Versión 0.8 Beta. Ingresar | Registrese

Ingresar

 
E-mail :
Contraseña :
Aun no se ha registrado?
Click aquí
Inicio » Oraciones » A María »
A María

Oración de una esposa y madre a la Santísima Virgen

Publicado 2009/04/12
Autor : Catecismo de la Iglesia Católica

Perfecto modelo de las esposas y madres, llena de respeto y confianza, a tí recurro y con los sentimientos más profundos de veneración, me postro a vuestros pies e imploro vuestro socorro.

| Imprimir | Email E-mail | Report! Corregir | Share

¡Oh María! Virgen Purísima y sin mancha, casta esposa de San José, Madre tiernísima de Jesús, perfecto modelo de las esposas y madres, llena de respeto y confianza, a ti recurro y con los sentimientos más profundos de veneración, me postro a vuestros pies e imploro vuestro socorro. Mira, Purísima María, mis necesidades y las de mi familia, atiende los deseos de mi corazón, pues me entrego al tuyo que es tan tierno y tan bueno. Espero que, por tu intercesión, alcanzaré de Jesucristo la gracia de cumplir como debo las obligaciones de esposa y de madre. Alcánzame el santo temor de Dios, el amor al trabajo y a las buenas obras, a las cosas santas y a la oración, la dulzura, la paciencia, la sabiduría; y todas las virtudes que San Pablo recomienda a las mujeres cristianas y que hacen la felicidad y ornamento de las familias.

Enséñame a honrar a mi marido, como tu honrasteis a San José, y como la Iglesia honra a Jesucristo; que él vea en mi la esposa según su corazón; que la santa unión que contrajimos sobre la tierra, subsista eternamente en el cielo. Protege a mi marido, dirígelo en el camino del bien y de la justicia, pues quiero tanto como la mía, su felicidad.

Encomiendo también a tu materno corazón a mis pobres hijos. Sé su Madre, inclina su corazón a la piedad, no permitas que se aparten del camino de la virtud, dales felicidad, y haz con que después de nuestra muerte se acuerden de sus padres y rueguen a Dios por ellos, honrando su memoria y sus virtudes. Tierna Madre, hazlos piadosos, caritativos y siempre buenos cristianos para que sus vidas estén llenas de buenas acciones y sean coronadas con una santa muerte.

¡Oh María!, haz que un día nos encontremos reunidos en el cielo, y desde allí podamos contemplar tu gloria, celebrar tus beneficios, gozar de tu amor y alabar eternamente a tu amado Hijo, Jesucristo, Señor nuestro. Amén.

 

Su voto :
0
Resultado :
3.7
- Votos : 6

Artículos Recomendados

Heraldos del Evangelio inauguran una ermita en El Salvador

A la inauguración de la ermita asistió el Nuncio apostólico en el país...Más

De sorpresa, el Papa visitó hospital de personas necesitadas

La visita fue de repente e inesperada: el Papa Francisco fue hasta el pequeño hospital de campaña montado en la Plaza Pío XII, junto al Vaticano...Más

La eutanasia siempre es ilícita, afirmó el Papa Francisco

Es un pecado contra Dios y un comportamiento que se asemeja al de las mafias...Más

Papa Francisco en Audiencia a la Unión Apostólica del Clero: servir a la Iglesia particular con dedicación

Setenta participantes de la Asamblea de la Confederación Internacional de la Unión Apostólica del Clero fueron recibidos en Audiencia por el Papa Francisco, ayer, en la Sala del Consistorio, en el Vaticano...Más

Cardenal Cañizares exhorta a orar por el don de la lluvia

El llamado del Arzobispo de Valencia es en repuesta a la fuerte sequía que en los últimos meses ha afectado diversas zonas de España, entre ella la Comunidad de Valencia. ...Más

Últimos vídeos   ‹‹‹

Copyrigth Heraldos del Evangelio - Todos los derechos Reservados.