Versión 0.8 Beta. Ingresar | Registrese

Ingresar

 
E-mail :
Contraseña :
Aun no se ha registrado?
Click aquí
Inicio » Iglesia Católica » Lugares del Mundo »
Lugares del Mundo

La tumba de san Pablo

Publicado 2009/08/01
Autor : Redacción

La Basílica de San Pablo Extramuros afrontó diversos cataclismos, pero las fuerzas de la naturaleza nunca fueron suficientes para que el edificio cayera o fuera abandonado, ni para mermar el flujo de peregrinos.

| Imprimir | Email E-mail | Report! Corregir | Share

 

 

tumbaSanPablo.jpg

Desde tiempos remotos hasta el siglo XX, y dadas las necesidades defensivas de la época, las ciudades europeas solían estar rodeadas por murallas que encerraban tras de sí los palacios, templos, edificios públicos y viviendas privadas, garantizando con ello la protección y resguardo de los ciudadanos y sus bienes materiales.

Fuera del perímetro urbano se extendían los campos de labranza, que según la situación eran cultivados o sencillamente abandonados.

A la primera señal de peligro, los pocos aldeanos que residían allá co rrían a refugiarse en la ciudad amurallada.

También Roma recibió de sus fundadores, los míticos Rómulo y Remo, una muralla para su defensa. Otras más se construyeron al paso de los años y el crecimiento de la urbe. En tiempos del emperador Aureliano (270-275) las murallas, con 6 metros de altura y 3,5 de espesor, se prolongaban 20 kilómetros.

La basílica construida por Constantino

En el siglo IV, sin embargo, Constantino decidió edificar una basílica sobre un cementerio localizado a un costado de la Via Ostiense, el camino que conducía al puerto de Ostia.

¿Qué pretendía el emperador haciendo construir esa iglesia fuera del recinto de las murallas – extra muros , en latín–, a merced de los enemigos y en medio de los prados donde se apacentaban los rebaños?

Honrar la tumba de san Pablo, el Apóstol de las Gentes, que se hallaba justo en ese lugar.

Veinte siglos de presencia indiscutida

La Basílica de San Pablo Extramuros afrontó diversos cataclismos, pero las fuerzas desanPablo.jpg la naturaleza nunca fueron suficientes para que el edificio cayera o fuera abandonado, ni para mermar el flujo de peregrinos.

A diferencia de otros lugares santos de Roma, la presencia de los restos del Apóstol en la Basílica nunca fue discutida. Nunca hubo necesidad de hacer una verificación para apaciguar los ánimos o contradecir a los “espíritus fuertes”.

El más reciente estudio arqueológico

Hace algunos meses, aprovechando los trabajos de restauración desarrollados en el templo, el cardenal arcipreste, Mons. Andrea Cordero de Montezemolo, sugirió a los arqueólogos del Vaticano realizar algunos estudios acerca del sepulcro de san Pablo, que se encuentra bajo el altar de la confesión.

Como suele ocurrir en iglesias tan antiguas, el acceso a la tumba estaba vedado, lo que obligó a remover algunos elementos subterráneos de la Basílica.

Para ello, se abrió un boquete de 70 cm. que despejó el camino hacia la sepultura.

Después de casi 16 siglos, el sarcófago volvía a ver la luz.

Una inscripción sobre él fue reconocida claramente por los arqueólogos: “Paulo Apostolo Mart” (Pablo, Apóstol y Mártir).

El cardenal Montezemolo ha destacado ante la prensa que la veracidad de las conclusiones arqueológicas de estos trabajos no admiten duda alguna:

“La tumba de san Pablo nunca fue tocada. La inscripción aporta la seguridad de que esa es la sepultura.

Existe concordancia absoluta, desde hace veinte siglos, en el hecho de que la sepultura de san Pablo está allí; se la podía ver o no, en tiempos precedentes, ya que fue cubierta con distintas cosas, pero el hecho de que la sepultura está ahí y es ésa, diría que hoy nadie lo pone en duda. ¿Qué haremos en el futuro?

Estamos estudiando la eventual posibilidad de proceder a una exploración interna.

Consultaremos al Papa para que lo autorice, y veremos qué hacer.”

* * *

El Apóstol de las Gentes sigue ejerciendo una atracción irresistible desde su sepultura, y proclamando la veracidad de la Iglesia con la simple presencia de sus sagradas reliquias.

Ahí, sus restos mortales tienen el merecido descanso mientras su alma goza la gloria celestial, tal como él mismo lo afirmó: “Combatí el buen combate, concluí mi carrera, guardé la fe. Por lo demás, ya está preparada para mí la corona de justicia que el Señor, como justo Juez, me otorgará en aquel día” (2 Tim 4, 7-8).

tumbaSanPablo2.jpg

 

Su voto :
0
Resultado :
0
- Votos : 0

Artículos Recomendados

Basílica romana de Santa María de los Ángeles y de los Mártires dedica la Cuaresma a la Sábana Santa de Turín

Durante 44 días los transeúntes podrán apreciar sobre la fachada del templo una proyección del Rostro de Nuestro Señor en la Síndone. ...Más

Con más de 160 expositores comenzó en Bogotá Expocatólica 2019

"Sigamos caminando juntos" es el lema de la sexta edición del evento que congrega a diferentes realidades de la Iglesia católica en Colombia y el mundo. La feria culminará el domingo 10 de marzo. ...Más

Papa y Curia Romana tendrán retiro Cuaresmal predicado por Monje Benedictino

Las meditaciones de recogimiento serán realizadas por el abad de la Abadía de San Miniato, en el Monte de Florencia, Mons. Bernardo Francesco Maria Gianni, entre los días 10 y 15 de marzo, en la Casa "Divino Maestro" de Ariccia, cerca a Roma...Más

Seminario Romano Mayor celebra a su patrona: La Virgen de la Confianza

Dos días marcarán las conmemoraciones que comenzarán el 1º de marzo con las primeras vísperas que presidirá Mons. Gabor Mohos. Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Esztergom, Budapest. ...Más

Celebrar la Pascua con una peregrinación a Fátima, Lourdes o Roma

Esta es la invitación de la Obra Romana de las Peregrinaciones (ORP), que ha desarrollado tres propuestas para vivir el misterio de la fe de este tiempo especial del año. ...Más

Últimos vídeos   ‹‹‹

Copyrigth Heraldos del Evangelio - Todos los derechos Reservados.