Versión 0.8 Beta. Ingresar | Registrese

Ingresar

 
E-mail :
Contraseña :
Aun no se ha registrado?
Click aquí
Inicio » Plinio Correa de Oliveira » Artículos »
Artículos

Armonía en el arte, armonía en la vida

Publicado 2019/02/19
Autor : Plinio Corrêa de Oliveira

Al considerar el arte griego, el Dr. Plinio discierne la profunda tendencia de este pueblo hacia la armonía.

| Imprimir | Email E-mail | Report! Corregir | Share

Dotados de un buen gusto extraordinario, los griegos tenían el talento de hacer cosas lindísimas, hasta inmortales, sin gastar mucho dinero. ¿Qué cuesta, por ejemplo, levantar una columna? No es mucha cosa.

Columnas que se volvieron inmortales

Fachada principal de la Academia de Atenas, Grecia
Fachada principal de la Academia de Atenas, Grecia.
Con muy buen golpe de vista, ellos entendían lo que precisa tener una columna para ser maravillosa. Qué relación debe haber entre la base y el extremo, por ejemplo. Ella se debe ir estrechando lentamente, de manera que encima su diámetro sea menor que el de la base, y el observador tenga la impresión de que la columna es más alta, porque quedó más fina y está lejos de su vista. Es fea la columna que es gruesa abajo y que se va volviendo, de repente, más delgada. Es preciso que ella vaya adelgazando de tal manera que la persona, a primera vista, no perciba que se volvió más delgada.

Columna lisa, sin gracia, es un tubo que no vale nada. Se debe hacer la columna con adornos, con entrantes y salientes. ¿Qué profundidad deben tener los entrantes, qué anchura los bordes de los salientes para que sean bonitos? ¿Cuál debe ser el tamaño del gajo de la columna en comparación con la altura y la anchura? ¿Cómo precisa ser la base para dar la impresión de que la columna es fuerte? ¿Cómo debe ser el capitel para causar la impresión de que ella es graciosa?

¿Por qué razón la columna precisa proporcionar la impresión de fuerte en la base y graciosa en lo alto? ¿No sería bonito una columna graciosa en la base y pesada en lo alto? No puede ser así, la sugestión es desagradable. ¡Una cosa graciosa que soporta un peso muy grande es una pesadilla! ¿Qué proporción de fuerza y de levedad debe tener una cosa para agradar al hombre? Hay columnas que se vuelven inmortales. A veces, con el pasar de los siglos, el templo entero se cae, y una columna que queda es un monumento histórico, guardado hoy en día con todo cuidado, estudiado en los álbumes de arquitectura del mundo entero. ¿Qué indican esas columnas? La tendencia profunda de ese pueblo hacia la armonía, la capacidad de establecer las relaciones entre los diversos elementos de un todo de manera que quede agradable de ver. Ésta es la armonía dentro de la obra de arte.

Ruinas del Partenón, Atenas, Grecia
Ruinas del Partenón, Atenas, Grecia.
Inclusive las plazas de las pequeñas aldeas eran de una belleza, de una armonía célebre hasta el fin del mundo. Los griegos vivían rodeados, inundados por la armonía, pero una armonía inteligente que exigía trabajo para percibir, y era hija del deseo de perfección.

Vivacidad y distinción en ánforas de barro

Las ánforas de barro fabricadas por los griegos son admiradas hasta hoy en todos los museos bien equipados de Europa, porque se conservaron muchas. Ánforas de un color de tierra rojizo con una faja negra encima, en la punta más ancha del ánfora. Ellos no pintaban la parte que no tenía figura, de manera que ésta quedaba con el color rojo del barro.

Eran las cosas más comunes. Por ejemplo, un hombre llevando un becerro con una cuerda para venderlo en el mercado. ¡Se nota la elegancia del hombre, el becerro anda con clase y la propia cuerda tiene una línea extraordinaria! El individuo que lleva el becerro tiene un estilo natural al de un hombre de campo, no es un noble. Pero es enteramente distinguido.

En la puerta de la casa está la mujer esperando. Es una figura de tragedia griega: una Penélope cualquiera, con aquellas faldas sucesivas y aquel aire, al mismo tiempo simple, natural y distinguidísimo. De manera que se tiene la impresión de un teatro vivo. Sin embargo, ¡es apenas una tinaja comprada en la feria!

La armonía en el arte era la meta de ellos para tener armonía en la vida.

(Extraído de conferencia de 11/1/1986)

 

Su voto :
0
Resultado :
0
- Votos : 0

Artículos Recomendados

Últimos vídeos   ‹‹‹

Copyrigth Heraldos del Evangelio - Todos los derechos Reservados.