Versión 0.8 Beta. Ingresar | Registrese

Ingresar

 
E-mail :
Contraseña :
Aun no se ha registrado?
Click aquí
Inicio » La Virgen María » Medalla Milagrosa »
Medalla Milagrosa

Gracias abundantes y nuevas pruebas

Publicado 2009/07/26
Autor : Mons. João Scognamiglio Clá Dias, EP

Hija mía, me agrada derramar mis gracias sobre esta Comunidad en particular.

| Imprimir | Email E-mail | Report! Corregir | Share

Retornemos a aquellos maravillosos momentos en la capilla de la Rue du Bac, en la noche del 18 para el 19 de julio, cuando Santa Catalina, con las manos apoyadas sobre las rodillas de Nuestra Señora, escuchaba el mensaje que Ella le traía del Cielo. Dando seguimiento a sus narrativas, la vidente recuerda estas palabras de la Madre de Dios:

9.jpg- Hija mía, me agrada derramar mis gracias sobre esta Comunidad en particular. Yo la amo demasiado. Sufro, porque hay grandes abusos y relajamiento en la fidelidad a la Regla, cuyas disposiciones no son observadas. Díselo a tu encargado. Él debe hacer todo lo que le sea posible para recolocar la Regla en vigor. Comunícale, de mi parte, que vigile las malas lecturas, las pérdidas de tiempo y las visitas.

Retomando un aspecto triste, Nuestra Señora agregó:

- Grandes calamidades vendrán. El peligro será inmenso. No temas, Dios y San Vicente protegerán a la comunidad. Yo misma estaré con vosotros. He velado siempre por vosotros y os concederé muchas gracias. Vendrá un momento en que pensarán que está todo perdido. Ten confianza, yo no os abandonaré. Conoceréis mi visita y la protección de Dios y de San Vicente sobre las dos comunidades. No se dará lo mismo con otras congregaciones. Habrá víctimas (al decir eso, la Santísima Virgen tenía lágrimas en los ojos). Habrá bastantes víctimas en el clero de París...El Arzobispo morirá. Hija mía, la Cruz será despreciada y derribada por tierra. La sangre correrá. Se abrirá de nuevo el costado de Nuestro Señor.

Las calles estarán llenas de sangre. El Arzobispo será despojado de sus vestimentas (aquí la Santísima Virgen no podía hablar más; el sufrimiento estaba estampado en su rostro). Hija mía, el mundo todo estará en la tristeza.
Escuchando estas palabras, pensé en cuando eso ocurriría. Y comprendí muy bien: cuarenta años.


(La Medalla Milagrosa: Historia y celestiales promesas - Libro Mons. Juan Clá)

 

Su voto :
0
Resultado :
5
- Votos : 2

Artículos Recomendados

Lourdes: ¡Milagros, Persecuciones y Victorias! - III Parte

"El flujo de gracias en Lourdes era evidente. Desde el inicio, la bondad de Nuestra Señora se mostraba insondable. Sin embargo, era necesario eliminar cualquier resquicio de dudas a propósito de las apariciones y los milagros decurrentes de ellas..."...Más

Lourdes: ¡Milagros, Persecuciones y Victorias! - II Parte

"El ciclo de las apariciones todavía no había terminado pero, a través del agua milagrosa de Lourdes, Nuestra Señora comenzó su acción junto a los hombres..."...Más

Catedral de Sevilla abre muestra sobre textiles históricos

El propósito es dar a conocer el patrimonio cultural artístico del Cabildo de la Catedral que, por lo habitual, no se expone en el espacio de la visita cultural....Más

En esta Navidad, proclamemos con altanería la Virginidad de María, antes, durante y después del parto

La Virginidad perpetua de María, es una de las glorias que creemos quienes tenemos la honra de llamarnos católicos, y uno de los cuatro dogmas marianos...Más

Periodista publica libro con testimonios de personas curadas en Lourdes

"Milagros en Lourdes: la historia directa de quien fue curado", ese es el título del libro publicado por el periodista italiano Fabio Bolzetta en Roma....Más

Últimos vídeos   ‹‹‹

Copyrigth Heraldos del Evangelio - Todos los derechos Reservados.