Versión 0.8 Beta. Ingresar | Registrese

Ingresar

 
E-mail :
Contraseña :
Aun no se ha registrado?
Click aquí
Inicio » Iglesia Católica » La Palabra de los Pastores »
La Palabra de los Pastores

Santidad y misión en los diversos ministerios eclesiales

Publicado 2009/03/01
Autor : Mons. Paolo Romeo

Con motivo de la misa crismal, el arzobispo de Palermo hizo un importante apelo a la santidad y a la evangelización, aludiendo a cada uno de los ministerios eclesiales, de modo especial al sacerdocio.

| Imprimir | Email E-mail | Report! Corregir | Share

Santidad y misión en los diversos ministerios eclesiales

 

Cristo es el único Salvador. La Iglesia está asociada a Él como cooperadora de la salvación de todos, con la oración, el sacrificio, las obras de caridad y el anuncio del Evangelio.

Tenemos una responsabilidad universal, y cada uno de nosotros puede hacer suyas y repetir para sí mismo las palabras de Jesús: “El Espíritu del Señor está sobre Mí, por eso Me consagró con la unción y Me mandó a anunciar a los pobres un mensaje de alegría”

La santidad es un apelo universal

Todos somos llamados a la santidad, que consiste en la perfección de la caridad ( Lumen Gentium , 40). Todos somos llamados a la misión por palabras y obras, para evangelizar, para liberar, curar y confortar, en el alma y en el cuerpo. Y ya en esta misma celebración no podemos dejar de rezar por las grandes divisiones, violencias, injusticias, sufrimientos, desastres naturales, dolencias, pobreza, mentiras y fanatismos que sacuden al mundo.

Fundamentalmente, la santidad cristiana es una, y una la misión. Pero ambas, santidad y misión, se realizan en una gran diversidad de dones, de deberes, de responsabilidades, de experiencias y formas de vida: pastores de la iglesia, personas consagradas y fieles laicos; y dentro de cada uno de esos estados de vida, ¡cuánta variedad y cuánta creatividad del Espíritu y de genialidad humana! La vitalidad de la Iglesia y la fecundidad de sus misiones precisan de muchas y de diversas contribuciones.

Todas preciosas.

Un llamamiento a cada uno de los ministerios eclesiales

Es preciso que los fieles laicos tengan viva conciencia de su vocación misionera. Que sientan la exigencia interior de compatibilizar la vida cristiana con los demás: en la familia, en la escuela, en el trabajo, entre los amigos, entre los compañeros de viaje, en la comunicación social. Que sientan el deseo de animar cristianamente la sociedad civil para hacerla plenamente humana.

Que las personas de vida consagrada hagan resplandecer la plenitud de la unión con Dios y sean para todos una fuerte llamada a la santidad y al primado absoluto de Dios. Fieles a los carismas de sus institutos, sientan el deber de en cada momento ser la cara solícita de la iglesia que se inclina hacia los más frágiles y necesitados; acompañando y sustentando en el camino del pueblo de Dios.

Que los fieles sean integrados en las actividades pastorales con una variedad de servicios de acuerdo con sus aptitudes y según las necesidades de la comunidad. Para eso, más que nunca son necesarias figuras ministeriales respetables: bien preparadas espiritualmente, teológicamente, pastoralmente, reconocidas y autorizadas públicamente y comprometidas con una cierta estabilidad.

Que los diáconos, con su ya apreciada presencia pastoral, hagan que se intuya hasta donde se podría potenciar la acción misionera de la Iglesia con otras figuras ministeriales, en cada sector.

Si son preciosos todos los ministerios, no debemos, sin embargo, olvidarnos de que es absolutamente necesario el ministerio de los sacerdotes.

Los otros – como se explicaba de modo incisivo en un documento del episcopado italiano – tienen relación con el bienestar de la Iglesia como comunidad misionera, en cuanto el ministerio de los pastores tiene relación con su propio ser.

Éste es un motivo más para relanzar con urgencia la pastoral juvenil y vocacional. Cada sacerdote debe sentirla como algo que le llama de un modo personal e íntimo. Ofrecer a los jóvenes la oportunidad de un encuentro vivo con Cristo, a través de itinerarios y propuestas educativas, dentro de las cuales pueden vivir momentos fuertes de la escucha de la Palabra, y momentos de oración, retiros espirituales, coloquios personales con los sacerdotes, experiencias de servicio social y de evangelización.

Una pastoral juvenil especialmente vocacional, esto es, abierta a las demás vocaciones: al matrimonio y la familia, a la vida consagrada, al sacerdocio, a la misión ad gentes. La Iglesia crece unida en la armonía de las múltiples vocaciones y en los variados carismas.

monsPaoloRomeo.jpg
Mons. Paolo Romeo (Arzobispo de Palermo - Italia) visita el Papa Benedicto XVI.

Los sacerdotes y el sacrificio eucarístico

Queridísimos sacerdotes, verifiquemos cuál es nuestra relación con el sacrifico eucarístico. Cuando cele bramos, ¿nos concentramos, estamos conmovidos, ardorosos, felices?¿Qué impresión reciben los fieles por nuestro proceder? ¿Tenemos y transmitimos un fuerte sentimiento de la presencia del Señor?

Vale la pena escuchar sobre este aspecto un texto de San Francisco de Asís: “Prestad atención a vuestra dignidad, hermanos sacerdotes, y sed santos porque Él es Santo (...). Sería una gran miseria, y miserable mezquindad si, teniéndolo tan presente, cuidaseis de cualquier cosa que exista en el mundo.

Que toda la humanidad tema, que todo el universo tiemble, que el Cielo exulte cuando sobre el altar, en la mano del sacerdote, Cristo se haga presente el Hijo de Dios vivo. ¡Oh admirable altura y estupenda dignificación!¡Oh humildad sublime!” (Carta a toda la Orden, F.F, 220, 221).

La celebración de la misa debe, pues, dar la guía a toda nuestra existencia sacerdotal. Si la Eucaristía debe ser la vida de todos los cristianos, con mayor razón debe ser de los sacerdotes.

Se es un digno sacerdote, según Santo Tomás de Aquino, solamente “si mediante la caridad nos volvemos una sola cosa con Cristo” (In Evangeliumi Joannis X, 3).

Benedicto XVI, en la reciente Exhortación Apostólica Sacramentum Caritatis nos recuerda, con respecto a este tema, que “la espiritualidad sacerdotal es intrínsecamente eucarística.

La simiente de tal espiritualidad se encuentra ya en las palabras que el obispo pronuncia en la liturgia de la Ordenación: ‘Recibe la ofrenda del pueblo santo para el Sacrificio eucarístico. Date cuenta de lo que harás, imita aquello que celebrarás, conforma tu vida al misterio de la cruz de Cristo Señor' ”.

Confiemos para eso en el auxilio maternal de María, “mujer eucarística” como la definió el Siervo de Dios Juan Pablo II. Coloquémonos en su escuela y dejémonos llevar por Ella de modo que, celebrando con el espíritu con el cual Ella, en el canto del Magnificat, rindió honor y dio gracias al Señor, también nuestra vida sea toda un Magníficat, en el dar gloria a Dios y servir a los hermanos..

(Homilía en la misa Crismal, 5/4/2007 – Traducción: Heraldos del Evangelio)

 

Su voto :
0
Resultado :
0
- Votos : 0

Artículos Recomendados

Últimos 100 años de la Misión de la Iglesia hacen parte de exposición en Granada, España

La muestra ha sido organizada por las Delegación de las Obras Misionales Pontificias en preparación al Mes Misionero Extraordinario del próximo octubre. ...Más

Seminario de Estudios Laicales en Sevilla abordará el tema el Discernimiento

Un nuevo ciclo de ponencias inician este 21 de enero por iniciativa de la Delegación Diocesana de Apostolado Seglar. El llamado a la santidad será el eje central de las sesiones....Más

Encuentro diocesano en Jaén, España, habló de la música como "camino privilegiado de evangelización"

Unas 250 personas pertenecientes a más de 30 coros de la jurisdicción eclesial participaron en el II Encuentro diocesano de Coros que presidió el Obispo de Jaén, Mons. Amadeo Rodríguez Magro....Más

"La Fe se fortalece cuando se comparte", resalta obispo en Kenia

Mons. Joseph Alessandro, Obispo de Garissa, envió un mensaje a los Directores Diocesanos de las Obras Misioneras Pontificias y a los Coordinadores de la Obra de la Santa Infancia en Kenia...Más

Brasil será sede de la Asamblea Continental de las Pontificias Obras Misioneras

El próximo lunes, 18 de febrero, Brasil será sede por primera vez de la Asamblea Continental de las Pontificias Obras Misioneras (POM)...Más

Últimos vídeos   ‹‹‹

Copyrigth Heraldos del Evangelio - Todos los derechos Reservados.