Versión 0.8 Beta. Ingresar | Registrese

Ingresar

 
E-mail :
Contraseña :
Aun no se ha registrado?
Click aquí
Inicio » Iglesia Católica » Entrevistas »
Entrevistas

¿Dónde sopla el Espíritu?

Publicado 2009/03/01
Autor : Redacción

No es común revelar los anhelos más profundos del alma. Mons. Munilla Aguirre sí lo hace en esta entrevista, comentando temas candentes de la actualidad y contando el papel de María en su espiritualidad.

| Imprimir | Email E-mail | Report! Corregir | Share

¿Dónde sopla el Espíritu?

 
MonsMunilla.jpg
Desafíos para la Evangelización: “la transmisión de la fe a las nuevas generaciones, las vocaciones a la vida consagrada y el fortalecimiento de la familia y el matrimonio”

Heraldos del Evangelio: A su regreso de Roma, Ud. comentó que le impresionaba la combinación de valentía y humildad en la persona del Papa Benedicto XVI. ¿Puede ahondar más en ese comentario?

A veces se hace una especie de equiparación equivocada diciendo que la valentía y la humildad son cosas dispares, contrapuestas. Se piensa que el humilde es más bien tímido, el humilde es más bien “el tontito de la clase”. Tenemos un concepto de humildad con el que se le hace un triste favor a esa virtud. Se piensa que el cobarde está más cerca de ser humilde y no es verdad.

Es lo contrario. El cobarde en el fondo, porque es soberbio es cobarde.

Está demasiado preocupado de su éxito y de su fracaso, si va ser bien recibido o no, y su soberbia, su vanidad, es lo que le impide ser valiente. Solamente cuando a alguien no le importa su imagen personal, solamente cuando actúa para la gloria de Dios, es capaz de ser valiente. No se busca a sí mismo, no busca el aplauso, ni teme al rechazo, solamente le interesa buscar la gloria de Dios. Luego, su humildad le hace ser valiente.

HE: Es suya la expresión de que “hoy en día la paz peligra por las concepciones relativistas ante lo que constituye la verdadera naturaleza humana”. Podría decirnos en esa línea, ¿cómo ve la situación europea?

Europa padece una grave enfermedad, una especie de tendencia suicida.

Se trata –como el cardenal Ratzinger señaló acertadamente en su momento– de un desprecio de susraíces, de un complejo de inferioridad ante cualquier otra cultura, de un suicidio espiritual.

Se habla mucho hoy en día de multiculturalismo, pero yo creo que detrás de eso, más que apreciar otras culturas, lo que hay es no apreciar la propia. Es curioso que uno se avergüence de sus raíces y pretenda enriquecerse con las raíces ajenas. Eso le pasa mucho a Europa.

Se habla de tolerancia, cuando en el fondo se refieren a la indiferencia. Se apela a los derechos de la persona, al mismo tiempo que se desprecian los deberes para con la naturaleza humana. Se idealiza la libertad, cuando todos sabemos que la voluntad del europeo está esclava de las pasiones, del pecado, etc.

Se idolatra la democracia, olvidando que las elecciones dan el poder, pero no la razón…

HE: En una de sus cartas pastorales dice que “todo lo auténticamente humano interesa a Dios y, a su vez, todo lo divino concierne también al hombre”. El vivir al margen de Dios deshumaniza al hombre y lo separa de su fin último. ¿Qué deben hacer los jóvenes en el apostolado con sus congéneres?

El auténtico apostolado supone un testimonio de vida cristiana en el que lleguemos a MonsMunilla2.jpgconnaturalizarnos con lo sobrenatural y, al mismo, que sobrenaturalicemos lo natural.

Me explico: el lenguaje sobrenatural, hemos de utilizarlo con naturalidad, sin caer en la tentación del laicismo, que pretende reducir el ámbito de lo sobrenatural a lugares y momentos reservados.

Me hizo gracia al visitar la casa de los Heraldos del Evangelio, aquí en Palencia, y estar con los chicos que frecuentan vuestras actividades, ver la confianza con la que en el coloquio diario de ellos, lo sobrenatural y lo natural se mezclan. Y así sean capaces de estar en un campamento con jóvenes, y después de hacer un juego pasen luego a tratar de los dones del Espíritu Santo, por ejemplo. Lo sobrenatural tenemos que vivirlo naturalmente.

No podemos hacer hincapié en compartimientos estancos.

Tenemos al Señor y a María Virgen en nuestros labios, como no podía ser de otra forma. La fe es como el aire que respiramos, algo connatural para los cristianos. Es importante que nuestros congéneres entiendan que Dios no es una teoría para nosotros, sino que forma parte vital de nuestra existencia.

Al mismo tiempo, es importante que sobrenaturalicemos todo lo natural.

No sería correcto que trazásemos una línea divisoria entre lo profano y lo religioso. En realidad, en todas las realidades de nuestra vida, hasta en las más insignificantes, hemos de descubrir la huella de Dios. Tenemos que descubrir virtudes sobrenaturales en algo que puede parecer intrascendente.

Necesitamos sobrenaturalizar lo natural y naturalizar lo sobrenatural.

Actualmente, ¿cuáles son los mayores retos para la Evangelización en Europa y, sobre todo, en España?

Yo creo que son tres: la transmisión de la fe a las nuevas generaciones, las vocaciones a la vida consagrada y el fortalecimiento de la familia y el matrimonio.

También las señala así el documento de la Conferencia Episcopal Española, “Orientaciones morales ante la situación actual de España”.

En cuanto a la transmisión de la Fe, está claro que hoy en día es muy importante que la Iglesia Católica trabaje mucho en una catequesis, en un catecumenado de adultos que sea vital, que sea capaz de conjugar contenidos y experiencia viva. Porque a veces esas dos cosas se han contrapuesto indebidamente. Parece que si la catequesis es vitalista, no tiene contenidos. O si tiene contenidos, es un ladrillo de libro que no tiene fuerza vital… ¡Así, ni en uno ni otro caso se trasmite la Fe! Hay que hacer una catequesis en la que se conjuguen los contenidos bien estructurados y la capacidad vital de trasmitirlos.

El segundo aspecto es en Europa la falta de vocaciones a la vida consagrada.

Y eso es un reflejo de la enfermedad espiritual de Europa. Europa necesita ser evangelizada. Es posible, y eso sería una cura de humildad para muchos de nosotros, que seamos evangelizados desde fuera de Europa.

Y será una cura de humildad muy importante para esa especie de sentido eurocéntrico que tenemos a veces de la existencia. Tal vez eso necesita una buena dosis de humillación, que nos vendrá muy bien. Nos vendrá muy bien caer en cuenta que la Iglesia Católica nunca ha sido eurocéntrica, aunque algunos lo piensen. La Iglesia Católica es universal, y Europa necesitará ser evangelizada por gente que venga de muchos lugares del mundo a donde se llevó anteriormente la fe, y ahora la recibiremos de ellos.

Y en cuanto al tema de la familia, decimos que la familia es autora de la vida y es la que tiene el derecho hacia la educación.

En esos tres frentes está en juego la Civilización. Familia, vida y educación lo resumimos en uno: familia. En ella está el don de Dios, que se nos revela en el seno de la familia y reivindicamos el principio de subsidiaridad, con toda la fuerza. Fuimos pioneros de ese principio.

Tenemos que reivindicarlo. Tenemos que luchar por una concepción en la que haya más sociedad y menos Estado.

Y eso es priorizar la familia como célula básica de la sociedad. En la medida que hay más familia y más principio de subsidiaridad le estamos recordando continuamente a los poderosos y a los poderes del Estado que ellos están “al servicio de” y no otra cosa.

HE: ¿Cuál ha sido el papel de la devoción a la Virgen María en su vida?

Me veo en el lugar del “discípulo amado” al pie de la cruz, junto a María, recibiendo el testamento de Jesús desde lo alto de la cruz: “Mujer, ahí tienes a tu hijo.

José Ignacio, ahí tienes a tu madre”.

Tengo que reconocer que Ella ha cumplido mucho mejor que yo el encargo que su Hijo nos dio a los dos. Ella ha cuidado mucho más de mí. Es impresionante la paciencia que la Madre del Cielo ha tenido y tiene conmigo.

Gracias a eso, cada vez que pienso en ella, me lleno de deseos de renacer a una vida de santidad.

Siempre he visto la figura de la Virgen María relacionada con la figura de la madre deMonsMunilla3.jpg la tierra. He visto dos vocaciones, y me ha sido fácil entender lo que es la Madre del Cielo viendo la madre de la tierra. Uno intuye, percibe. Si nuestra madre es como es, es porque es reflejo de la del cielo. Y por eso las madres se parecen tanto, porque son reflejo de la del Cielo. Veo en eso una relación muy natural.

Jamás he visto un conflicto entre una espiritualidad cristocéntrica y la devoción a la Virgen María. Me acuerdo siempre de una anécdota de Juan Pablo II. En uno de sus viajes un periodista le preguntó: “¿Santidad por qué es Ud. tan mariano?”

Y el Papa le respondió: “por motivos cristocéntricos”.

También me ha ayudado mucho el conocimiento de los Santuarios Marianos:

Lourdes, Fátima, etc. Hoy en día los santuarios son uno de esos recursos que la Providencia como que tenía guardados para los momentos de crisis. Es curioso que en las épocas de crisis de las parroquias, son épocas del florecimiento de los santuarios marianos. Parece todo un signo de que la Virgen María, en los tiempos pos de secularización, sea quien lleva, por así decir, las riendas de la Evangelización en la Iglesia.

HE: En la exhortación apostólica post-sinodal Ecclesia in Europa, los nuevos movimientos son señalados por Juan Pablo II como un signo de esperanza para el continente europeo…

Recuerdo haber escrito un artículo a ese respecto con el título: “El Espíritu Santo sopla donde quiere”. Eso es una gran lección para todos nosotros.

El Espíritu Santo sopla donde quiere y nos lo ha demostrado con el tiemtema de los nuevos movimientos. Podemos hacer planificaciones y, al final, Dios bendice lo que bendice. Y nosotros debemos ser muy humildes para decir: “por sus frutos los conoceréis”.

Que no sean los celos, que no sean los a priori personales los que digan lo que debe funcionar. Al Espíritu Santo no se le puede meter en una jaula y hacerle cantar con el soniquete que uno quiere. En relación al Espíritu Santo estamos para servirle a él y no para que él nos sirva a nosotros.

Eso es lo importante, y lo ha sabido hacer la Iglesia. Juan Pablo II y Benedicto XVI han sido oyentes del Espíritu, han escuchado el susurro del Espíritu y han sido humildes para descubrirlo y ponerse a su servicio. Eso me parece algo maravilloso, frente a otras concepciones.

En el Cursillo para nuevos obispos en Roma, Mons. John Patrick Foley, presidente del Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales, nos decía que a la Santa Sede le llamaba la atención cómo a veces nosotros hacemos una serie de organigramas muy bien estructurados. Por ejemplo, una TV católica con muchos medios profesionales y, finalmente, se cierra. ¿Por qué? Porque Dios no la ha bendecido. Y ahí está la Televisión de la Madre Angélica, que es una mujer muy carismática y con medios escasos. Es lo que Dios ha bendecido y sale adelante y es lo que triunfa. O ahí está el caso de Radio María.

El Espíritu Santo bendice lo que bendice. ¿Quién soy yo para decirle a él lo que tiene que bendecir?

Dios bendice los medios humildes. Hacemos a veces unos planteamientos muy organizados sin habernos preguntado primeramente por dónde sopla el Espíritu, nos equivocamos.

Siempre hay que preguntar por dónde sopla el Señor y no viceversa. Es hermoso que la vida preceda a la estructura y no al revés.

 

 

Su voto :
0
Resultado :
0
- Votos : 0

Artículos Recomendados

Papa envió mensaje por accidente aéreo en Etiopía

La comunicación está firmada por el Cardenal Secretario de Estado...Más

Papa en el Ángelus: No dialogar con el demonio

El Pontífice rezó ayer el Ángelus del primer domingo de Cuaresma...Más

Papa para la Jornada Mundial por las Vocaciones: Arriesgarse por la promesa de Dios

Con ocasión de la próxima Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, el Papa Francisco dio a conocer su mensaje, que lleva como título "La valentía de arriesgar por la promesa de Dios"...Más

En mayo, el Papa visitará Bulgaria y Macedonia del Norte

Entre los días 5 y 7 de mayo próximos el Papa Francisco hará una visita apostólica más...Más

Últimos 100 años de la Misión de la Iglesia hacen parte de exposición en Granada, España

La muestra ha sido organizada por las Delegación de las Obras Misionales Pontificias en preparación al Mes Misionero Extraordinario del próximo octubre. ...Más

Últimos vídeos   ‹‹‹

Copyrigth Heraldos del Evangelio - Todos los derechos Reservados.