En la Audiencia General, Papa habla del Santo nombre de Dios

Publicado 2018/08/22
Autor: Gaudium Press

El Papa Francisco profundizó acerca del segundo mandamiento de la ley de Dios: "No pronunciarás en vano el nombre del Señor, tu Dios" (Ex 20,7)

Ciudad del Vaticano (Miércoles, 22-08-2018, Gaudium Press) Hoy, en la audiencia general realizada en el aula vaticana Pablo VI, y en el día en que la Iglesia conmemora la Coronación de la Virgen María, el Papa Francisco profundizó acerca del segundo mandamiento de la ley de Dios: "No pronunciarás en vano el nombre del Señor, tu Dios" (Ex 20,7).

1.png

Es ese mandamiento, ciertamente, una "invitación a no ofender el nombre de Dios y a evitar usarlo inapropiadamente".

La expresión literal de ese mandamiento tanto en griego como en hebreo es "No tomarás sobre tí, no te harás cargo", que de acuerdo al Papa ayuda a profundizar en el significado del mismo. "Sin carga, en vano" se refiere a un sobre vacío, a una forma sin contenido, y es esa la característica de la hipocresía, del formalismo y la mentira, los que son contrarios al deseo divino.

Por el contrario, en la Escritura el nombre señala la verdad íntima de las cosas y las personas. A veces el nombre indica la misión de cada uno, como por ejemplo en el caso de Simón Pedro que cambió el nombre cuando le fue revelada su más augusta misión. "Conocer verdaderamente el nombre de Dios conduce a la transformación de la propia vida - afirmó Francisco - desde el momento en que Moisés conoce el nombre de Dios, su historia cambia".

El nombre de Dios trasciende en importancia. En los ritos hebreos, éste es solo proclamado solemnemente el Día del Gran Perdón. El pueblo es perdonado cuando a través de su nombre penetra en su vida íntima, que es misericordia. Pronunciar el hombre de Dios es asumir su realidad y entrar en íntima relación con Él.

El Papa invitó a invocar el nombre de Dios con toda su realidad. "Si se multiplican los cristianos que toman sobre sí el nombre de Dios sin falsedad - practicando así la primera pregunta del Padre Nuestro, afirma el Papa, que tu nombre sea santificado - el anuncio de la Iglesia es más escuchado y más creíble".

Dios también tomó nuestro nombre

El Papa explicó como nuestro nombre también está en la mente divina. "Porque el nombre de cada uno de nosotros está sobre los hombros de Cristo. Vale la pena tomar sobre nosotros el nombre de Dios porque Él tomó nuestro nombre hasta el final (...) . Cualquiera puede invocar el santo nombre del Señor, que es Amor fiel y misericordioso, en cualquier situación que se encuentre. Dios nunca dirá 'no' a un corazón que lo invoca sinceramente".

Pidió al final el Papa a la Virgen que "nos ayude a invocar el nombre de Dios en todo momento, sabiendo que Dios nunca dejará de escuchar a quien acude a él con fe y esperanza".

Con información de Vatican News