Realizan en México Belén Interactivo con las apariciones de la Virgen de Guadalupe

Publicado 2018/12/24
Autor: Gaudium Press

Tiene ocho años de tradición y está instalado en la Capilla del Pocito, situada en el perímetro de la Basílica de Guadalupe en Ciudad de México.

Ciudad de México (Lunes, 24-12-2018, Gaudium Press) En la Capilla del Pocito, situada en el perímetro de la Basílica de Guadalupe, en Ciudad de México, se ha realizado un Belén Interactivo muy especial: contiene imágenes de las apariciones de la Virgen de Guadalupe, ocurridas al indio San Juan Diego en el año 1531.

El pesebre cuenta ya con ocho años de historia, basándose en las Sagradas Escrituras. Se realizó por primera vez en la Parroquia de San Bernabé Apóstol, luego se trasladó a la Parroquia de Santa María de Capuchinas, que está en el conjunto de la Villa, junto a la Basílica de Guadalupe, y recientemente se decidió ubicar en la Capilla del Pocito.

nacimiento-villa_DesdeLaFe.jpg
El Nacimiento se viene realizando desde hace ocho años / Foto: Desde la Fe.

"Se monta durante tres semanas, y la historia bíblica te llega a través de todos los sentidos, lo cual hace más atractiva e interactiva su presentación", señala el Padre Efraín Hernández, párroco de Santa María de Capuchinas, quien también está cargo de la Capilla del Pocito, y fue citado por Desde la Fe, medio de comunicación de la Arquidiócesis de de México.

Año con año el Belén ha tenido varias modificaciones con el objeto de enriquecer la puesta en escena, así como la tradición del pesebre, que nació con San Francisco de Asís en 1223 (Ver nota anterior: En Greccio, Italia, cerca de 8 siglos transmitiendo "el corazón profundo del pesebre"). La novedad de este 2018, es justamente la incorporación de escenas que hablan sobre las apariciones de la Virgen de Guadalupe.

Este pesebre ha ganado fama, y se le conoce como el "Belén Mágico", porque incluye motores y reflectores, que dan vida a las figuras, más de 150, con una adaptación que mide aproximadamente 7 metros de largo por 4 metros de ancho. Todo con el propósito de evangelizar, y revitalizar la tradición del Belén.

Capilla del Pocito.jpg
Capilla El Pocito.
"No es algo fácil de montar, aunque parece pequeño no lo es. Mecanizamos una mini cueva con una puerta automática que se abre para mostrar la imagen de Jesús", ha señalado el Padre Hernández.

El Nacimiento podrá ser apreciado por los visitantes hasta el 2 de febrero de 2019, en la fiesta de la Presentación del Señor.

Y es que la Capilla del Pocito tiene una relación directa con la Guadalupana, ya que allí, según indica la tradición, ocurrió la quinta aparición de Nuestra Señora a San Juan Diego. A ella, año con año, acuden a rezar cientos de peregrinos que visitan la Villa de Guadalupe.

El templo es un monumento arquitectónico, una joya del barroco mexicano, que data del siglo XVIII.

Actualmente está en proceso de restauración, debido a los daños que sufrió en septiembre de 2017, con el terremoto que afectó a la capital mexicana.

Con información de Desde la Fe.