Un inestimable don

Publicado 2009/05/05
Autor: Redacción

Para celebrar este inestimable don recibido del Santo Padre, más de mil Heraldos del Evangelio e integrantes de la Asociaciones Nuestra Señora de Fátima viajaron a Roma.

1.jpg
Para celebrar este inestimable don recibido del Santo Padre, más de mil Heraldos del Evangelio e integrantes de la Asociaciones Nuestra Señora de Fátima viajaron a Roma.

Tuvieron la gracia de estar con el Papa Juan Pablo II, recibir el decreto de aprobación de manos del cardenal James Stafford —presidente del Pontificio Consejo para los Laicos—, y poder participar en las varias celebraciones de acción de gracias, tanto en Roma (una de ellas en la Basílica de San Pedro y otra en la célebre Basílica de Santa María la Mayor), como en las principales catedrales de España y de Portugal.

Al ofrecer aquí algunos flashes de esos inolvidables días, deseamos también dirigir una palabra de gratitud a los cardenales, obispos, sacerdotes y religiosos del mundo entero que, con su apoyo, contribuyeron a la realización de nuestro anhelado sueño.