Juan Pablo II, líder por sus obras

Publicado 2009/11/04
Autor: Gaudium Press

A pocos meses de celebrarse el quinto aniversario de la muerte del Papa Juan Pablo II, se recuerdan sus obras y por supuesto los avances en su proceso de beatificación

Bogotá (Miércoles, 04-11-09, Gaudium Press) Indiscutiblemente la Iglesia católica ha marcado significativamente el trascurso de la historia mundial, no solo en el ámbito religioso, sino también en lo político, lo social, lo económico y lo cultural. En este sentido, la labor de los de sacerdotes, obispos, cardenales y en especial del Santo Padre, son de vital importancia.

Actualmente, los fieles católicos alrededor del mundo, recuerdan con gran aprecio y cariño a un hombre sencillo, honesto, preocupado por el respeto a la libertad, la democracia y el bienestar de la juventud, entre muchas otras cosas, quien durante casi 27 años fue un digno representante de las enseñanzas del Padre.

En este sentido, y muestra del gran legado de su labor, Juan Pablo II es considerado un líder mundial. Entre sus intervenciones más evocadas se encuentra su aporte a la distención del conflicto comunista y capitalista, especialmente a la caída del muro de Berlín. "Prestó su apoyo y dio su legitimación religiosa al sindicato católico Solidaridad, dirigido por Lech Walesa, que terminó con el régimen comunista en Polonia, bajo dos estandartes: el de la Virgen de Czestochowa y el de Karol Wojtyla. En esa lucha, pacífica e incruenta, lo que movía al Papa era el establecimiento de la democracia en su país, la defensa de los derechos humanos y de las libertades y el reconocimiento de la libertad religiosa", explica Juan José Tamayo, en su texto "Juan Pablo II en la Esfera Internacional".

Juan Pablo II, el viajero del mundo, traspasó las fronteras físicas de éste para reunirse con los representantes de las naciones, llevando siempre un mensaje claro de paz, amor y comprensión entre los Estados.

Por otro lado, durante su pontificado el papa Juan Pablo II, mostró un gran cariño hacia los jóvenes, por lo que en 1985 dio inicio a las Jornadas Mundiales de la Juventud, con el propósito de que la nueva evangelización los involucrase. "La Iglesia tiene mucho para transmitir a los jóvenes, así como los jóvenes tienen mucho para transmitir a la Iglesia. Este diálogo debe ser franco, claro y valiente. El mismo incentivará al encuentro y al intercambio entre las generaciones y será para la Iglesia y la sociedad una fuente de riqueza y juventud", afirmó el Pontífice.

Haciendo parte de las acciones más notables, Juan Pablo II, realizó numerosas beatificaciones y canonizaciones como muestra de la cercanía del ser humano a la santidad. Y en concordancia con este postulado, pocos días después de su muerte, el Santo Padre Benedicto XVI, exoneró el tiempo de cinco años de espera para iniciar la causa de beatificación y canonización del Juan Pablo II.

Hoy, a seis meses de cumplirse el quinto aniversario de su muerte, el mundo entero está a la espera del anuncio de su beatificación. Sin embargo -y a pesar del reportaje publicado en el periódico italiano La República, en el cual se anunció que la beatificación del Papa Juan Pablo II ya es un hecho consumado, dando como fecha del acto abril de 2010- el portavoz del Vaticano, padre Federico Lombardi, desmiente dicha información: "Aún no se han completado todas las etapas, falta incluso el decreto que certifica el milagro".

Es muy probable que no pasen muchos años antes de que sea declarado santo el papa Juan Pablo II. Mientras tanto los católicos alrededor del mundo seguirán orando y dando muestra de sus milagros y obras durante su vida y aún después de su muerte.

Por Nathalí J. Rátiva M.