Versión 0.8 Beta. Ingresar | Registrese

Ingresar

 
E-mail :
Contraseña :
Aun no se ha registrado?
Click aquí
Inicio » Espiritualidad »
El pecado

¿La Envidia es Pecado?

Publicado 2011/09/02
Autor : Gaudium Press

"Santo Tomás se pregunta si la envidia es pecado. En el artículo en que el Santo trata del asunto, se vuelve clara la diferencia entre la envidia y algunos otros sentimientos semejantes y que pueden no ser pecado..."

| Imprimir | Email E-mail | Report! Corregir | Share

Redacción (Viernes, 02-09-2011, Gaudium Press) Santo Tomás se pregunta si la envidia es pecado. En el artículo en que el Santo trata del asunto, se vuelve clara la diferencia entre la envidia y algunos otros sentimientos semejantes y que pueden no ser pecado, pues muchas veces la Escritura, así como algunos santos, nos invitan a imitar o a "envidiar" al prójimo.

Santo Tomás presenta un ejemplo citando el trecho de una carta de San Jerónimo a una de sus hijas espirituales: "Tenga compañeras con las cuales aprenda, a quienes envidie y cuyos ardores la estimulen" (Suma Teológica II- II q. 36, a. II).

São-Tomás-de-Aquino2.jpg
Para Santo Tomás, lo que caracteriza la envidia es la tristeza por el bien ajeno

Entretanto, siendo la envidia una cierta tristeza causada por los bienes ajenos, ella puede sobrevenir de cuatro modos:

El primero de ellos es la forma de tristeza citada por Santo Tomás en el artículo anterior, que consiste en temer que un enemigo sea exaltado. Esta tristeza puede existir sin que haya pecado, conforme dice San Gregorio:

Acostumbra suceder muchas veces que, sin perder la caridad, la ruina del enemigo nos alegre, y también que, sin la culpa de la envidia, su gloria nos entristezca; porque, cuando él se desmorona, creemos que otros tendrán el bien de levantarse y, tememos que por su promoción muchos sean oprimidos (Suma Teológica II- II q. 36, a. II).

La segunda forma es cuando: "Podemos entristecernos con el bien ajeno, no porque otro posea un bien, sino porque estamos nosotros privados de él. Lo que es propiamente el celo, como dice el Filósofo" (Suma Teológica II- II q. 36, a. II). Esta tristeza consiste en el hecho de desear un bien que el otro tiene, sin entretanto, querer que el otro deje de poseerlo.

Santo Tomás afirma que: "Si este celo es concerniente a bienes honestos, es recomendable, conforme aquello del Apóstol: ‘Anhelad los dones espirituales'. Sí, pero si dicen respecto a los bienes temporales, puede implicar o no, el pecado" (Suma Teológica II- II q. 36, a. II).

El tercer modo citado por el Angélico es cuando alguien se entristece por el bien del otro pues quien lo obtiene es indigno. Este tipo de tristeza no puede recaer sobre los bienes honestos que en realidad mejoran a quien los recibe. Santo Tomás, citando a Aristóteles, denomina esta tristeza de némesis y que tiene por objeto las buenas costumbres. Entretanto, el Aquinate (Suma Teológica II- II q. 36, a. II) nos advierte que:

Los bienes temporales, que caen en parte a los indignos, son así dispuestos por la justa ordenación de Dios, ya sea para la corrección, ya sea para la condenación de ellos. Y tales bienes son casi nada en comparación con los futuros, dado a los buenos. Por eso, tal tristeza es prohibida en la Sagrada Escritura, conforme aquello: No quieras envidiar a los malignos ni envidies a los que obran iniquidades. Y en otro lugar: Por poco si no trastornaron mis pasos, porque tuve celo sobre los inicuos, viendo la paz de los pecadores.

El cuarto modo es lo que corresponde propiamente a la envidia. O sea, es la tristeza del bien del otro cuando excede la nuestra. Este tipo de envidia es siempre pecado, pues es el entristecerse por el bien del prójimo cuando debería ser, esto sí, ocasión de alegría.

Por Inácio de Araújo Almeida

Su voto :
0
Resultado :
1
- Votos : 1

Artículos Recomendados

"El pecado es la raíz de todos los males vividos en México", asegura Canónigo

“No es posible ser cristiano y tener devoción a la Santa Muerte” dijo el P. Hugo Valdemar...Más

En su catequesis el Papa habló de la esclavitud del pecado y su liberación

Al tratar del tercer mandamiento del Decálogo en la Audiencia General, el Papa recordó cual es la más oprobiosa esclavitud que existe, la del pecado...Más

Papa: "Acusar a alguien por envidia es veneno mortal"

Estas fueron palabras del Papa Francisco pronunciadas ante de millares de fieles que llenaban la Plaza de San Pedro, en el último Ángelus, 10-06, mientras comentaba el Evangelio de San Marcos, propuesto para el día...Más

La Indulgencia Plenaria del "Tantum ergo", es posible obtenerla el Jueves Santo

El himno fue compuesto por Santo Tomás de Aquino a petición del Papa Urbano IV para celebrar la institución de la Solemnidad del Corpus Christi. ...Más

La realidad del pecado y su superación, fue el tema del Papa en la Audiencia General

En la Audiencia General de hoy, habida en el Auditorio Vaticano Pablo VI, el Papa Francisco meditó sobre la realidad del pecado, a partir del Acto penitencial recitado en cada eucaristía...Más

Últimos vídeos   ‹‹‹

Copyrigth Heraldos del Evangelio - Todos los derechos Reservados.