Versión 0.8 Beta. Ingresar | Registrese

Ingresar

 
E-mail :
Contraseña :
Aun no se ha registrado?
Click aquí
Inicio » Noticias » Europa »
Ángelus/ Regina Coeli

Ángelus: recuerdo especial del Papa en Brescia

Publicado 2009/11/08
Autor : Radio Vaticano

Oh Virgen María, Madre de la Iglesia, a Ti encomendamos a esta Iglesia de Brescia y a la entera población de esta región.

| Imprimir | Email E-mail | Report! Corregir | Share

Domingo, 8 nov (RV).- Oh Virgen María, Madre de la Iglesia, a Ti encomendamos a esta Iglesia de Brescia y a la entera población de esta región. Recuerda a todos tus hijos; lleva a Dios sus oraciones; conserva firme su fe; fortalece su esperanza; aumenta su caridad. Oh clemente, oh piadosa, oh Dulce Virgen María (cfr ibid., nn. 317.320.325).

Con estas palabras el Santo Padre ha concluido su breve alocución previa al rezo del Ángelus tras haber subrayado la profunda devoción que el Siervo de Dios Juan Bautista Montini tenía por la Virgen María. "Él celebró su primera Misa en el Santuario de Santa María de las Gracias, corazón mariano de la ciudad, no muy lejano de esta plaza, ha recordado Benedicto XVI. De ese modo, puso su sacerdocio bajo la materna protección de la Madre de Jesús, y este lazo lo acompañó toda la vida".

Es memorable el discurso de cierre del tercer período del Concilio Vaticano II, el 21 de noviembre de 1964. En aquella sesión fue promulgada la Constitución sobre la Iglesia Lumen gentium, que - en palabras de Pablo VI - "tiene como vértice y corona un entero capítulo dedicado a la Virgen". El Papa hizo notar que se trataba de la más amplia síntesis de doctrina mariana, nunca antes elaborada por algún Concilio Ecuménico, con el fin de "manifestar el rostro de la santa Iglesia, a la que María está íntimamente unida" (Enchiridion Vaticanum, Bolonia 1979, p. [185], nn. 300-302).

En aquel contexto, ha subrayado el Benedicto XVI, el Papa Montini proclamó a María Santísima "Madre de la Iglesia" (cfr ibid., n. 306), subrayando, con viva sensibilidad ecuménica, que "la devoción a María... es un medio esencialmente ordenado a orientar las almas a Cristo y así unirlas al Padre en el amor del Espíritu Santo" (ibid., n. 315), subrayando, con viva sensibilidad ecuménica, que "la devoción a María... es un medio esencialmente ordenado a orientar las almas a Cristo y así unirlas al Padre en el amor del Espíritu Santo" (ibid., n. 315).

Benedicto XVI ha dado las gracias a todos los fieles que han participado en la celebración eucarística así como a todas las personas que han preparado la visita pastoral y ha saludado a los que han seguido el Ángelus desde la Plaza de san Pedro, de manera especial a los numerosos voluntarios de la Unión Nacional Pro Loco de Italia.

ÁNGELUS - TEXTO COMPLETO

Al finalizar esta solemne celebración, agradezco cordialmente a quienes han realizado la animación litúrgica y a quienes de diversos modos han colaborado en la preparación y realización de mi visita pastoral aquí en Brescia. ¡Gracias a todos! Saludo también a quienes nos siguen mediante la radio y la televisión, así como a quienes están en la Plaza de San Pedro, de manera especial a los numerosos voluntarios de la Unión Nacional Pro Loco de Italia. En esta hora del Ángelus deseo recordar la profunda devoción que el Siervo de Dios Juan Bautista Montini tenía por la Virgen María. Él celebró su primera Misa en el Santuario de Santa María de las Gracias, corazón mariano de la ciudad, no muy lejano de esta Plaza. De ese modo, puso su sacerdocio bajo la materna protección de la Madre de Jesús, y este lazo lo acompañó toda la vida.

A medida que sus responsabilidades eclesiales aumentaban, él iba madurando una visión siempre más amplia y orgánica de la relación entre la Bienaventurada Virgen María y el Misterio de la Iglesia. En tal perspectiva, es memorable el Discurso de cierre del 3er Período del Concilio Vaticano II, el 21 de noviembre de 1964. En aquella sesión fue promulgada la Constitución sobre la Iglesia Lumen gentium, que - son palabras de Pablo VI - "tiene como vértice y corona un entero capítulo dedicado a la Virgen". El Papa hizo notar que se trataba de la más amplia síntesis de doctrina mariana, nunca antes elaborada por algún Concilio Ecuménico, con el fin de "manifestar el rostro de la santa Iglesia, a la que María está íntimamente unida" (Enchiridion Vaticanum, Bolonia 1979, p. [185], nn. 300-302). En aquel contexto proclamó a María Santísima "Madre de la Iglesia" (cfr ibid., n. 306), subrayando, con viva sensibilidad ecuménica, que "la devoción a María... es un medio esencialmente ordenado a orientar las almas a Cristo y así unirlas al Padre en el amor del Espíritu Santo" (ibid., n. 315).

Hagamos eco de las palabras del Pablo VI, también nosotros oramos hoy: Oh Virgen María, Madre de la Iglesia, a Ti encomendamos a esta Iglesia bresciana y a la entera población de esta región. Recuerda a todos tus hijos; lleva a Dios sus oraciones; conserva firme su fe; fortalece su esperanza; aumenta su caridad. Oh clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María (cfr ibid., nn. 317.320.325).

 

Su voto :
0
Resultado :
0
- Votos : 0

Artículos Recomendados

Papa envió mensaje por accidente aéreo en Etiopía

La comunicación está firmada por el Cardenal Secretario de Estado...Más

Papa en el Ángelus: No dialogar con el demonio

El Pontífice rezó ayer el Ángelus del primer domingo de Cuaresma...Más

Papa para la Jornada Mundial por las Vocaciones: Arriesgarse por la promesa de Dios

Con ocasión de la próxima Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, el Papa Francisco dio a conocer su mensaje, que lleva como título "La valentía de arriesgar por la promesa de Dios"...Más

En mayo, el Papa visitará Bulgaria y Macedonia del Norte

Entre los días 5 y 7 de mayo próximos el Papa Francisco hará una visita apostólica más...Más

No olvidar lo que el Señor hizo en nuestra vida, recomienda el Papa en homilía

De hecho, dijo el Papa, en el camino rumbo al encuentro con Cristo resucitado es preciso estar atentos a no volver para atrás, no ser sordos en el alma y al peligro de la idolatría...Más

Últimos vídeos   ‹‹‹

Copyrigth Heraldos del Evangelio - Todos los derechos Reservados.