especial del Espíritu Santo para difundir y defender la fe mediante la palabra y las obras como verdaderos testigos de Cristo, para confesar valientemente el nombre de Cristo y para no sentir jamás vergüenza de la cruz.
La confirmación es necesaria para la plenitud de la Gracia bautismal.

156. ¿Es necesaria la Confirmación para salvarse?

La Confirmación no es necesaria para salvarse, pero obra mal quien, pudiendo recibirla, la rechaza, porque se priva de gracias que pueden serle necesarias para vivir cristianamente.

157. ¿Quién es el Espíritu Santo?

Es la tercera persona de la Santísima Trinidad, Dios verdadero, lo mismo que el Padre y el Hijo.

158. Signos sensibles del sacramento de la Confirmación

Son cuatro:
1. La unción con el Santo Crisma.
2. Las palabras que dice el Obispo al ungir al confirmando.
3. La imposición de las manos sobre la cabeza.
4. La señal de la Cruz en la frente.

159. ¿Cuántos y cuáles son los Dones del Espíritu Santo?

Son siete. Los pide la Iglesia en la oración sacramental:

1. Don de Sabiduría,
2. Don de Entendimiento,
3. Don de Consejo,
4. Don de Ciencia,
5. Don de Fortaleza,
6. Don de Piedad,
7. Don de Temor de Dios.

160. Los frutos del Espíritu Santo son doce:

Cada Don produce sus frutos, en la forma siguiente:

1° Sabiduría: Caridad Paz
2° Entendimiento: Fe Gozo Alegría
3° y 4° Consejo y Ciencia: Paciencia
5° Fortaleza: Generosidad Longanimidad
6° Piedad: Bondad Benignidad Mansedumbre
7° Temor de Dios: Modestia Continencia Castidad

161. ¿Cómo se debe recibir la Confirmación?

La Confirmación se debe recibir en estado de gracia y conociendo las principales verdades cristianas para alcanzar una unión más íntima con Cristo y una familiaridad más viva con el Espíritu Santo, su acción, sus dones y sus llamadas. Hay que prepararse con una adecuada y conveniente catequesis y una oración más intensa para recibir con docilidad y disponibilidad la fuerza y las gracias del Espíritu Santo.

162. Frutos de la Confirmación

Recibe el Espíritu Santo con sus dones y frutos o gracias.
• Gran valor para ser testigo y cumplidor de los deberes religiosos con el ejemplo y palabra, aunque cueste molestias y sufrimientos.
• Nos da luces y fuerzas para poder defender nuestra religión contra los ataques de los que no la aceptan. Por eso debemos seguir estudiando la religión.

163. ¿Quién es el ministro de la Confirmación?

El ministro ordinario es el Obispo.

164. ¿Cómo se administra la Confirmación?

El rito esencial es la Unción con el Santo Crisma en la frente, con la imposición de manos del ministro y las palabras: “Recibe por esta señal el don del Espíritu Santo”.

 

EL SACRAMENTO DE LA EUCARISTÍA
Lc.22, 7-20; ICo. 11,17-25; Jn.6; 13,1-17.

165. ¿Qué es el Sacramento de la Eucaristía?

El Sacramento de la Eucaristía es el que contiene verdadera, real y sustancialmente el Cuerpo, Sangre, Alma y la Divinidad de nuestro Señor Jesucristo, bajo las apariencias de pan y vino, en todas y en cada una de las partes del pan y el vino consagrados. Jesús promete su permanencia con nosotros.
Jesús, después de enviar a sus Apóstoles por el mundo, les dice: “No tengan miedo; Yo estaré con ustedes hasta el fin del mundo” (Mt. 20,19). Y Cristo cumple su promesa, instituyendo la Eucaristía.

166. ¿Qué poder dio el Señor a los Apóstoles en la Última Cena?

En la Última Cena, el día de Jueves Santo, instituyó la Eucaristía y dio a los apóstoles y a sus sucesores en el Sacerdocio el poder de consagrar, de manera que el pan y el vino se conviertan realmente en el Cuerpo y en la Sangre de Cristo.

167. ¿A qué llamamos institución?

Cristo, después de la última Cena, tomó pan en sus manos, y dijo estas palabras: “Esto es mi cuerpo” : y luego tomó la copa con vino y dijo: “Este es el cáliz de mi Sangre”, convirtiendo el pan y el vino en su Cuerpo y en su Sangre. Acto seguido y para perpetuar el sacramento, instituyó el sacerdocio diciendo a los Apóstoles : “Haced esto en memoria mía” (Lc. 22,17-19).
Esta fue la primera Misa que se celebró en el mundo.

168. ¿Qué es la Santa Misa?

La Santa Misa es el sacrificio sacramental del Cuerpo y Sangre de Jesucristo, que se ofrece a Dios por ministerio del sacerdote en memoria y renovación del Sacrificio de la Cruz.

169. ¿Qué más se dice del Sacramento de la Eucaristía?

Que es al mismo tiempo: Eucaristía — SacrificioEucaristía — ComuniónEucaristía — Presencia permanente

170. ¿Es la Santa Misa el mismo Sacrificio de la Cruz?

Si, la Santa Misa es el mismo Sacrificio de la Cruz, porque en ella se ofrece y se inmola el mismo Jesucristo, aunque de un modo incruento, es decir, sin padecer ni morir.

171. ¿Cuánto vale una Misa?

Ante Dios, la Misa vale tanto como el sacrificio de la Cruz. La Misa vale lo suficiente como para satisfacer a Dios por todos los pecados del mundo y para merecernos a todos el Cielo.

172. ¿Qué hace Cristo en la Misa en nombre nuestro?

1. Adora a Dios nuestro Señor.
2. Agradece a Dios nuestro Padre sus beneficios.
3. Aplaca su justicia por nuestros pecados.
4. Nos alcanza los favores que necesitamos.

173. ¿Por qué quiere la Iglesia que participemos en la Misa, por lo menos, los Domingos y Fiestas de guardar?

a) Porque los Domingos se celebra la Resurrección de Jesús.
b) Porque el Padre quiere reunirnos en su Casa - en su Mesa - con su Hijo Jesús y los hermanos, y allí hacernos partícipes de los frutos de la Misa.

174. ¿Qué partes comprende la celebración de la Santa Misa?

La celebración de la Santa Misa comprende dos grandes partes que forman una unidad básica:

•  La liturgia de la palabra con las lecturas, la homilía y la oración universal;
- La liturgia eucarística, con la presentación del pan y del vino, la Plegaria eucarística.

•  En la Liturgia de la Palabra Dios nos habla por las Lecturas, principalmente por el Evangelio y la Homilía. Nosotros hablamos a Dios con las Oraciones.

•  En la Liturgia de la Eucaristía se distinguen tres partes:
* La OFRENDA del pan y del vino.
* La CONSAGRACION : El sacerdote, en la persona de Cristo, CONSAGRA y se realiza la TRANSUSTANCIACION (convierte), el pan en el Cuerpo y el vino en la Sangre de Cristo. La Consagración es la parte más importante de la Misa.
* El PADRENUESTRO : La oración de los hermanos.

175. ¿Cuáles son los fines de la Santa Misa?

Los fines de la Santa Misa son: adorar a Dios, darle gracias, pedirle favores y pagar por nuestros pecados.

176. ¿Por quiénes se puede ofrecer la Santa Misa?

La Santa Misa se puede ofrecer por todos los fieles vivos y difuntos que han muerto en Cristo y todavía no están plenamente purificados, para que puedan entrar en la luz y paz de Cristo.

177. ¿Qué es la Sagrada Comunión?

La Sagrada Comunión es recibir al mismo Jesucristo bajo las especies sacramentales.

178. ¿Para qué recibimos a Jesús en la Sagrada Comunión?

Recibimos a Jesús en la Sagrada Comunión para que alimente nuestras almas, nos una más a Cristo y a su cuerpo, la Iglesia, nos aumente la gracia, nos aparte del pecado, borre los pecados veniales y preserve de futuros pecados mortales, nos conceda nuevas fuerzas para que podamos vivir como hijos de Dios y nos dé la vida eterna (Cf. Jn. 6,51 SS).

179. ¿Quién puede comulgar?

Puede comulgar el que esté en gracia de Dios, cumpla con el ayuno eucarístico y entienda a quién va a recibir.

180. ¿Quién está en gracia de Dios?

Está en gracia de Dios el que está limpio de pecado mortal.

181. ¿Qué debe hacer para comulgar bien el que está en pecado mortal?

Para comulgar bien, el que está en pecado mortal debe confesarse antes de comulgar, pues no basta hacer un acto de contrición.

182. ¿Qué pecado comete el que comulga en pecado mortal?

El que comulga teniendo conciencia de pecado mortal comete un horrible pecado llamado sacrilegio.

183. ¿Cuándo debemos comulgar?

Estamos obligados a recibir la Sagrada Comunión por lo menos una vez al año a partir del uso de la razón (aprox. 7 años) por Pascua de Resurrección, y además en peligro de muerte. Pero la Iglesia recomienda que sea frecuentemente, a no ser que existan obstáculos.

184. ¿En qué consiste el ayuno eucarístico?

Consiste en abstenerse de tomar cualquier alimento o bebida al menos desde una hora antes de la Sagrada Comunión, a excepción del agua y las medicinas.

185. ¿A quiénes se debe administrar el viático?

El viático, la santa comunión para el paso de este mundo hacia el Padre, se debe administrar a los fieles que, por cualquier motivo, se hallen en peligro de muerte. ( Jn. 13,1)

186. ¿Cuántas veces se puede comulgar al día?

Cada día se puede comulgar hasta dos veces, con tal que la segunda vez sea dentro de la Santa Misa.

187. Terminada la Santa Misa, ¿permanece Jesús en las Hostias Consagradas?

Sí. Jesús está vivo y presente en el Sagrario para que lo visites. En el Sagrario se guardan las Hostias Consagradas después de comulgar los fieles. Ahí está Jesús día y noche “Sacramentado”, quiere decir: de modo misterioso, pero “vivo y real”.

188. ¿Para qué se queda en el Sagrario?

Jesús se queda en el Sagrario:1) Por si alguno pide la Comunión, sobre todo si es para un enfermo.2) Esperando a quienes lo visitan.3) Como el mejor Amigo: “ el Amigo que nunca falla ”.

189. ¿Cuándo irás a visitarlo?

Cualquier hora es buena!: por la mañana, por la tarde. Cuando pasas cerca de la iglesia, si puedes entrar, entra; si no, santíguate y dile: “¡por siempre bendito y alabado - mi Jesús Sacramentado! ” o “¡Sagrado Corazón de Jesús, en Tí confío! ” Pídele que te acompañe a donde vayas. Si estás en el colegio, trabajo, etc., nada cuesta decirle: “Jesús, aunque estoy lejos, no me olvido de Tí; te quiero mucho; hazme bueno como Tú” .
Ejemplo : El profeta Daniel estaba desterrado en Babilonia, a muchos kilómetros del templo de Jerusalén. Desde la ventana de su celda, miraba hacia el templo y desde allí, oraba al Señor tres veces al día, como lo hacía desde pequeño en su tierra (Dn. 6,10-29).
Invita a tus amigos a visitar a Jesús y pídele para todos su bendición. Que Él y su bendita Madre los bendiga en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

 

EL SACRAMENTO DE LA PENITENCIA
Lc. 15,1 8; 2Co.5, 20; Mt.5, 24;Mc. 2, 10; Jn.20, 23

190. ¿Qué es el Sacramento de la Penitencia?

La Penitencia es el Sacramento que perdona los pecados cometidos después del Bautismo y la pena eterna, reconcilia con Dios y con la Iglesia, da paz y serenidad a la conciencia y anticipa el juicio del fin de nuestra vida terrena.

191. ¿Cómo instituyó Cristo la Reconciliación, o “Fiesta del Perdón”?

Cristo instituyó el sacramento de la Reconciliación con estas palabras: “Reciban el Espíritu Santo. A quienes perdonen los pecados, les serán perdonados” (Jn 20,23-24).

192. ¿Quién perdona los pecados?

Quien perdona los pecados es Cristo por medio del Sacerdote.
Jesús, mientras vivía aquí en la tierra, a todos atendía, curaba, perdonaba. Pero Jesús tenía que subir al Cielo. El Padre le llamaba para darle el premio por “su obediencia”. Y encarga a los Apóstoles que perdonen los pecados en su nombre.

193. ¿Qué es pecar?

Pecar es desobedecer a Dios contra alguno de sus mandamientos. Pecar es decirle a Dios: “No quiero” cumplir tus mandatos. Se puede pecar con el pensamiento, palabra, obra, omisión y deseo. El pecado nos aleja de Dios y de los hermanos. Y por la Reconciliación, Jesús quiere hacernos de nuevo amigos suyos.

194. ¿Cuándo tenemos la obligación de confesarnos?

Tenemos la obligación de confesar los pecados graves al menos una vez al año, cuando estemos en peligro de muerte y si queremos comulgar, teniendo conciencia de pecado mortal. Pero es conveniente confesarse con frecuencia aunque no haya pecados graves.

195. ¿Por qué es conveniente confesarse con frecuencia?

Es conveniente confesarse con frecuencia, por los frutos y beneficios que produce, y son:
- La reconciliación con Dios, por la que devuelve la Gracia y perdona los pecados (nos abre las puertas del Cielo).
- La reconciliación con la Iglesia.
- La remisión de la pena eterna contraída por los pecados
mortales (nos cierra las puertas del infierno).
- La remisión, al menos en parte, de las penas temporales, consecuencia del pecado.
- Hacernos amigos de Jesús.
- La paz y la serenidad de la conciencia y el consuelo espiritual.
- Aumentarnos la Gracia y darnos fuerzas para no pecar.

196. ¿Qué es necesario para hacer una buena Confesión?

Para hacer una buena Confesión es necesario:
1º Examen de conciencia.
2º Dolor de los pecados.
3º Propósito de enmienda.
4° Decir los pecados al confesor.
5° Cumplir la penitencia.

197. ¿Qué es el examen de conciencia?

El examen de conciencia es recordar todos los pecados cometidos desde la última confesión bien hecha.

198. ¿Qué es el dolor de los pecados?

El dolor de los pecados es un sentimiento o pena espiritual de haber ofendido a Dios.

199. ¿Qué es el propósito de enmienda?

El propósito de enmienda es una firme promesa de no volver a pecar y de evitar todo lo que pueda llevarnos a caer nuevamente en pecado.

200. ¿Qué pecados debemos confesar?

Debemos confesar todos los pecados graves con su número y circunstancias que aumentan o disminuyen su gravedad. Y conviene decir también los pecados veniales.

201. ¿Cómo peca el que calla por vergüenza algún pecado mortal?

El que calla por vergüenza algún pecado mortal comete un grave pecado, llamado sacrilegio, y no se le perdonan los pecados confesados.

202. ¿Qué es cumplir la penitencia?

Cumplir la penitencia es rezar las oraciones y hacer las buenas obras que nos mande el confesor.

203. ¿Qué es el sigilo sacramental?

Sigilo sacramental es la obligación absoluta del confesor de guardar secreto acerca de lo que ha oído en la confesión.

204. ¿Qué son las indulgencias?

Las indulgencias, son la remisión de las penas temporales que debemos pagar por nuestros pecados ya perdonados. La Iglesia aplica el tesoro de las satisfacciones de Cristo y de los santos e indica las ocasiones en las que podemos alcanzarlas.

 

EL SACRAMENTO DE LA UNCIÓN DE LOS ENFERMOS
Mc.6, 12- 13; Mt.25, 36; Stg.5. 14- 15

205. ¿Qué es la Unción de los enfermos?

La unción de los enfermos, es el sacramento que da una gracia especial al cristiano que está en peligro de muerte por enfermedad o vejez (Cf.Stg. 5, 14-15).

206. ¿Se puede recibir más de una vez la Unción de los enfermos?

La Unción de los enfermos se puede recibir más de una vez si, superado el peligro, el enfermo vuelve a recaer, y también cuando el peligro se hace más grave.

207. ¿Cuáles son los efectos del sacramento de la Unción de los enfermos?

La gracia especial del sacramento de la Unción de los enfermos tiene como efectos:
- la unión del enfermo a la Pasión de Cristo, para su bien y el de toda la Iglesia.
- el consuelo, la paz y el ánimo para soportar cristianamente los sufrimientos de la enfermedad o la vejez;
- el perdón de los pecados, si el enfermo no ha podido obtenerlo por el sacramento de la Penitencia;
- el restablecimiento de la salud corporal, si conviene a la salud espiritual;
- la preparación para el paso a la vida eterna.

208. ¿Qué obligaciones hay respecto a este sacramento?

Respecto a este sacramento los fieles deben animar a los enfermos a llamar al sacerdote para que lo reciban y a prepararse para recibirlo en buenas disposiciones.

209. ¿Quiénes administran este sacramento?

Sólo los sacerdotes (presbíteros y obispos) pueden administrarlo válidamente; y para conferirlo emplean Óleo bendecido por el Obispo, o, en caso necesario, por el mismo presbítero que celebra.

210. ¿Cómo se celebra?

Lo esencial es la Unción en la frente y en las manos del enfermo, acompañada por la fórmula correspondiente que pide la gracia especial de este sacramento.

 

EL SACRAMENTO DEL ORDEN
Mc.3. 14-19; Hb.5; Mc. 10, 45; Lc. 22, 27I Tm. 3, 1-13 Tm. 1,6; Tt. 1,5-9

211. ¿Qué es el Orden Sacerdotal?

El Orden Sacerdotal, es el sacramento por el cual algunos fieles varones son constituidos ministros sagrados por la Imposición de Manos del Obispo y seguida de una Oración consagratoria específica. Comprende tres grados: Obispos, presbíteros, y diáconos.
Los Obispos : Reciben la plenitud del Orden, incorporados al colegio episcopal como sucesores de los apóstoles; son cabeza visible de una Iglesia Particular que les confía el Santo Padre.
Los Presbíteros (sacerdotes): Unidos a los Obispos y dependiendo de ellos son sus cooperadores diligentes en una comunidad o servicio determinado.
Los Diáconos: Son ministros ordenados para las tareas de servicio de la Iglesia, y lo cumplen bajo la autoridad pastoral de su Obispo.

212. ¿Cuáles son las principales funciones sagradas del sacerdote?

Las principales funciones sagradas del sacerdote son: Anunciar la palabra de Dios, celebrar la Santa Misa, perdonar los pecados en nombre de Dios en la Confesión, administrar los demás sacramentos, y guiar al Pueblo de Dios.

213. ¿Es muy grande la dignidad del sacerdote?

La dignidad del sacerdote es muy grande, porque es mediador entre Dios y los hombres en íntima unión con el Sumo Sacerdote Jesucristo.

214. ¿Qué es el celibato?

Es un don de la divina gracia, concedido a algunos por el Padre para que se consagren a sólo Dios con un corazón que se mantiene más fácilmente indiviso. Es la perfecta y perpetua continencia por amor al reino de los cielos. Aceptado de buen grado y laudablemente guardado por los fieles que abrazan el sacramento del Orden para el presbiterado y que manifiestan públicamente su voluntad de guardarlo por amor al Reino de Dios y el servicio de los hombres (Cf. Mt. 19,12)

 

EL SACRAMENTO DEL MATRIMONIO
Gn. 2, 24; Mt. 19,6ss; Ef. 5, 31-32

215. ¿Qué es el Sacramento del Matrimonio?

El sacramento del Matrimonio es el que santifica la unión de un solo varón y una sola mujer hasta la muerte, y les da la gracia para cumplir fielmente sus deberes de esposos y de padres.

216. ¿Cuáles son los fines del Matrimonio?

Los fines del Matrimonio son el bien de los cónyuges y la procreación y educación cristiana de los hijos.

217. ¿Cuáles son las propiedades esenciales del Matrimonio?

• La Unidad: el matrimonio es contraído entre un solo varón y una sola mujer (la poligamia es incompatible).
• La Fidelidad indisoluble, solo por la muerte (El divorcio va contra el plan de Dios).
• Apertura a la fecundidad.

218. ¿Cuál es el elemento más importante de la celebración del matrimonio?

El consentimiento de los contrayentes, es decir, la voluntad de donarse mutua y definitivamente con el fin de vivir una alianza de amor fiel y fecundo.

219. ¿Puede admitirse el divorcio?

No puede admitirse el divorcio, porque el matrimonio es indisoluble por derecho natural y porque Cristo así lo ha mandado (Cf. Mt. 19, 6). Pero se contempla la separación física y el término de la cohabitación cuando la convivencia daña la buena salud familiar por razones diversas: pero los esposos no cesan de ser marido y mujer delante de Dios.

220. ¿Qué pecado comete el cristiano que, viviendo su consorte, se une con otra persona?

El grave pecado de adulterio (Cf. Mt. 19,9).

22I. ¿Cuáles son los deberes de los esposos entre sí?

Los esposos se obligan a amarse, ayudarse y guardarse mutua fidelidad.

222. ¿Qué es la planificación familiar?

La planificación familiar es privilegio y obligación de los esposos de decidir con responsabilidad y amor el número de hijos y cuándo tenerlos, por serios motivos y usando los métodos naturales.

223. ¿Qué es el matrimonio civil?

El matrimonio civil es un contrato entre dos partes, fijada por la ley y que se debe cumplir. Los convivientes y los unidos sólo en matrimonio civil se hallan en estado de continuo pecado de fornicación y no pueden recibir los sacramentos.

224. ¿Los divorciados casados de nuevo civilmente pueden acceder a la comunión eucarística?

Los divorciados casados de nuevo civilmente, no pueden acceder a la comunión eucarística, pues están en situación irregular: pero esto no quiere decir que no permanecen dentro de la Iglesia.

 

Su voto :
0
Resultado :
0
- Votos : 0

Artículos Recomendados

Clarisas de Soria, España, celebran Año Jubilar

El tiempo de gracia fue concedido por el Santo Padre por el 75º aniversario de la exposición permanente de Jesús Sacramentado. Irá hasta el 11 de agosto de 2018 con el lema "Aquí el Amor es amado". ...Más

La fe en el Señor no nos quita las tempestades de la vida, dijo el Papa

En el Ángelus dominical el Pontífice pidió a la Virgen fe para resistir a las tormentas y fuerza para rechazar "la tentación de subirse en los botes fascinantes pero inseguros de las ideologías, de las modas y de los eslóganes"...Más

San José: El Cruzado de Luz

En su más reciente libro, Monseñor João Clá Dias, EP, desvenda una visión inédita del esposo de María Santísima y revela la altísima misión que le cabe en la implantación del Reino de Ella...Más

En la Catequesis del miércoles, el Papa habla del perdón de Jesús

En la catequesis de hoy en el Vaticano, el Papa Francisco recordó que Jesús quiso compartir el dolor humano, para ofrecer su misericordia: "Jesús, ante el dolor humano siente misericordia; el corazón de Jesús es misericordioso"...Más

2017-08-23 - Evangelio según San Mateo 20,1-16a

Señor, el rey se regocija por tu fuerza, ¡y cuánto se alegra por tu victoria! Tú has colmado los deseos de su corazón, no le has negado lo que pedían sus labios....Más

Últimos vídeos   ‹‹‹

Copyrigth Heraldos del Evangelio - Todos los derechos Reservados.