Versión 0.8 Beta. Ingresar | Registrese

Ingresar

 
E-mail :
Contraseña :
Aun no se ha registrado?
Click aquí
Inicio » Institucional » Iglesias » San Benedetto - Roma »
San Benedetto - Roma

Donde el pasado y el futuro se encuentran

Publicado 2009/05/14
Autor : Redacción

En el corazón de Trastevere, el barrio más "romano" de la Ciudad Eterna, se encuentra la iglesia de San Benedetto in Piscinula

| Imprimir | Email E-mail | Report! Corregir | Share

En el corazón de Trastevere, el barrio más "romano" de la Ciudad Eterna, se encuentra la iglesia de San Benedetto in Piscinula. Con más de mil años de historia, ella constituye un insigne tesoro artístico medieval de Roma.  

SanBenedetto2.jpg
Fresco de Nuestra Señora de la Misericordia, delante del que rezaba San Benito.
SanBenedetto1.jpg
Del campanario todavía se escucha hoy el sonido solemne de la campana más antigua de Roma.

El origen de la iglesia de San Benedetto in Piscinula se pierde en la noche de los tiempos. Los antiguos documentos apenas la citan, y ningún códice medieval nos refiere a su historia. Se sitúa ella en el lugar donde antes se erigía Domus Aniciorum, la suntuosa vivienda de la importante familia Anicia, a la cual pertenecía San Benito. Es aquí que el venerable abad residió durante su estadía en Roma - cuando vino a la ciudad para estudiar - en torno al año 480.

Su cuarto, pequeñito espacio escogido por el Santo como morada, es conservado hasta hoy. En el silencio de sus paredes Dios le comunicó las primeras gracias que, más tarde, culminarían en la fundación de la obra religiosa y cultural decisiva para el futuro de Europa y del Occidente, la Orden Benedictino.

Junto a su cuarto, se encuentra un fresco de Nuestra Señora de la Misericordia, delante de la cual él rezaba, pidiendo gracias para ser fiel a sus propósitos. Afirma la tradición ser esta la primera imagen de la Madre de Dios, objeto de devoción de San Benito.

Construida alrededor del siglo X, a pesar de que la capilla donde se encuentra el cuarto de San Benito remonta del siglo VIII, la iglesia es pequeñita y discreta, parece una basílica en miniatura. Como bien decía un peregrino italiano, ella es semejante al Niño Jesús, se hizo pequeña para ser más accesible a los hombres.

SanBenedetto5.jpg   SanBenedetto4.jpg
 
Campana de la Iglesia.   San Benito
fresco del siglo XIII.

En los primeros tiempos, la iglesia fue dedicada a la Santa Virgen María, pero posteriormente recibió el título de San Benedetto, dado por los devotos del Santo. Ya el nominativo "in Piscinula" se refiere, según una fuerte corriente de historiadores, a la proximidad de las piscinas de antiguos establecimientos termales.

Una de sus grandes obras artísticas es el pavimento formado de bellos mosaicos de mármol en estilo cosmatesco, (cosmei, en griego, significa ornar). Es un estilo característicamente medieval, traído a la Ciudad Eterna por los benedictinos.  

SanBenedetto6.jpg
Una recogida capilla presidida por N. Sra. de la Misericordia, conduce al cuarto de San Benito.

En San Benedetto se encuentra el único pavimento cosmatesco original del mundo. Mientras que los demás sufrieron alteraciones, este permanece intacto hace casi mil años.

Corona la iglesia un pintoresco campanario románico, el menor de la Urbe. Pero ese pequeño campanario guarda un gran tesoro: es la campana más antigua de Roma, fundida en 1069!

En ese lugar impregnado de sobrenatural y marcado por la Historia, el pasado y el futuro se encuentran de una manera singular, pues en lo que restó de la antigua casa de San Benito viven hoy jóvenes Heraldos del Evangelio, a los cuales la iglesia fue confiada por la Diócesis de Roma.   

Ellos allá están a disposición de peregrinos de todo el mundo que acuden a contemplar las riquezas sobrenaturales y las maravillas artísticas de ese venerable templo. Yendo a Roma, no deje de visitar San Benedetto in Piscinula, casa de los Heraldos del Evangelio en la Ciudad Eterna, y también su casa. 

 

 

 

Su voto :
0
Resultado :
4.5
- Votos : 4

Artículos Recomendados

Últimos vídeos   ‹‹‹

Copyrigth Heraldos del Evangelio - Todos los derechos Reservados.