Papa bendijo Imagen de Fátima para católicos chinos

Publicado 2017/03/16
Autor: Gaudium Press

Cuando recorría la Plaza de San Pedro en su papamóvil, el Papa paró para saludar a un pequeño grupo de fieles entusiasmados que, portando banderas chinas, buscaban besar las manos del Pontífice

Ciudad del Vaticano (Jueves, 16-03-2017, Gadium Press) El Papa Francisco bendijo ayer una imagen de Nuestra Señora de Fátima que fue llevada al Vaticano por católicos de China, antes del inicio de la audiencia general.

1.jpg

Cuando recorría la Plaza de San Pedro en su papamóvil, el Papa paró para saludar a un pequeño grupo de fieles entusiasmados que, portando banderas chinas, buscaban besar las manos del Pontífice.

Del medio del grupo venido de China, se destacó un fiel que traía consigo una imagen de Nuestra Señora de Fátima. El peregrino chino se aproximó al Papa haciendo señales para que él lo bendijese. Y consiguió su intento... volviendo después para el medio de su grupo con el trofeo que él lleva para sus hermanos.

Nuestra Señora de Fátima en China

Se recuerda que en el último mes de enero el Papa Francisco había bendecido seis imágenes de Nuestra Señora de Fátima, en el Vaticano.

Esas imágenes eran destinadas a recorrer el mundo en este año en que se conmemora el Centenario de las Apariciones de la Virgen María en la Cova de la Iria. Una de ellas tenía como primer destino la ciudad china de Hong Kong.

Católicos, pero, "clandestinos"...

Vale la pena recordar las dificultades en las cuales viven los católicos en China, donde, al mismo tiempo, una esperanza de crecimiento del número de fieles se evidencia a cada instante.

Como es sabido, el régimen comunista de Pekín creó en 1957 una Iglesia "oficial", la APC - Asociación Patriótica Católica, con la disculpa de evitar interferencias extranjeras, en especial de la Santa Sede, pero, sobre todo para asegurar que los católicos vivan como desea el Estado y sus metas políticas e ideológicas. Y esto incluye hasta el control y el nombramiento de obispos. Esta "iglesia" no tiene el reconocimiento de la Santa Sede.

Los verdaderos católicos, unidos a la Santa Sede, no reconocen la APC. Por eso los católicos en comunión con el Papa son considerados como pertenecientes a una Iglesia "clandestina", subterránea. (JSG)