En el Día de la Vida Consagrada, una religiosa española cumple 100 años y 75 de vida comunitaria

Publicado 2014/02/03
Autor: Gaudium Press

La valenciana Hermana Mercedes, de las Siervas de María, fue acompañada en su aniversario por 97 de sus familiares

Valencia (Lunes, 03-02-2014, Gaudium Press) La Hermana Mercedes Pérez Almenar, de las Siervas de María -y que ayer que la Iglesia celebró la Jornada de la Vida Consagrada, cumplió 100 años de vida y 75 de religiosa- cuando hace una retrospectiva de su ya larga vida no puede ser más feliz, "muy feliz aunque ya esté vieja, y muy satisfecha de mi vida que no cambiaría".

1.jpgEsta valenciana presenció ayer otro ‘milagro' según cuenta, y fue el ver a 97 miembros de su familia acompañarla en su aniversario. "No quiero regalos, sólo quiero que me quieran y que me aguanten. Pero el haber podido reunir a tanta familia ya es un regalo", resaltó la religiosa.

Su vida estuvo dedicada al cumplimiento del carisma de su comunidad, atender dolientes en el nombre del Señor. Ha pasado su tiempo "velando enfermos durante la noche" y cuidándoles "hasta que no he podido más, algo que me ha hecho muy feliz". Ella precisó que no es sólo acompañarlos: "No sólo consiste en cuidarles, lavarles, darles la medicación y moverles, también hay que ayudarles a bien morir, consolarles y procurarles un sacerdote cuando sea necesario".

La anciana religioso dice que de niña era "mala", que peleaba mucho con sus hermanos. Pero un día en plena guerra civil española, llegaron a la tienda de ropas de su familia en Valencia dos mujeres que se ofrecieron a trabajar en casa. Eran ellas siervas de María.

"Gracias a ellas, a su ejemplo en el día a día, fui sintiendo la llamada del Señor", relata en entrevista al diario ABC. "No sé qué me llamó la atención de estas mujeres, pero un día dije que me iba con ellas". Eso ocurrió cuando tenía 25 años.

Hoy, la Hermana Mercedes sigue participando de los actos en común de su congregación, se levanta temprano, reza, asiste a misa, come con todos. En el ínterin arregla su cuarto, pasea un tanto, lee mucho...