Cardenal Cipriani resalta que profesores deben llevar la luz de Cristo a sus alumnos

Publicado 2019/03/06
Autor: Gaudium Press

El Cardenal Juan Luis Cipriani presidió el pasado viernes la Misa de Envío de los funcionarios de los colegios parroquiales pertenecientes a la Arquidiócesis de Lima, Perú. La celebración contó con la participación de promotores, directores, docentes

Perú - Lima (Miércoles, 06-03-2019, Gaudium Press) El Cardenal Juan Luis Cipriani presidió el pasado viernes la Misa de Envío de los funcionarios de los colegios parroquiales pertenecientes a la Arquidiócesis de Lima, Perú. La celebración contó con la participación de promotores, directores, docentes, capellanes, además de funcionarios de la parte administrativa y de manutención de los doce colegios de la Asociación de Instituciones Educativas Católicas (AIEC).

3.jpg

En su homilía, el purpurado invitó a los presentes a pensar en lo que Dios espera de cada uno en este año. "¿Qué misión Dios espera de mí? ¿Cuáles trabajos quiere que yo lleve adelante? Consideremos que somos discípulos de Dios y que Él quiere hacer con nosotros cosas grandes. Él me envía para enseñar, querer y comprender, ¿pero cuál será la misión que Dios quiere de mí en este año?".

Recordando la alianza que Dios hizo con nosotros enviando a su Hijo, el Cardenal explicó que "esta alianza tiene dos partes. La parte de Dios y la parte nuestra. Por eso, en estos tiempos, en que tenemos a Dios como en una nube, un poco turbio, debemos levantar los ojos al cielo y decir: 'Dios mío, qué bueno vos sois renovando la alianza con cada uno de nosotros'".

4.jpg

El Arzobispo emérito de Lima recordó aunque esta alianza es siempre renovada en la Santa Misa, en el momento de la consagración, el centro de todo. "La alianza es mucho más que un compromiso, es un juramento hecho por Dios que nunca fue olvidado, nunca fue defraudado, es una alianza entre él y nosotros que se sella a cada día en la Eucaristía. Ahí tenemos el centro, la Santa Misa".

En seguida, destacó que la misión de los colegios parroquiales es la de llevar la luz de Cristo. "Esta es la tarea que los colegios parroquiales tienen como un sello. Podrán saber más computación, inglés, gimnástica, pero el sello es que cada profesor sea consciente de esta parte de la alianza, ser un colegio donde cada criatura, padre de familia, profesor, vea un poco de esa luz: Cristo me llama, me busca, no falla. Y por eso, son colegios que de alguna manera fortalecen la Fe".

5.jpg

Al término de la celebración, el Cardenal Cipriani agradeció a los presentes resaltando que los integrantes de la AIEC "trabajan de la misma forma que los sacerdotes. Ustedes trabajan diariamente en las clases, por eso les agradezco, sigan unidos, sigan alegres, que esto siga adelante". (EPC)