Heraldos en misión distribuyen Oratorios

Publicado 2009/10/31
Autor: Redacción

La Caballería de María es una comunidad de los Heraldos del Evangelio que está compuesta por un sacerdote y una veintena de misioneros dedicados exclusivamente a la difusión del kerigma.

 

La Caballería de María es una comunidad de los Heraldos del Evangelio que está compuesta por un sacerdote y una veintena de misioneros dedicados exclusivamente a la difusión del kerigma. Una tarea que consiste en anunciar la Buena Nueva en diferentes países mediante las Misiones Marianas recorriendo las feligresías a pedido de obispos y párrocos.

1.jpg   2.jpg     3.jpg
Itatinga   Anhembi     Várzea Paulista

Con dedicación y empeño en la labor pastoral, esta "unidad móvil" empieza el día con la Misa y la Adoración Eucarística en la iglesia parroquial, en las que pueden participar todos los fieles que lo deseen. Tras este periodo consagrado a la oración, van de puerta en puerta por todo el barrio llevando una hermosa imagen del Inmaculado Corazón de María. Cuando la Virgen es recibida en una casa, en un despacho o incluso en un local comercial, los misioneros rezan con los presentes y se preocupan por averiguar si alguien necesita recibir algún sacramento.

4.jpg
 
5.jpg
Con entusiasmo, los nuevos coordinadores de Oratorios asumen su función evangelizadora.
 
7.jpg
  6.jpg
A la derecha, antes de la Celebración Eucarística, solemne entrada de la imagen del Inmaculado Corazón de María en la abarrotada iglesia de Itatiba; a la izquierda, cortejo de nuevos coordinadores de Oratorios en Várzea Paulista.

La presencia de Nuestra Señora en los hogares marca la vida de muchas personas que desean que esa benéfica y maternal visita se prolongue de alguna manera. Por eso, los misioneros les ofrecen el Oratorio de María Reina de los Corazones.

Cada Oratorio es venerado por un grupo formado por treinta familias que la acogen una vez al mes, en una fecha determinada, concertada previamente con el coordinador de dicho grupo. El día que el Oratorio está en una casa se invita a los amigos, parientes y vecinos para que todos participen de la lectura de un pasaje del Evangelio -a la que se siguen unos minutos de reflexión-, se rece el Rosario y se haga un acto de consagración al Inmaculado Corazón de María.

8.jpg   9.jpg     10.jpg
Como de costumbre, el párroco bendice y entrega el Oratorio a los coordinadores.

Los Oratorios de María Reina de los Corazones, distribuidos por los heraldos misioneros, son bendecidos y entregados por el párroco al respectivo coordinador durante la Misa que se celebra como clausura de cada Misión Mariana.

Es un hermoso modo de darle continuidad al trabajo pastoral desarrollado durante esos días.

(En las fotos, ceremonia de entrega del Oratorio en varias ciudades del Estado brasileño de São Paulo.)