Versión 0.8 Beta. Ingresar | Registrese

Ingresar

 
E-mail :
Contraseña :
Aun no se ha registrado?
Click aquí
Inicio » América Latina »
América

Las 12 velas de la Divina Providencia

Publicado 2013/12/31
Autor : Gaudium Press

La bendición de 12 velas al comenzar el nuevo año es una tradición y signo de fe y confianza en Dios para muchos mexicanos, quienes pondrán en manos de Dios los 12 meses del 2014.

| Imprimir | Email E-mail | Report! Corregir | Share

Redacción (Martes, 31-12-2013, Gaudium Press) Este 1º de enero miles de fieles mexicanos celebrarán una hermosa tradición, que es signo de fe y confianza en Dios al comenzar un nuevo año; ella es la bendición de las velas de la Divina Providencia.

La tradición, vivida con fe entre los fieles católicos, consiste en acudir al templo durante el primer día del año para bendecir 12 velas, que luego, en oración, serán encendidas cada primer día de los 12 meses del año, como un signo de confianza en la Divina Providencia.

Velas.jpg

Con esta expresión de fe, que está lejos de ser un ritual más del nuevo año, los fieles manifiestan su confianza en Dios, quien dará, si es su voluntad, salud, alimento, techo y trabajo.

Antes de bendecir las velas es costumbre hacer una reflexión en familia, o a solas, sobre el significado de la confianza en Dios, y con el propósito de acogerse a su voluntad, para que sea Él quien guie el caminar del año que inicia.

"Confiar en la Divina Providencia es poder decir: ‘Creo y espero en Dios'. Es tener conciencia de que Dios, como papá bueno y lleno de amor proporciona lo necesario en el momento preciso, sin necesidad de pedirlo y si Él sabe que no hará daño", expone el Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México (SIAME), sobre la tradición.

Tras la reflexión, los fieles llevan los velones a la celebración Eucarística de Año Nuevo, donde, luego de la comunión y antes de la bendición final, el sacerdote bendice las 12 velas que luego serán encendidas en lo corrido del año.

De esta manera -como ocurre con el Cirio Pascual que significa a Cristo Resucitado, quien pasó de la muerte a la vida y es luz de salvación-, las velas de la Divina Providencia se convierten en signo de la luz que Jesucristo trae para iluminar las tinieblas del pecado y de la muerte, así como signo de fe, de servicio y de acción de gracias a Dios.

"Para darle un mayor realce al verdadero sentido a esta tradición, se puede realizar una reunión familiar de oración el primer día del mes para encender la vela y dar gracias por todo lo recibido, así como pedir por el bienestar de todos o por la persona más necesitada de la familia", concluye SIAME.

Con información de SIAME.

 

Su voto :
0
Resultado :
0
- Votos : 0

Artículos Recomendados

No olvidar lo que el Señor hizo en nuestra vida, recomienda el Papa en homilía

De hecho, dijo el Papa, en el camino rumbo al encuentro con Cristo resucitado es preciso estar atentos a no volver para atrás, no ser sordos en el alma y al peligro de la idolatría...Más

Seminario Romano Mayor celebra a su patrona: La Virgen de la Confianza

Dos días marcarán las conmemoraciones que comenzarán el 1º de marzo con las primeras vísperas que presidirá Mons. Gabor Mohos. Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Esztergom, Budapest. ...Más

Exposición sobre vestiduras litúrgicas es inaugurada en México

La muestra, inaugurada el 19 de febrero, reúne piezas de tres continentes que datan de los siglos XVII al XIX. ...Más

Por 300 años de la muerte de San Juan Bautista de la Salle, ocurrirá en México Congreso Mundial de Educación Lasallista

Desde el 17 de noviembre se celebra el Año Jubilar de la Salle. El encuentro académico llevará por título "La Educación Lasallista para el S. XXI… La Salle: un corazón, un compromiso, una vida"....Más

Cerca de 2 mil niños celebrarán en Ciudad de México el Domingo Mundial de la Infancia y Adolescencia Misionera

Será el 17 de febrero en el festival anual que congrega a cientos de niños y jóvenes que participan en diversas realidades misioneras. ...Más

Últimos vídeos   ‹‹‹

Copyrigth Heraldos del Evangelio - Todos los derechos Reservados.