Letanía de San Antonio

Publicado 2009/03/21
Autor: Catecismo de la Iglesia Católica

San Antonio abogado de los afligidos, ruega por nosotros.

Señor, ten piedad de nosotros. Jesucristo, ten piedad de nosotros.

Señor, ten piedad de nosotros.

Jesucristo, ten piedad de nosotros.

R/. Señor, ten piedad de nosotros.

Jesucristo, óyenos.

R/. Jesucristo, escúchanos.

 

Padre del Cielo que sois Dios, ten piedad de nosotros.

Hijo Redentor del mundo, que sois Dios, ten piedad de nosotros.

Espíritu Santo que sois Dios, ten piedad de nosotros.

Santísima Trinidad que sois un solo Dios, ten piedad de nosotros.

 

San Antonio de Lisboa, ruega por nosotros.

San Antonio abogado de los afligidos, ruega por nosotros.

San Antonio discípulo amado de San Francisco, ruega por nosotros.

San Antonio que hicisteis extraordinarios milagros, ruega por nosotros.

San Antonio que hablaste a los peces, ruega por nosotros.

San Antonio modelo de pureza, ruega por nosotros.

San Antonio modelo de austeridad, ruega por nosotros.

San Antonio dotado de sabiduría, ruega por nosotros.

San Antonio modelo de caridad, ruega por nosotros.

San Antonio lleno de amor divino, ruega por nosotros.

San Antonio patrono de virtudes, ruega por nosotros.

San Antonio paciente, ruega por nosotros.

San Antonio bondadoso, ruega por nosotros.

San Antonio humilde, ruega por nosotros.

San Antonio desprendido de los bienes terrenos, ruega por nosotros.

San Antonio que tuvisteis en los brazos al Niño Jesús, ruega por nosotros.

San Antonio amigo de los afligidos, ruega por nosotros.

San Antonio amigo de los necesitados, ruega por nosotros.

San Antonio amigo de los que invocan vuestro auxilio, ruega por nosotros.

 

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo,

R/. Perdónanos Señor.

Cordero de Dios que quitas el pecado dl mundo,

R/. Escúchanos Señor.

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo,

R/. Ten piedad de nosotros.

 

Oremos: Señor, humildemente Os suplicamos el perdón de nuestros pecados y Vuestro auxilio en todas nuestras necesidades espirituales y materiales. Y por los méritos e intercesión de San Antonio, podamos encontrar junto a Vuestro Trono de Justicia, el amparo y aceptación. Por Cristo Nuestro Señor. Amén.