Versión 0.8 Beta. Ingresar | Registrese

Ingresar

 
E-mail :
Contraseña :
Aun no se ha registrado?
Click aquí
Inicio » La Virgen María » Medalla Milagrosa »
Medalla Milagrosa

La figura de Nuestra Señora en la Medalla

Publicado 2009/07/14
Autor : Mons. João Scognamiglio Clá Dias, EP

A propósito de la figura de Nuestra Señora, con las manos y los brazos extendidos, tal como aparece en la Medalla Milagrosa, se levanta una delicada y controvertida cuestión.

| Imprimir | Email E-mail | Report! Corregir | Share

A propósito de la figura de Nuestra Señora, con las manos y los brazos extendidos, tal como aparece en la Medalla Milagrosa, se levanta una delicada y controvertida cuestión.

De los manuscritos de Santa Catalina se puede inferir que Nuestra Señora le apareció tres veces, dos de las cuales ofreciendo el globo a Nuestro Señor. En ninguno de esos numerosos autógrafos hay alguna mención al momento en que la Madre de Dios habría extendido sus brazos y sus virginalísimas manos, como se ve en la Medalla Milagrosa y en los primeros cuadros representativos de las apariciones.

2.jpg

Esa divergencia entre las descripciones de Santa Catalina y la representación de la Medalla Milagrosa fue prontamente señalada por el biógrafo de la vidente, monseñor Chevalier, al declarar en 1896 en el proceso de beatificación que "no llego a comprender por que el padre Aladel suprimió el globo que la Sierva de Dios siempre me afirmó haber visto en las manos de la Santísima Virgen. Soy llevado a creer que él actuó así para simplificar la medalla".

Sin embargo, si es lamentable esta "simplificación" hecha por el padre Aladel, ella no debe causar la menor perturbación. Sobre la Medalla Milagrosa, tal cual es conocida y venerada hoy en el mundo entero, posaron las bendiciones de la Santísima Virgen. Es lo que, indudablemente, se deduce de las incontables e insignes gracias, de los fulgurantes e innúmeros milagros que ha ocasionado, así como de la reacción de Santa Catarina al recibir las primeras medallas acuñadas por la Casa Vachette, dos anos después de las apariciones: "¡Ahora es necesario propagarla!", exclamó ella.

Acerca del globo, que no figura en la Medalla, una decisiva confidencia aleja cualquier duda. En 1876, poco antes de fallecer, al ser interrogada por su Superiora, Madre Juana Dufès, Santa Catalina respondió categóricamente:
- ¡Oh! ¡No se debe tocar en la Medalla Milagrosa!

(La Medalla Milagrosa: Historia y celestiales promesas - Libro Mons. João Clá)

 

Su voto :
0
Resultado :
5
- Votos : 1

Artículos Recomendados

Lourdes: ¡Milagros, Persecuciones y Victorias! - III Parte

"El flujo de gracias en Lourdes era evidente. Desde el inicio, la bondad de Nuestra Señora se mostraba insondable. Sin embargo, era necesario eliminar cualquier resquicio de dudas a propósito de las apariciones y los milagros decurrentes de ellas..."...Más

Lourdes: ¡Milagros, Persecuciones y Victorias! - II Parte

"El ciclo de las apariciones todavía no había terminado pero, a través del agua milagrosa de Lourdes, Nuestra Señora comenzó su acción junto a los hombres..."...Más

En esta Navidad, proclamemos con altanería la Virginidad de María, antes, durante y después del parto

La Virginidad perpetua de María, es una de las glorias que creemos quienes tenemos la honra de llamarnos católicos, y uno de los cuatro dogmas marianos...Más

Periodista publica libro con testimonios de personas curadas en Lourdes

"Milagros en Lourdes: la historia directa de quien fue curado", ese es el título del libro publicado por el periodista italiano Fabio Bolzetta en Roma....Más

Nuestra Señora de las Gracias y la Medalla Milagrosa

La Medalla Milagrosa fue acuñada y se difundió con una sorprendente rapidez por el mundo entero, y en todas partes fue un instrumento de misericordia, arma terrible contra el demonio, remedio para muchos males...Más

Últimos vídeos   ‹‹‹

Copyrigth Heraldos del Evangelio - Todos los derechos Reservados.