Obispo pide que la protección de la familia sea una prioridad en Inglaterra

Publicado 2018/02/12
Autor: Gaudium Press

La salida del país de la Unión Europea es "un pequeño problema" comparado con la erosión de la familia.

Shrewsbury (Lunes, 12-02-2018, Gaudium Press) Mons. Mark Davies, Obispo de Shrewsbury, Inglaterra, dedicó una de sus homilías del pasado fin de semana a exigir un cambio de prioridades de la sociedad inglesa, cuya opinión pública está centrada en las condiciones del retiro del país de la Unión Europea y ha perdido de vista un tema de mucha mayor gravedad: la protección de la familia, ante el cual las complejidades del "brexit" son "un pequeño problema".

MONS MARK DAVIES GAUDIUM PRESS.jpg
Mons. Mark Davies, Obispo de Shrewsbury, Inglaterra. Foto: Diócesis de Shrewsbury.
"Actualmente hay mucha preocupación en torno al Brexit; sin embargo, incluso esto parece ser un pequeño problema cuando se compara con la crisis humana y social que ahora asalta la institución del matrimonio y choca con el futuro de la familia", denunció el prelado, según informó The Catholic Herald. "Este es un problema que seguramente debería elevarse a la cima de nuestras preocupaciones públicas". Entre las señales de alerta que deberían motivar una respuesta general se encuentran las bajas tasas de matrimonios y los altos niveles de divorcio, que ponen en riesgo "el bienestar de la sociedad y la salud de la familia".

El prelado advirtió que "las generaciones venideras seguramente se sorprenderán de que fallamos como sociedad, y a veces incluso como cristianos, para proponer activamente y defender el matrimonio tal como vino de las manos del Creador". Mons. Davies señaló que las estadísticas nacionales revelan "tendencias perturbadoras" como el divorcio de más de la mitad de los matrimonios y el hecho de que apenas la mitad de los jóvenes que hoy tienen 20 años contraerá matrimonio algún día, "un número que cae a menos del 24 por ciento entre aquellos con ingresos más bajos".

El Obispo alertó sobre el anuncio de propuestas de reforma a las normas de registro matrimonial en vigor desde 1837, una oportunidad para cambios que alteren la definición legal del matrimonio. "Si el actual Gobierno busca la mayor sacudida de las leyes de registro de matrimonio durante 200 años, seguramente debería buscar fortalecer el matrimonio, no socavarlo aún más", exhortó.

El prelado destacó la defensa del matrimonio hecha por la Iglesia durante 20 siglos como "camino a la santidad, para el perfeccionamiento del amor humano y como la base de la familia", siguiendo las palabras de Cristo mismo. Por este motivo, recordó, la Iglesia da testimonio y "no posee autoridad para cambiar o comprometer las promesas en las que descansa el matrimonio".

Con información de The Catholic Herald.