San Sebastián, un ejemplo de coraje ante los obstáculos de la vida

Publicado 2019/01/21
Autor: Gaudium Press

El Patrono de la Arquidiócesis de Río de Janeiro, fue conmemorado el domingo 20 de enero.

Río de Janeiro (Lunes, 21-01-2019, Gaudium Press) El Patrono de la Arquidiócesis de Río de Janeiro, San Sebastián, fue conmemorado el domingo 20 de enero.

A respecto de la festividad, que lleva el tema "San Sebastián vocacionado por el amor", el Cardenal Arzobispo Orani João Tempesta afirma que la tradicional trecena, que recorre las calles y avenidas del municipio antes de la gran celebración, "es la misión popular que abre el año y nos identifica en esa caminata católica en esta gran ciudad".

"San Sebastián es uno de los santos más famosos entre el pueblo brasileño. Por causa de su intercesión e incontables milagros obtenidos, él se tornó patrono de muchas ciudades y barrios por todo el Brasil recibieron el nombre de San Sebastián", afirma Mons. Orani, en artículo publicado en el site de la Arquidiócesis.

Cardenal de Brasil_GP.jpg

De acuerdo con el purpurado, la fortaleza para superar las varias dificultades y situaciones fue una de las características que marcó la vida del Mártir, que a través de su testimonio de vida, nos anima a tener el mismo espíritu de confianza en Dios y audacia cristiana para hacer de la vida un camino seguro rumbo a la felicidad.

"San Sebastián es un ejemplo de coraje ante los obstáculos de la vida y fidelidad incluso delante de las contrariedades y persecuciones. Es interesante notar su empeño en hacer el bien ocultamente, aprovechando todas las circunstancias para sembrar alegría, consuelo y ánimo para las personas próximas, incluso sabiendo que cuando fuese descubierto podría tener complicaciones".

El arzobispo recuerda además que San Sebastián también puede ser reconocido por su prontitud en hacer la voluntad de Dios. "Al mirar para San Sebastián que sufrió y murió, continua Mons. Orani, "recordamos al Cristo que sufrió, murió y venció la muerte. En el acontecimiento Salvífico del viernes Santo en el Calvario, se traduce profundamente el amor de Dios por la humanidad. Allí se da la realización del sueño de Dios por cada uno de sus hijos. Dándose por amor, Él trae el cielo a la tierra y nos rescata de nuestras miserias. Es en torno de nuestras miserias que el amor de Dios actúa y se realiza".

San Sebatian.jpg

Además de haberse hecho defensor de la Iglesia como soldado, capitán y también como apóstol de los confesores, el Santo fue apóstol de los mártires, los que confesaban a Jesús en todas las situaciones, renunciando a la propia vida. "San Sebastián vivió intensamente su vida bautismal y fue testigo de Cristo hasta el martirio. Y cuando denunciado como cristiano, allá estaba él, delante del emperador furioso. Pero nuestro santo dejó claro, con mucha sabiduría, auxiliado por el Espíritu Santo, que incluso siendo un buen soldado era un cristiano convencido", resalta el cardenal.

Por último, Mons. Orani Tempesta recuerda que, al aproximarnos a la fiesta del Patrono de la Ciudad Maravillosa, "damos así inicio al nuevo año basados en el Evangelio colocado en práctica por el gran mártir", que es ejemplo de hombre que supo defender la fe católica.

"Socorrednos glorioso Mártir San Sebastián para que sepamos ser anunciadores de la misericordia y la verdad. Que sepamos vivir el santo Evangelio de cada día", concluye.

En este domingo, 20 de enero, las conmemoraciones comenzaron a las 10:00 horas, con Misa Solemne presidida por el cardenal, en el Santuario Basílica de San Sebastián, de los Frailes Capuchinos, en Tijuca. En el mismo lugar, a las 15:00 horas, se rezó el Rosario de la Misericordia, seguido de la procesión en honra al Patrono, en dirección a la Catedral Metropolitana, donde Mons. Orani celebró el cierre de los festejos. (LMI)

De la redacción Gaudium Press, con informaciones de la Arquidiócesis de Río de Janeiro.