Versión 0.8 Beta. Ingresar | Registrese

Ingresar

 
E-mail :
Contraseña :
Aun no se ha registrado?
Click aquí
Inicio » Iglesia Católica » Lugares del Mundo »
Lugares del Mundo

La Reina de los caminos

Publicado 2010/06/01
Autor : Redacción

La Vía Apia acompañó la historia de Roma a través de los siglos, siendo el sumidero de riquezas y comercio, y calzada para las tropas en marcha. Mas, finalmente, pasó a los anales de la Iglesia por medio de un dramático episodio: el “Quo Vadis”.

| Imprimir | Email E-mail | Report! Corregir | Share

La Reina de los caminos

 

Todos los caminos llevan a Roma”, dice el viejo proverbio latino.
De hecho, en el apogeo de la civilización romana todo el mundo conocido convergía, de alguna manera, en la Ciudad Eterna. De ahí partían las legiones conquistadoras y, hacia ella fluían los impuestos de lugares tan distantes y variados como Judea, Bretaña e Iberia.

Innovadores y metódicos, los romanos idearon diversos medios para mantener la unidad de sus dominios.

Uno de ellos fue la construcción de numerosos caminos que comunicaban la capital con las provincias.

En eso revelaron ser excelentes ingenieros, ya que muchos de ellos aún se encuentran en buenas condiciones, seguras y trasitables.

Entre estos, el más famoso es la Vía Apia, también conocido como Regina Viarum (Reina de los Caminos), que fue de fundamental importancia estratégica para la supremacía de Roma en los primeros días de la República.

Su construcción se inició en el año 312 a.C., por iniciativa de Apio Claudio Caecus, censor de la República y más tarde cónsul. Perteneciente a una de las más antiguas familias patricias, la Gens Claudia , este hombre perspicaz y emprendedor acabaría finalmente por legar su nombre a la histórica vía.

El método utilizado en la construcción de esta obra maestra de la ingeniería sigue siendo el punto de referencia para las obras del género.

Sobre el camino de tierra, se colocó una capa de piedras con mortero.

Por encima de ella, se asentó una capa de gravilla. Por último, para formar una superficie plana, un pavimento hecho de losas tan bien ajustadas unas a las otras que, según se decía, entre muchas de ellas no se conseguía introducir ni la hoja de un cuchillo. Para drenar el agua de las lluvias, la Vía Apia estaba levantada en el centro y tenía canales en ambos lados. Además, era protegida por aceras.

La “Reina de los Caminos” acompañó la historia de Roma a través de los siglos, siendo el sumidero de riquezas, comercio, y la ruta de acceso de las tropas en movimiento, fuesen éstas en contra o a favor de la Ciudad Eterna. Durante la Segunda Guerra Mundial, fue utilizada tanto por el ejército alemán como por las fuerzas aliadas, en ataques y contraataques en la disputa por la posesión de la península italiana.

Sin embargo, la histórica Vía pasó a los anales de la Iglesia por medio de un dramático episodio, conocido como Quo Vadis.

La persecución promovida por Nerón en el primer siglo de la Era Cristiana era tan terrible que incluso San Pedro decidió huir de Roma. Según una antigua tradición, éste caminaba a lo largo de la Vía Apia, cuando, a las tantas, se encuentra con Jesucristo, que venía en dirección opuesta.

Atónito, el Pescador de Hombres cayó de rodillas ante su Maestro y le preguntó:

¿Quo vadis, Domine? (¿Dónde vas, Señor?)

— Voy a Roma para ser crucificado una vez más...

El Príncipe de los Apóstoles comprendió: ante la flaqueza del discípulo que huía del martirio, el Divino Maestro se dirigía a Roma para morir en su lugar... Lleno de vergüenza y arrepentimiento, San Pedro volvió a la Urbe, donde fue martirizado tiempo después.

En el lugar del prodigioso encuentro, se erigió en el siglo IX una pequeña iglesia, conocida hoy como la Iglesia de Domine Quo Vadis , la cual fue visitada por el Siervo de Dios Juan Pablo II en 1983.

Por lo tanto, las gastadas e históricas piedras de la Vía Apia son una perenne evocación de la fragilidad humana, incluso poseyendo un carácter extraordinario, como el del primer Papa.

Y son también un marco simbólico del extremo de bondad y misericordia al que el Divino Salvador es capaz de llegar, por amor a todos y a cada uno de nosotros.

ReinaCaminos.jpg

 

 

Su voto :
0
Resultado :
0
- Votos : 0

Artículos Recomendados

Basílica romana de Santa María de los Ángeles y de los Mártires dedica la Cuaresma a la Sábana Santa de Turín

Durante 44 días los transeúntes podrán apreciar sobre la fachada del templo una proyección del Rostro de Nuestro Señor en la Síndone. ...Más

Papa y Curia Romana tendrán retiro Cuaresmal predicado por Monje Benedictino

Las meditaciones de recogimiento serán realizadas por el abad de la Abadía de San Miniato, en el Monte de Florencia, Mons. Bernardo Francesco Maria Gianni, entre los días 10 y 15 de marzo, en la Casa "Divino Maestro" de Ariccia, cerca a Roma...Más

Seminario Romano Mayor celebra a su patrona: La Virgen de la Confianza

Dos días marcarán las conmemoraciones que comenzarán el 1º de marzo con las primeras vísperas que presidirá Mons. Gabor Mohos. Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Esztergom, Budapest. ...Más

Celebrar la Pascua con una peregrinación a Fátima, Lourdes o Roma

Esta es la invitación de la Obra Romana de las Peregrinaciones (ORP), que ha desarrollado tres propuestas para vivir el misterio de la fe de este tiempo especial del año. ...Más

Universidad en Roma realizará curso de especialización en Información Religiosa para periodistas

Será la 8ª edición del programa académico realizado por la Facultad de Comunicación de la Pontificia Universidad de la Santa Cruz. El curso comenzará en marzo e irá hasta junio....Más

Últimos vídeos   ‹‹‹

Copyrigth Heraldos del Evangelio - Todos los derechos Reservados.