Papa recordó que la oración debe tener también sentido comunitario

Publicado 2019/02/13
Autor: Gaudium Press

En la catequesis de la Audiencia General de hoy, realizada en el aula Pablo VI, el Papa Francisco mostró que en la oración "no hay espacio para el individualismo", como queda patente en el Padrenuestro.

Ciudad del Vaticano (Miércoles, 13-02-2019, Gaudium Press) En la catequesis de la Audiencia General de hoy, realizada en el aula Pablo VI, el Papa Francisco mostró que en la oración "no hay espacio para el individualismo", como queda patente en la oración del Padrenuestro.

"Seguimos con la catequesis sobre el Padrenuestro para aprender a rezar cada vez mejor. La verdadera oración es la que se realiza en el secreto del corazón; es un diálogo silencioso, como un cruce de miradas entre dos personas que se aman: Dios y el hombre", introdujo el Papa.

2.jpg

Pero, por ejemplo, el Padrenuestro -oración por excelencia- falta la palabra "yo", mientras que se repiten las palabras "tú" y las relacionadas con "nosotros".

"Jesús nos enseña a rezar con el ‘tú', y no con el ‘yo'; porque la oración cristiana es confidencial pero también es diálogo. En la oración del Padrenuestro decimos: ‘Sea santificado tu nombre, venga tu reino, hágase tu voluntad'. Y en la segunda parte pasa al ‘nosotros': ‘danos el pan de cada día, perdona nuestras deudas, no nos dejes caer en la tentación, líbranos del mal'. La oración cristiana no es individualista, sino que es un diálogo con Dios, desde y con la comunidad de hermanos y hermanas".

Ya en el resumen de su catequesis en lengua castellana, explicó el Pontífice que "el cristiano cuando reza lleva consigo a las personas y las situaciones que vive, y hace propios los sentimientos de Jesús, que siente compasión de cuantos encuentra en su camino. También nosotros cuando rezamos tenemos presentes a aquellas personas que no buscan a Dios, porque Jesús no ha venido a salvar solo a los justos, sino a todos".

Cuando por el contrario, miramos al corazón propio y "vemos que no se siente pena por las lágrimas de los pobres", es porque "se está acostumbrado a todo". Si eso ocurre, Francisco indicó que "es bueno implorar al Señor que nos toque con su Espíritu y ablande nuestro corazón".

El Papa invitó a los peregrinos de lengua española a seguir el ejemplo del Señor, recordando a quienes tenemos al lado y amamos, así como aquellos que no queremos tanto. "Necesitamos aprender de Dios que es bueno con todos".

Con información de Vatican News