Versión 0.8 Beta. Ingresar | Registrese

Ingresar

 
E-mail :
Contraseña :
Aun no se ha registrado?
Click aquí
Inicio » Iglesia Católica » Entrevistas »
Entrevistas

Un arco entre Occidente y Oriente

Publicado 2009/01/01
Autor : Redacción

Juan Pablo II solia afirmar que la Iglesia tiene dos pulmones: Occidente y Oriente. Pero pocos son los que “respiran” con ambos pulmones. El P. Antonio Marino, Adjunto para la Vida Consagrada del Vicariato de Roma, concilia esas dos espiritualidades.

| Imprimir | Email E-mail | Report! Corregir | Share

Un arco entre Occidente y Oriente

 
PAntonioMarino.jpg
P. Marino: “La letanía lauretana es una tal obra maestra. Tan completa, que cualquier cosa es pequeña en comparación”

Heraldos del Evangelio: ¿Por qué usted –un italiano, es decir, un occidental– optó por el rito bizantino, que es oriental?

P. Marino: En realidad no tengo nada de bizantino en mis orígenes. Pero cuando estudiaba en el Pontificio Seminario Romano Menor, todos los alumnos fueron en conjunto al Russicum , el Pontificio Colegio Ruso. Al tener contacto con esa realidad sentí una profunda atracción y quise conocer la mentalidad, la lengua, el pensamiento, el espíritu de esa gran tierra que tantos santos dio a la Iglesia. Pero sobre todo me movía un aspecto espiritual. Para usar la expresión del Papa, la Iglesia Católica “respira” con dos “pulmones”: el de Occidente y el de Oriente. Pensé que, siendo sólo un sacerdote de rito latino, tal vez “respirase” con dificultad, y decidí entonces “respirar” completamente, y me fui a estudiar al Russicum .

HE: Pero, ¿no es usted un sacerdote de rito romano, el rito de todo Occidente?

P. Marino: En el tiempo en que estudié en el Pontificio Colegio Ruso, todos los seminaristas, con independencia de su rito original, eran ordenados en el rito bizantino-eslavo. Así pues, antes de recibir las órdenes menores cambié de rito, mediante un trámite en la Congregación para las Iglesias Orientales. Después de la ordenación sacerdotal recibí permiso para celebrar también en rito romano. Por lo tanto, pertenezco a ambos ritos.

PAntonioMarino2.jpg
“Al conocer el Pontificio Colegio Ruso sentí una profunda atracción por la mentalidad, la lengua, el espíritu de esa gran tierra que tantos santos dio a la Iglesia”, comentó el P. Marino.


HE: ¿Cuál es el origen del Pontificio Colegio Ruso?

P. Marino: En el origen del Russicum está la Madre de Dios. En Fátima, ella envió un mensaje a Rusia, que la preocupaba de manera particular en ese año de 1917, cuando ese país comenzaba un proceso de alejamiento de la paz mundial. Con sus maternales palabras, la Virgen colocaba al mundo en guardia frente a los peligros que se derivaban del pensamiento y de la filoso fía que Rusia empezaba a promover. Siguiendo ese espíritu profético de las apariciones de Fátima, la Iglesia Católica consolidó el propósito de enviar misioneros de rito bizantino –por lo tanto, según la mentalidad y la tradición cultural rusa– a las zonas de persecución que estaban bajo un régimen ateo. Para preparar dichos misioneros el Papa Pío XI fundó en 1929 el Pontificio Colegio Ruso.

HE: Además del Russicum, ¿estudió usted en otros institutos?

P. Marino: Mientras estudiaba en el Russicum , proseguí mi formación filosófica en la Gregoriana, después la teológica en el Pontificio Instituto San Anselmo. Posteriormente hice la especialización en Derecho Canónico Oriental. También cursé la Pontificia Academia Eclesiástica por tres años, pero no quise seguir la carrera diplomática, prefiriendo servir a la diócesis de Roma junto al Vicariato de Su Santidad. Actualmente soy Adjunto para la Vida Consagrada.

HE: Usted escribió diversas letanías, inclusive ya las reunió en un libro. ¿Hay en ellas rasgos de ambas espiritualidades, la occidental y la oriental?

P. Marino: Una gran pasión de Oriente es la de venerar a los santos, exaltando sus obras y proclamando sus ges tas. Para hacer esas letanías uní mi preparación oriental al sustrato la tino. En ellas está presente el lenguaje que es habitual para los fieles orientales, y los latinos reconocen en ellas su propio estilo. Justamente esa es la idea: poner a disposición de todos un punto de encuentro común de las dos mentalidades, un encuentro en la oración y en la espiritualidad.

HE: ¿Cuál es su letanía preferida?

P. Marino: Escribí con gran fatiga e intensidad todas las letanías del libro, de modo que las quiero mucho a todas. Pero prefiero las de la Virgen María. Yo pensaba que no lograría escribir letanías sobre ella, puesto que la Letanía Lauretana es una tal obra maestra, tan completa, que cualquier cosa es pequeña en comparación. Pero quise hacer mi homenaje a la Virgen, y decidí escribirlas. Las letanías son largas, pero esa es la idea: hacer meditar a las personas que las rezan. Una cosa breve no daría una noción de la personalidad y de la grandeza del santo; además que vale muy bien la enseñanza del santo: De Maria nunquam satis! De María nunca podremos saciarnos.

 

 

Su voto :
0
Resultado :
0
- Votos : 0

Artículos Recomendados

Continúa la saña de la persecución a la Iglesia: el caso de la diócesis china de Fuzhou

ras el acuerdo entre la Santa Sede y el gobierno chino el año pasado, el acoso a la Iglesia se ha mantenido y según muchos testimonios se ha acentuado. Miremos el caso de Fuzhou....Más

Papa envió mensaje por accidente aéreo en Etiopía

La comunicación está firmada por el Cardenal Secretario de Estado...Más

Papa en el Ángelus: No dialogar con el demonio

El Pontífice rezó ayer el Ángelus del primer domingo de Cuaresma...Más

Papa para la Jornada Mundial por las Vocaciones: Arriesgarse por la promesa de Dios

Con ocasión de la próxima Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, el Papa Francisco dio a conocer su mensaje, que lleva como título "La valentía de arriesgar por la promesa de Dios"...Más

En mayo, el Papa visitará Bulgaria y Macedonia del Norte

Entre los días 5 y 7 de mayo próximos el Papa Francisco hará una visita apostólica más...Más

Últimos vídeos   ‹‹‹

Copyrigth Heraldos del Evangelio - Todos los derechos Reservados.