Cerca de 2 mil niños celebrarán en Ciudad de México el Domingo Mundial de la Infancia y Adolescencia Misionera

Publicado 2019/02/15
Autor: Gaudium Press

Será el 17 de febrero en el festival anual que congrega a cientos de niños y jóvenes que participan en diversas realidades misioneras.

Ciudad de México (Viernes, 15-02-2019, Gaudium Press) La Arquidiócesis de México vivirá este domingo 17 de febrero una celebración muy especial con niños y jóvenes misioneros. Se trata del festival anual con ocasión del Domingo Mundial de la Infancia y la Adolescencia Misionera (DOMIF), que congregará a cerca de 2 mil asistentes, según han informado en Desde la Fe, medio de comunicación de la Arquidiócesis de México.

Algunos jóvenes que han participado en diferentes iniciativas misioneras y en el festival, han contado al medio informativo diocesano su experiencia en preparación al gran evento que tendrá lugar en la capital mexicana.

Uno de ellos es Misael, de 14 años de edad, quien estuvo presente en el festival del DOMIF del año pasado, y allí sintió el llamado a la vida sacerdotal y misionera. "Tomé la decisión de ser seminarista (...) Di mis datos, pero pasaban los meses y no me hablaban (...) Por fin me llamaron del Seminario de los Misioneros de Guadalupe. Ahora sueño con llevar a Cristo a lugares recónditos, a Asia o África si es necesario".

OMPE México DOMINF.jpg
El Domingo de la Infancia y Adolescencia Misionera es una iniciativa animada por las Obras Misionales Pontificio Episcopales de México (OMPE)

Por su parte, Rocío, joven misionera de 22 años, dice que gracias a esta vocación ha podido llegar a diferentes personas, pero, sobre todo, a su familia: "Mi papá era alcohólico y drogadicto; mis hermanos rebeldes. Cuando comencé a irme de misión empezó un cambio: cada vez que me iba, mi papá rezaba por mí y dejaba de tomar, y poco a poco todos se fueron acercando a la Iglesia. ¡Hoy mi familia es otra!".

El Domingo de la Infancia y Adolescencia Misionera es una iniciativa animada por las Obras Misionales Pontificio Episcopales de México (OMPE) con el objeto de motivar la oración, ofrecer sacrificios y brindar ayuda económica para la labor misionera en el mundo, respondiendo así al propósito con que fue instituida la Obra Misionera de "infundir en los católicos, desde la infancia, el sentido verdaderamente universal y misionero, y de recoger eficazmente los subsidios para bien de todas las misiones, según las necesidades de cada una", tal como indicó San Juan Pablo II en la Carta Encíclica ‘Redemtoris Missio' sobre la permanente validez del mandato misionero.

La Infancia y Adolescencia Misionera

La Infancia y Adolescencia Misionera (IAM), es una obra que nació en Francia siendo fundada en 1843 por Mons. Carlos Augusto Forbin-Janson, entonces Obispo de Nancy, quien al ver la precariedad de los niños en China, decidió crear una institución misionera en su beneficio con lineamientos similares a los de la Ora de la Propagación de la Fe.

De esta manera la IAM tiene como propósito ayudar a los formadores y educadores a despertar, de manera progresiva, la consciencia misionera en niños y adolescentes, animándoles a vivir y compartir la fe, para que "los niños ayuden a los niños" donde la Iglesia es más necesitada.

Así, entre las actividades que se promueven para la Infancia y la Adolescencia Misionera está el DOMINF, ocasión en que se incrementa la oración por los misioneros y las misiones, y se realiza una colecta. Ésta se celebra cada año en México el tercer domingo de febrero.

Con información de Desde la Fe y OMPE.