Pensamiento de Benedicto XVI sobre San Pedro

Publicado 2012/06/29
Autor: Gaudium Press

En la Audiencia General del 24 de mayo de 2006 el Papa habló sobre el camino no exento de dificultades del primer Papa para seguir a Jesucristo

Ciudad del Vaticano (Viernes, 29-06-2012, Gaudium Press) Llegando las conmemoraciones de la fiesta del Apóstol San Pedro, 29 de junio, no será superfluo recordar el pensamiento de Benedicto XVI sobre aquel de quien él es sucesor.
Son palabras pronunciadas en la Audiencia General del 24 de mayo del 2006.

Sin título.png
San Pedro recorrió un arduo camino en pos del Señor

"Pedro, así como los otros apóstoles, tuvo que recorrer un camino lento, no exento de dificultades, para seguir al Maestro.

Con su respuesta de Fe superó la prueba que la predicación de Cristo sobre la Eucaristía significa para muchos de los discípulos.

Sin duda era una fe inicial, que llegaría a su plenitud en el momento de la Pascua. Entretanto, el camino de la fe está lleno de sufrimientos y amor, de pruebas y fidelidades.

Inclusive, Pedro llegó a conocer la amargura y la humillación de la negación, llegando a la conversión a través del arrepentimiento.

Junto al lago de Tiberíades Pedro descubre cómo Cristo resucitado se adapta a su pobre capacidad de amar y cómo podrá siempre contar con su presencia.

De esto nace la esperanza y la confianza que le permitirán seguirlo hasta el final de su vida, que será sellada con el martirio.

Y así, él será capaz de describir la verdadera alegría e indicar la fuente donde conseguirla, que es Cristo, creído y amado".

Con informaciones del Vatican Insider.