Versión 0.8 Beta. Ingresar | Registrese

Ingresar

 
E-mail :
Contraseña :
Aun no se ha registrado?
Click aquí
Inicio » Institucional » Heraldos en el Mundo »
Heraldos en el Mundo

Consuelo espiritual para los hermanos en la Fe

Publicado 2010/05/04
Autor : Redacción

Misión Mariana en Haití.

| Imprimir | Email E-mail | Report! Corregir | Share
 
1.jpg

El P. François Bandet, EP, dirige unas palabras de consuelo a los
sobrevivientes del coro de la catedral de Puerto Príncipe.

Profundamente conmocionado por la situación en Haití, tras el terrible terremoto ocurrido a principios de año, el P. François Bandet, EP, sintió una especial llamada de la gracia para ir a consolar de alguna forma a las personas de aquel sufrido país. A este deseo se sumó el insistente pedido de los cooperadores haitianos de los Heraldos para que la imagen peregrina del Inmaculado Corazón de María los visitase, con el fin de auxiliarles espiritualmente.

El viaje fue organizado con prontitud y se acordó salir el 24 de marzo. Cuatro heraldos canadienses acompañaron al P. Bandet, además del Diác. Juan Pablo Merizalde, EP, de República Dominicana.

Puerto Príncipe

Tan pronto como los misioneros heraldos se iban aproximando a Puerto Príncipe, se iba desvelando ante sus ojos los signos de la catástrofe: barrios enteros en ruinas, gente viviendo en la calle, tiendas de campaña esparcidas por todas partes. Muchos, atraídos por el hábito de los heraldos, se acercaban al P. Bandet para pedirle la bendición y oraciones especiales por sus familiares fallecidos o damnificados.

2.jpg   3.jpg
Procesiones Fueron realizadas procesiones en honor a la Virgen, acompañadas de entusiasmo y fervor.   Misas Las iglesias estaban repletas de fieles para recibir a la Imagen Peregrina. En la foto, a su llegada al Santuario de Nuestra Señora de Altagrace.

En la festividad de la Anunciación la imagen peregrina fue llevada a la parroquia de la Divina Misericordia, en donde Mons. Pierre-André Dumas, Obispo de Anseà- Veau y Miragoane, y presidente de Cáritas Haití, presidió la Eucaristía ante una emocionada multitud de fieles.

“No estéis afligidos —decía Mons. Dumas—, porque el Inmaculado Corazón de María triunfará”.

Y expresó la gratitud de todos con las palabras: “La generosidad y el amor de los Heraldos al pueblo haitiano es un consuelo y un gran ejemplo de fraternidad cristiana”.

La imagen de la Virgen también fue venerada en varias parroquias, en las que se promovió el rezo del Rosario, Misas, Vía Crucis y procesiones en honor de María. En el Santuario de Nuestra Señora de Altagrace, la teniente alcalde Nadège Joachim Auguste, en representación del propio alcalde, Muscadin Jean-Yves Jason, agradeció la misión evangelizadora y el apoyo humano de los Heraldos, rogándoles la bendición para ella y para toda la ciudad.

Particularmente emocionantes resultaron ser las visitas a los campamentos de refugiados donde residen miles de familias en condiciones muy precarias.

4.jpg   5.jpg
Vía Crucis El propio Mons. Dumas quiso llevar la cruz procesional durante el Vía Crucis celebrado en su diócesis.   Damnificados Más de 4 mil personas tuvieron la oportunidad de venerar a la imagen de María en el campamento mantenido por la comunidad Foyers de Charité.

Diócesis de Anse-à-veau y Miragoane

La imagen fue llevada a las ciudades de Anse-à-Veau y Miragoane, que dan el nombre a la diócesis. Para llegar hasta allí es necesario ir en un todoterreno y recorrer durante más de 5 horas un camino abrupto atravesado por ríos y torrentes difíciles de contornar por la ausencia de puentes.

La población está constituida en su mayoría por personas muy sencillas que viven en cabañas sin agua potable.

Sin embargo, su robusta fe impresionó a los misioneros heraldos. Una gran cantidad de jóvenes compareció a la Misa en la catedral de Santa Ana, a pesar de haber sido convocada a último momento. A continuación se realizó un improvisado Vía Crucis. Detrás de la cruz, que era llevada por Mons. Dumas, seguía la imagen peregrina de la Virgen, a hombros de los muchachos del lugar.

A medida que se iban sucediendo las estaciones, el número de fieles iba aumentando, así como su fervor. Al regresar al templo ya había cerca de mil personas.

6.jpg
Inocencia infantil En los campamentos de refugiados, los niños recibían con respeto y avidez estampas de la Virgen, medallas y otros objetos religiosos distribuidos por los heraldos.

Sentirse amados por los hermanos en la Fe

Durante el encuentro que mantuvieron con Mons. Joseph Lafontant, administrador apostólico de Puerto Príncipe, y Mons. Hubert Constant, OMI, presidente de la Conferencia Episcopal de Haití, los heraldos pudieron constatar mejor aún, que la capital y muchas otras ciudades de ese país necesitaban urgentemente mucho auxilio material. Sólo en Puerto Príncipe fueron dañadas o destruidas 50 de las 83 iglesias que existían. No obstante, lo que los haitianos más necesitan en este momento para enfrentar las adversidades es sentirse amados por sus hermanos en la Fe. Por eso era muy frecuente que los heraldos oyeran como fórmula de agradecimiento: “Muchas gracias por haberse acordado de nosotros”.

 

Su voto :
0
Resultado :
4.7
- Votos : 3

Artículos Recomendados

Continúa la saña de la persecución a la Iglesia: el caso de la diócesis china de Fuzhou

ras el acuerdo entre la Santa Sede y el gobierno chino el año pasado, el acoso a la Iglesia se ha mantenido y según muchos testimonios se ha acentuado. Miremos el caso de Fuzhou....Más

Últimos 100 años de la Misión de la Iglesia hacen parte de exposición en Granada, España

La muestra ha sido organizada por las Delegación de las Obras Misionales Pontificias en preparación al Mes Misionero Extraordinario del próximo octubre. ...Más

"Cátedra de Pedro"- los Heraldos del Evangelio cumplen 18 años

El 22 de febrero de 2001, durante la conmemoración de la Fiesta Litúrgica de la Cátedra de San Pedro, el Santo Padre Papa Juan Pablo II reconoció el carisma de los Heraldos del Evangelio, y los erigió como Asociación Internacional de Derecho Pontificio....Más

¡Señor yo creo, pero ayúdame en mi incredulidad!

"El Divino Maestro, acompañado de los tres Apóstoles que asistieron a la Transfiguración, iba descendiendo del Monte y, al llegar al pie del mismo, se deparó con una multitud que rodeaba a los otros Apóstoles, y los escribas que discutían con ellos"...Más

"La Fe se fortalece cuando se comparte", resalta obispo en Kenia

Mons. Joseph Alessandro, Obispo de Garissa, envió un mensaje a los Directores Diocesanos de las Obras Misioneras Pontificias y a los Coordinadores de la Obra de la Santa Infancia en Kenia...Más

Últimos vídeos   ‹‹‹

Copyrigth Heraldos del Evangelio - Todos los derechos Reservados.