Versión 0.8 Beta. Ingresar | Registrese

Ingresar

 
E-mail :
Contraseña :
Aun no se ha registrado?
Click aquí
Inicio » Iglesia Católica » Entrevistas »
Entrevistas

Conquistando las universidades

Publicado 2013/02/28
Autor : Redacción

Entrevista a Mons. Giuseppe Antonio Scotti: El interés mostrado durante el simposio y el aumento del número de universidades participantes demuestra que no existe distanciamiento entre el pueblo de América Latina y el Papa.

| Imprimir | Email E-mail | Report! Corregir | Share

Nos gustaría saber cómo surgió la idea de un simposio sobre el pensamiento de Joseph Ratzinger y cuál fue su génesis.

Este segundo simposio nació tras la experiencia que tuvimos en 2011 en la ciudad de Bydgoszcz, Polonia, donde 32 universidades se reunieron para reflexionar y estudiar el pensamiento de Josep Ratzinger sobre el tema Peregrinos de la verdad, peregrinos de la paz.

Era el 25º aniversario de la peregrinación de Juan Pablo II a Asís, cuando hubo el encuentro de hombres y de religiones, y para no dejar que ese momento fuese sólo conmemorativo o tuviese un significado casi exclusivamente religioso -no quiere decir que eso no sea importante, sino precisamente para destacar cómo esa gran intuición de Juan Pablo II favorecería un progreso a nivel cultural-, se realizó con la Fundación Ratzinger - Benedicto XVI ese primer simposio. De esta manera, se puso de manifiesto cómo la peregrinación por la paz requiere necesariamente otra peregrinación: la de la verdad. En el primer simposio estuvieron presentes 32 universidades, 100 docentes y casi 500 estudiantes, que participaron en los dos días de trabajo. De ahí nació la idea de un segundo simposio.

Éste se realizó en Río de Janeiro, donde las universidades involucradas fueron numerosísimas: las 32 del primero se convirtieron, entre universidades e instituciones, en 138. Los participantes fueron cerca de 700. Las exposiciones, de altísimo nivel, fueron más de 40 en las dos jornadas. El tema Humanización y sentido de la vida, propuesto por el arzobispo de Río de Janeiro, Mons. Orani Tempesta, y aprobado por el Santo Padre, fue una oportunidad para entrar con más profundidad en los estudios científicos del Prof. Ratzinger.

Entonces, la idea de "Peregrinación de la verdad", que usted ha mencionado, ¿se realizó de hecho en el pensamiento de Joseph Ratzinger?

Exactamente. Y no sólo se realizó, sino la impresión que tuve, y que tuvieron también todos los expositores, es que el pensamiento de Joseph Ratzinger está conquistando las universidades mucho más allá de las mejores expectativas. Ver a los 700 estudiantes del primer día, inmóviles, escuchando las exposiciones de Mons. Tempesta y del Prof. Mario de França Miranda -exposiciones de considerable valor, incluso desde el punto de vista cultural-, y verlos atentos, tomando notas, hace pensar que, de hecho, las universidades están trabajando muy seriamente y preparando un futuro para la humanidad que sobrepasa las expectativas más optimistas. Quizá los medios de comunicación actuales no logran captar esta riqueza, esta capacidad de cuestionar sobre los problemas esenciales de la vida, que los jóvenes de hoy poseen y que irrumpe en las universidades.

Vista general del auditorio durante la ceremonia de apertura

El hecho de que el evento se llevara a cabo en Río de Janeiro, ¿tiene algún significado especial?

Diría que a eso le podemos dar dos interpretaciones. La primera es la que se comprende más fácilmente: la realización, el próximo año, de la Jornada Mundial de la Juventud en Río de Janeiro. Se trata de un acontecimiento esperado por todos los jóvenes y que está siendo preparado por las diócesis, pero que, a los ojos de la opinión pública, e incluso de la opinión pública más atenta, corre el riesgo de pasar únicamente como un gran momento de fe y de oración.

Sin duda alguna que ese significado de fe y de oración lo tiene, pero preceder ese encuentro por un debate universitario, como lo es este simposio, hace que se comprenda otra dimensión de la Jornada Mundial de la Juventud, igualmente hermosa y rica: está dirigida a los jóvenes que en su mayoría viven en el mundo universitario y son los constructores del futuro, incluso a nivel intelectual. Llevar esta dimensión de estudio sobre el pensamiento de Joseph Ratzinger dentro del mundo universitario se vuelve más importante que nunca. Sin duda, esto es uno de los elementos importantes para la elección de Río de Janeiro.

Existe otro aspecto que se dice sin muchas complicaciones: la impresión que a veces transmiten los grandes medios de comunicación -sobre todo los de carácter general y comercial- de que el Papa, por su origen alemán, no es bien comprendido ni amado en América Latina; que hay un tipo de actitud refractaria contra él. Este simposio ha revelado exactamente lo contrario: es un Papa amadísimo y seguido de modo asombroso.

La atención dispensada y el aumento del número de universidades participantes en el simposio, que han marcado su presencia de modo convicto y caluroso -y de ello el Papa ha tomado conocimiento paso a paso- ha sido la demostración de que la presunción de distanciamiento entre el pueblo de América Latina y el Papa es completamente falsa.

Me alegra decir esto porque era la idea que también tenían los periodistas que venían de Italia para seguir el simposio. Y enseguida comentaban: pensábamos que el Papa no iba a ser bien acogido por el pueblo latinoamericano, que lo sentían lejano, y nos hemos dado cuenta de que no es verdad.

Y esta realidad que los periodistas perciben tiene, paradójicamente, un valor mayor que una observación mía, porque son personas que por su propio trabajo están acostumbrados a oír los rumores de sus colegas, pero también de la gente.

Por lo que respecta a las perspectivas de futuro de la Fundación Ratzinger - Benedicto XVI, ¿qué nos podría decir usted?

Las perspectivas de futuro son las que transmití en la clausura del simposio en Río de Janeiro. El próximo año tendremos otro congreso que se realizará en Roma, del 24 al 26 de octubre [de 2013]. El tema será Evangelio e Historia. Así pues, tras recorrer un camino sobre la verdad en el primer simposio en Bydgoszcz, otro de tipo antropológico en éste en Río de Janeiro, el próximo será un simposio que nos pide un camino con un carácter teológico-bíblico.

Todo este trabajo es desarrollado en gran medida en el silencio, lejos de la mirada de los medios de comunicación y de los focos de la televisión. Pero piense en esto: este año, en la clausura del simposio, fue anunciado que en la Pontificia Universidad Católica de Río de Janeiro nacerá la cátedra Ratzinger. Cátedras similares ya han sido creadas en Polonia, Austria y también en el Centro de Estudios Ratzinger de Bydgoszcz. A través de esta cátedra se podrá decir cuál es el camino a seguir para hacer que las enseñanzas no sólo del Papa sino también del Prof. Ratzinger -que ha educado a generaciones de estudiantes que más tarde se hicieron docentes, profesores y doctores de universidades- pueda convertirse en riqueza para nuestro tiempo.

Dentro de ese panorama que nos ha sido ofrecido, ¿qué se puede afirmar en relación con las nuevas realidades eclesiales de los nuevos movimientos de la Iglesia? ¿Qué hay de significativo como colaboración, punto de referencia, etcétera?

Diría que las nuevas realidades eclesiales son, quizá, las que de modo más sorprendente consiguen acoger la riqueza de un Papa que está estimulando al mundo a reconsiderarse, a ir a sus propias raíces, a revisarse en términos de verdad, de esencial, a descubrir que la vida es un camino hermoso y exigente, y que la fe católica es el futuro de la humanidad. Sobre la gran colaboración que hemos tenido con los Heraldos del Evangelio, el Papa no sólo ha sido informado, sino que también ha sido un convicto defensor. Para hacernos una idea, basta coger Luz del mundo y ver lo que el Papa dice, en la entrevista con Peter Seewald, acerca de los Heraldos del Evangelio. Si alguien lo ha olvidado, le sugiero que lo retome y relea sus palabras. La colaboración que ha habido en este simposio con los Heraldos del Evangelio ha sido, de hecho, bendecida por el Papa, que los considera personas serias, que aman al Santo Padre y le aman de modo católico; aman la doctrina, la fe católica, y saben comprometerse en todo ello.

Hemos visto que en torno a esta colaboración también muchas universidades, que en un principio tal vez se mostraban indecisas, han tenido el valor de pronunciarse en conformidad con su propia razón de ser. Es sorprendente lo que la Pontificia Universidad Católica de Río de

Janeiro ha hecho por este simposio; cómo el arzobispo tomó este simposio y lo asumió realmente con entusiasmo, y cómo puso a disposición a su obispo auxiliar para que lo siguiese. Esto ha sido una elección muy inteligente, genial, y sobre la cual tampoco se ha conseguido, quizá, agradecer lo suficiente. De hecho, puso a disposición al obispo que está organizando la Jornada Mundial de la Juventud, dando a entender que los dos eventos no van separados.

Mons. Paulo César Costa ha sido quien, junto con los Heraldos del Evangelio y los jesuitas de la Pontificia Universidad de Río de Janeiro, han trabajado intensamente para la realización de este simposio.

 

Su voto :
0
Resultado :
0
- Votos : 0

Artículos Recomendados

Perdón, envidia y desconfianza

El hijo pródigo regresó a casa porque la misericordia de Dios lo dejó caer hasta el fondo del abismo sin dejarle perder la vida ni la fe....Más

Continúa la saña de la persecución a la Iglesia: el caso de la diócesis china de Fuzhou

ras el acuerdo entre la Santa Sede y el gobierno chino el año pasado, el acoso a la Iglesia se ha mantenido y según muchos testimonios se ha acentuado. Miremos el caso de Fuzhou....Más

Con más de 160 expositores comenzó en Bogotá Expocatólica 2019

"Sigamos caminando juntos" es el lema de la sexta edición del evento que congrega a diferentes realidades de la Iglesia católica en Colombia y el mundo. La feria culminará el domingo 10 de marzo. ...Más

"Cátedra de Pedro"- los Heraldos del Evangelio cumplen 18 años

El 22 de febrero de 2001, durante la conmemoración de la Fiesta Litúrgica de la Cátedra de San Pedro, el Santo Padre Papa Juan Pablo II reconoció el carisma de los Heraldos del Evangelio, y los erigió como Asociación Internacional de Derecho Pontificio....Más

Comunidad Cristiana y Discapacidad será tema de encuentro diocesano en Milán

La iniciativa, animada por el Servicio Diocesano de Catequesis, tendrá lugar el sábado 2 de marzo en Cernusco sul Naviglio con el lema "Iglesia Madre… ¿De todos?". ...Más

Últimos vídeos   ‹‹‹

Copyrigth Heraldos del Evangelio - Todos los derechos Reservados.