Jesucristo salva el alma y el cuerpo, recuerda el Papa en el Ángelus

Publicado 2012/07/02
Autor: Gaudium Press

Mañana Benedicto XVI irá a Castel Gandolfo por tres meses

Ciudad del Vaticano (Lunes, 02-07-2012, Gaudium Press) Las curas milagrosas realizadas por Jesús "son para nosotros una invitación a superar una visión puramente horizontal y materialista de la vida", resaltó el Santo Padre ayer en el último Ángelus realizado en el Vaticano, hablando sobre la narrativa del Evangelio de San Marcos acerca de dos curas: la de la hija de uno de los jefes de la Sinagoga - la Hija de Jairo, y la de una mujer que tenía una hemorragia - la Hemorroisa. Mañana el Papa parte en la tarde con destino a Castel Gandolfo, donde pasará este mes de vacaciones de verano. Todas las audiencias de julio están suspendidas y serán retomadas en agosto. Benedicto XVI encontrará a los fieles solamente para el Ángelus. Él estará en Castel Gandolfo hasta septiembre.

3.jpg
En la oración debemo pedir sobre todo, "una fe cada vez más sólida", dijo el Papa - Foto: Archivo

"Jesús se inclina sobre el sufrimiento humano y cura el cuerpo". El Santo Padre observó que el Señor curó no solo el cuerpo, sino también el alma de las personas porque "vino para curar el corazón del hombre" y para "dar la salvación y pedir la fe en Él". Jesús vino para "liberar al ser humano en su totalidad".

El Papa afirmó a los fieles presentes que en la oración, con frecuencia "pedimos tantas curas de problemas, de necesidades concretas, y es correcto, pero lo que tenemos que pedir con insistencia es una fe cada vez más sólida". Debemos tener "una confianza firme en su amor, en su providencia que no nos abandona".

Un mensaje a quienes se dedican a la pastoral de la salud

Benedicto XVI dirigió un pensamiento especial también a los médicos, los agentes de salud y los capellanes hospitalarios. "Ver a Jesús así tan atento al sufrimiento humano nos lleva a pensar también en todos los que ayudan a los enfermos a llevar su cruz" con serenidad y esperanza. Él reafirmó la necesidad de la profesionalidad, pero también de "humanidad y atención del corazón".

El Santo Padre dirigió también un saludo particular a los peregrinos brasileños de Umuarama y Paranavaí: "Saludo cordialmente a los fieles brasileños de Umuarama y Paranavaí y demás peregrinos de lengua portuguesa, sobre cuyos pasos y compromisos cristianos imploro, por la intercesión de la Virgen Madre, las mayores bendiciones divinas. ¡Dejad a Cristo tomar posesión de vuestra vida, para que seáis cada vez más vida y presencia de Cristo! Id con Dios".

En Europa llegó el período de las vacaciones de verano. Los próximos tres meses tendrán un ritmo menos intenso. En el saludo en lengua española, el Papa hace votos para que "este tiempo de vacaciones sea una oportunidad para fortalecer la fe, a través de la oración y la caridad". El viaje del Pontífice para las vacaciones de verano en Castel Gandolfo el día 3 de julio, fue anunciado el sábado pasado en comunicado de la Prefectura de la Casa Pontificia.