Versión 0.8 Beta. Ingresar | Registrese

Ingresar

 
E-mail :
Contraseña :
Aun no se ha registrado?
Click aquí
Inicio » La Virgen María » Lourdes »
Lourdes

La semana decisiva: brota la fuente milagrosa

Publicado 2009/05/01
Autor : Redacción

Al llegar a la cavidad, bien junto a la Dama, ella recibe una orden: “Ve a beber de la fuente y lávate en ella. Come de la hierba que encuentres allá”.

| Imprimir | Email E-mail | Report! Corregir | Share

Dios utiliza el agua, ese elemento de la naturaleza, totalmente indispensable para la vida humana y a la vez lleno de misterios y simbolismos, para la manifestación de Su poder, de Su grandeza, de Su misericordia. Es lo que sucedió, por ejemplo, en las Bodas de Caná y es lo que Él estableció como materia para el sacramento del Bautismo.

 

 

En el día 25, en la mitad exacta de la quincena, por recomendación de la Virgen María, será descubierta por Bernardita, una fuente de agua. Es una de las más famosas del mundo, si no, la más célebre. Veamos como sucedió:

Centenas de personas se apretujaban en la Gruta, con la intención de obtener los mejores lugares para ver a Bernardita.

Reina el silencio, la oración es continua, no se toleran sombreros en la cabeza de los hombres. La Gruta, ya es considerada un lugar sagrado.

 

 

Bernardita, actúa como de costumbre. Ella, comienza por hacer actos penitenciales, indicados el día anterior por la Dama, siempre de rodillas, besando el piso repetidas veces, con una agilidad increíble, en ese suelo pedregoso y cenagoso, repitiendo siempre: “Penitencia, penitencia, penitencia”.

 

Lourdes6.jpgComo el suelo de la Gruta es húmedo, todo el mundo queda admirado con el hecho curioso que camina de rodillas, arrastrando sus ropas por las piedras y por el lodo, sin que se arruguen y queden sucios.

 

Al llegar a la cavidad, bien junto a la Dama, ella recibe una orden:

 

“Ve a beber de la fuente y lávate en ella. Come de la hierba que encuentres allá”.

Bernardita, mira a su alrededor y no ve ninguna fuente. Con un simple gesto, la Dama le indica, que debe ir hacia el fondo de la Gruta.

 

 

Bernardita, comienza a escarbar con las manos el suelo húmedo. Se va formando un poco de lodo, cada vez menos denso, hasta que se transforma en una agua turbia y llena de barro. Con esfuerzo, ella junta en sus manos un poco de esa especie de lodo.

 

 

Por tres veces, se lleva la palma de la mano hasta la boca, sin conseguir beber, de tan repugnante y sucia que está esa agua. Solamente en el cuarto intento consigue sorber un poco.

A continuación, se echa en el rostro esa agua enlodada. Toma algunas hojas de una planta y come. Retorna, acto seguido delante del nicho, siempre de rodillas y besando la tierra.

 

 

Los presentes quedan sin entender qué es lo que sucedió. ¿Por qué Bernardita se echó ese lodo en el rostro? ¿Por qué comió de esa hierba?

 

Insensible a todo, Bernardita, vuelve al lugar acostumbrado y continúa rezando el rosario, como si nada hubiese sucedido, hasta que la Visión desaparece. Apaga su vela y se retira en la más completa calma, haciendo su solemne y majestuosa señal de la cruz.

 

 

En la Gruta y en la ciudad, todo el mundo comenta las extrañas actitudes de Bernardita.

Los incrédulos creen que ahora sí acabó todo. Los mediocres encogiendo los hombros dicen:

“¿Vieron? Esa cosa no andaba bien. En fin, pobrecita la niña…”

 

 

Los devotos superficiales están desconcertados. Sienten que su débil fe está quebrantada.

Felizmente, están los que tienen verdadera piedad. Aunque extrañados con los hechos sucedidos, están convencidos. Debe existir alguna explicación.

 

 

La explicación es simple: La Santísima Virgen hizo brotar de los dedos de su hija predilecta la fuente de agua, que será instrumento de Dios para convertir las almas y curar los cuerpos.

 

Si elevamos el pensamiento hacia lo más alto, encontraremos en el Evangelio actitudes de Nuestro Señor que escandalizaron a los fariseos. Él, hace un poco de barro, mezclando su saliva con la tierra, para dar vista a un ciego. También, sin los rituales de lavarse las manos, permite que sus discípulos tomen espigas verdes en el día sábado para saciar el hambre.

 

 

Es así, como la Virgen María actúa con Bernardita, haciéndola pasar por una humillación, por un sufrimiento, para que, de ahí se levante a los Cielos un cántico de gloria a Dios.

 

Tomemos para nosotros esta lección: nunca rechacemos los sufrimientos y los dolores que a veces la Providencia Divina permite que nos lleguen, pues será para provecho nuestro y para gloria de Dios.

 

Todas las personas que ese día conversaron con la vidente, pudieron experimentar la sinceridad que transmitía en sus actos y palabras.

 

 

Sobretodo la tristeza suave y profunda de Nuestra Señora, al referirse al pecado y a los pecadores, se refleja en Bernardita. La necesidad de la penitencia y de la oración para la conversión de los pecadores, se hace realidad viva en su persona y no una lección en abstracto leída en un libro.

 

 

Algunas personas, vuelven por la tarde a Massabielle y constatan que comienza a correr por ahí, un poco de agua que antes no existía, todavía sucia, pero que se va clarificando poco a poco. Estas personas repiten el gesto de la Vidente, bebiendo y lavándose en esa fuente que comienza a brotar.

 

 

El agua que al comienzo brota sucia y que va quedando limpia, simboliza bien el camino por el cual nuestra alma debe pasar para purificarse de sus manchas y pecados.

 

 

En ese mismo día, algunas botellas con el agua son llevadas para la ciudad, las primeras de millones y millones, que literalmente recorrerán el mundo entero.

 

 

Algunos, imitan el gesto de besar la tierra “en penitencia por la conversión de los pecadores”. Entretanto, dificultades aún mayores asechan a Bernardita.

 

 

 

 

Su voto :
0
Resultado :
5
- Votos : 1

Artículos Recomendados

"Escuela del Santuario": Santuario de Fátima pone en marcha nuevos itinerarios de formación

La espiritualidad del Mensaje de Fátima será el eje central de esta iniciativa que iniciará los días 27 y 28 de enero, y se dirige al público en general....Más

El nuevo Arzobispo de París: un médico de cuerpos y de almas

Mons. Michel Aupetit, hasta ahora obispo de Nanterre, fue nombrado Arzobispo de París el pasado 7 de diciembre por el Papa Francisco...Más

Erigen en Posadas, Argentina, Santuario de Nuestra Señora de Loreto

La dedicación ocurrió el domingo 10 de diciembre, festividad mariana de la Virgen de Loreto....Más

La ruta mariana que une a España, Francia y Andorra

Este itinerario de fe une a los santuarios del Pilar, Torreciudad, Montserrat, Lourdes y Meritxell....Más

Argentina declara que el 2020 será Año Mariano Nacional

Los obispos argentinos, reunidos en su 114 Asamblea Plenaria, han declarado el año 2020 como Año Mariano Nacional. La intención, promover el culto a la Madre de Dios...Más

Últimos vídeos   ‹‹‹

Copyrigth Heraldos del Evangelio - Todos los derechos Reservados.