Versión 0.8 Beta. Ingresar | Registrese

Ingresar

 
E-mail :
Contraseña :
Aun no se ha registrado?
Click aquí
Inicio » Iglesia Católica » La Palabra de los Pastores »
La Palabra de los Pastores

El cristiano está siempre en lucha

Publicado 2009/12/13
Autor : Monseñor Geraldo Lyrio Rocha

La Eucaristía no es un sitio de reposo espiritual o un espacio de tranquilidad psicológica que lleva al cristiano a olvidarse de los problemas cotidianos. Sí que es el lugar privilegiado del encuentro con Jesucristo vivo con sus rasgos auténticos

| Imprimir | Email E-mail | Report! Corregir | Share

1.jpg

 

 



Monseñor Geraldo Lyrio Rocha

Arzobispo de Mariana, Brasil, y Presidente de la Conferencia Nacionalde los Obispos de Brasil (CNBB)

 

En el pasaje que nos ha sido proclamado, el evangelista Lucas reúne diferentes expresiones de Jesús, pronunciadas en contextos diferentes, acerca de su misión, para preparar de esta manera la siguiente sección sobre la urgencia de decidirnos por Él.

Fuego divino que devora todas las cosas del mundo

El fuego será encendido por Jesús en su Pasión. Entramos en la profundidad del ánimo de Jesús que así nos habla de su misión: “He venido a traer fuego sobre la tierra, ¡y cómo desearía que ya estuviera ardiendo!” (Lc 12, 49). Se puede entrever en esta afirmación una referencia al Juicio de Dios, en una imagen tomada de los profetas. La sentencia parece ser el fuego que apartará a los que no son destinados al Reino.

2.jpgSegún San Ambrosio ( in Luc. , 7, 132, 135s), no se trata ciertamente del fuego que consume a los buenos, sino del fuego que suscita la buena voluntad, que hace mejores los vasos de oro de la casa del Señor, consu miendo el heno y la paja (cf. 1 Co 3, 12). Ese fuego divino devora todas las cosas del mundo acumuladas por la voluptuosidad, quema las obras efímeras de la carne, y es el mismo fuego que encendía los huesos de los profetas, como dice Jeremías: “Había en mi corazón como un fuego abrasador, encerrado en mis huesos” (Jr 20, 9). En verdad es el fuego del Señor a respecto del cual está escrito: “Un fuego avanza ante él” (Sal 97, 3).

“El que no está conmigo, está contra mí”

El propio Señor se presenta como el fuego que quema y no se consume (cf. Ex 3, 2; 24, 17). De hecho, el fuego del Señor es la luz eterna, en ese fuego es donde se encienden las lámparas de las que dice: “Estad preparados, ceñidos y con las lámparas encendidas” (Lc 12, 35). La lámpara es necesaria porque los días de esta vida son como noche, concluye San Ambrosio.

Pero la imagen del fuego también puede ser una referencia al don del Espíritu Santo, concedido a quienes aceptan a Cristo. Esto causa divisiones, como dice el Señor en otro lugar: “El que no está conmigo, está contra mí; y el que no recoge conmigo, desparrama” (Mt 12, 30). Y Jesús nos interpela: “¿Pensáis que he venido a traer la paz a la tierra? No, os digo que he venido a traer la división” (Lc 12, 51).

Esta afirmación no está en contradicción con lo que Él mismo dice: “Os dejo la paz, os doy mi paz” (Jn 14, 27).

Lo que Jesús no tolera es una paz obtenida a cualquier precio. Él no nos trae el tranquilo reposo del status quo , sino la espada que divide: en un lado están los acomodados y en el otro los que luchan por el Reino: “De ahora en adelante, cinco miembros de una familia estarán divididos, tres contra dos y dos contra tres: el padre contra el hijo y el hijo contra el padre, la madre contra la hija y la hija contra la madre, la suegra contra la nuera y la nuera contra la suegra” (Lc 12, 52-53).

El encuentro con Jesús nos interpela

El cristiano está siempre en lucha. El mensaje de Jesús no es agua tibia. 3.jpg

Su propuesta nos desafía. Su invitación a seguir sus pasos nos desmonta. El encuentro con Él nos interpela, pues su Evangelio no es inocuo ni tiene una fina capa de barniz para cubrir las apariencias.

Por eso, la oración cristiana, de manera especial la celebración litúrgica, no es algo anti-escéptico, inmunizado de cualquier contacto con los conflictos de la vida, distante de la dura realidad de cada día. La Eucaristía no es un sitio de reposo espiritual o un espacio de tranquilidad psicológica que lleva al cristiano a olvidarse de los problemas cotidianos.

Sí que es el lugar privilegiado del encuentro con Jesucristo vivo con sus rasgos auténticos, conforme nos es presentado en las Escrituras y la Tradición que la Iglesia transmite con fidelidad a lo largo de los siglos.

La división se supera con el amor

Refiriéndose a su inminente Pasión, en la que se verá inmerso, Jesús afirma: “Tengo que recibir un bautismo, ¡y qué angustia siento hasta que esto se cumpla plenamente!” (Lc 12, 50). Esta imagen, procedente del Antiguo Testamento (especialmente como aparece en el Salmo 124, 4-5), indica la profundidad de la tristeza, de la angustia y del sufrimiento que el Hijo del Hombre deberá experimentar.

Es el Señor mismo quien nos revela que la división se supera con el amor. Él paga el mal con el bien; retribuye el odio con el perdón; vence a la muerte con la Resurrección. Este misterio está presente en la Eucaristía que celebramos. Aquí se realiza de forma sacramental lo que dice el Apóstol Pablo: “Él ha unido a los dos pueblos en uno solo, derribando el muro de enemistad que los separaba, restableciendo la paz, por medio de la Cruz” (cf. Ef 2,14-16). Amén.

 

(Homilía en la celebración de la clausura de la reunión del Consejo Permanente de la CNBB, 22/10/2009)

 

Su voto :
0
Resultado :
5
- Votos : 1

Artículos Recomendados

Continúa la saña de la persecución a la Iglesia: el caso de la diócesis china de Fuzhou

ras el acuerdo entre la Santa Sede y el gobierno chino el año pasado, el acoso a la Iglesia se ha mantenido y según muchos testimonios se ha acentuado. Miremos el caso de Fuzhou....Más

"Cátedra de Pedro"- los Heraldos del Evangelio cumplen 18 años

El 22 de febrero de 2001, durante la conmemoración de la Fiesta Litúrgica de la Cátedra de San Pedro, el Santo Padre Papa Juan Pablo II reconoció el carisma de los Heraldos del Evangelio, y los erigió como Asociación Internacional de Derecho Pontificio....Más

Los Heraldos del Evangelio comienzan la construcción de una nueva iglesia en Recife, Brasil

La solemne Eucaristía de colocación de la piedra fundamental, fue presidida por Monseñor Luciano Rodrigues Brito, Vicario General de la Arquidiócesis de Olinda y Recife...Más

Con la Bendición de Dios todos los días del año

El sacerdote, revestido con Capa Pluvial y Velo Humeral de hermosos bordados, levanta en alto, serio y compenetrado, el Ostensorio donde está presente Nuestro Señor Jesucristo con su cuerpo, sangre, alma y divinidad......Más

También en Costa Rica, asistencia masiva al Concierto de Navidad de los Heraldos del Evangelio

Alrededor de 1.200 personas se congregaron en el Centro de Convenciones de Costa Rica para ser partícipes, más que de un concierto, de un homenaje de fe a la Sagrada Familia en la gruta de Belén...Más

Últimos vídeos   ‹‹‹

Copyrigth Heraldos del Evangelio - Todos los derechos Reservados.