Pesebre de la Plaza San Pedro será también homenaje a la Virgen María

Publicado 2011/12/12
Autor: Gaudium Press

La apertura del pesebre ocurrirá el día 24 de diciembre al anochecer. El homenaje a la Virgen María se dará, específicamente, en las construcciones realizadas al lado del pesebre.

Ciudad del Vaticano (Viernes, 09-12-2011, Gaudium Press) La 32ª representación del Pesebre de la Plaza San Pedro, en el Vaticano, será un homenaje a la Virgen María, en señal de recuerdo al Papa Juan Pablo II, informó el inicio de esta semana la agencia de noticias católica Zenit. La nota de la Santa Sede publicada por la agencia, recuerda la gran devoción que el Pontífice tenía a Nuestra Señora.

view.png
Devoción de Juan Pablo II por Nuestra Señora está representada también en su blasón

Admiración a la Virgen que era expresada en el escudo de Juan Pablo II, que pretendía ser, conforme la nota de la Santa Sede, un homenaje al misterio central del cristianismo: la Redención. Por eso presentaba una cruz con una gran "M", recordando la presencia de María bajo la cruz. Admiración que también se reproducía en su lema Totus Tuus ("Totalmente suyo", en latín), que el Pontífice polaco escogió cuando ya era cardenal.

Sobre el pesebre propiamente dicho, la nota de la Sede explica que él representará lugares donde históricamente ocurrió el nacimiento del niño Jesús, siendo que la escena principal tendrá "elementos que reproducen las arquitecturas y los lugares típicos del paisaje palestino y sectores de la vida diaria".

El homenaje a la Virgen María se dará, específicamente, en las construcciones realizadas al lado del pesebre. Conforme Zenit, a la izquierda del escenario fue edificado un templo sagrado, cuyo objetivo es recordar el episodio de la Presentación de Jesús en el Templo, durante el cual Simeón profetizó el dolor de María por la muerte del Hijo (cf. Lc 2:34-35). En el mismo espacio, algunas casas también fueron construidas, en una de ellas "la disposición y la selección de las estatuas recuerdan el alegre anuncio del nacimiento a María por el ángel Gabriel" (cf. Lc 1,26-33).

Ya a la derecha del pesebre fue reproducido un edificio utilizado por una familia. En este escenario aparecen dos figuras femeninas conversando. Según la nota, esta escena representa el encuentro entre María e Isabel, su prima. (cf. Lc 1:41-45).

La apertura del pesebre ocurrirá el día 24 de diciembre al anochecer. El proyecto y la construcción del pesebre y de la decoración del árbol de Navidad, como todos los años, es preparado por los servicios técnicos de la Gobernación de la Ciudad del Vaticano.