En Lourdes…

Publicado 2009/05/06
Autor: Redacción

Su población, era profundamente católica. Situada en los contrafuertes de la cordillera de los Pirineos, en la frontera con España.

Lourdes1.jpg
La historia de Lourdes, se pierde en la noche de los tiempos, llena de hechos y leyendas. No se sabe bien, cuándo comenzó a existir, sin embargo, puede llegar a bordear los tres mil años de antigüedad.

 

Durante esos milenios, pasaron por ella numerosos ejércitos, fue escenario de muchas guerras, tuvo diversos dominadores que se sucedían uno tras otro y los romanos construyeron allí, una sólida fortaleza, en la cima de una imponente roca que la defendía con eficacia y sobretodo era inexpugnable para las armas de antaño. El río Gave, que nace del deshielo de las nieves perpetuas de los Pirineos, bordea la ciudad.

 

En 1858, era una pequeña ciudad con cerca de cuatro mil habitantes. Tenía cierto desarrollo, contando con una escuela primaria para niños y otra para niñas. Poseía un Tribunal de Justicia y disponía de un buen hospital, que atendía a toda la región. Sus ferias, eran famosas y bien concurridas, frecuentadas especialmente por los habitantes de todos sus alrededores.

 

Su población, era profundamente católica. Situada en los contrafuertes de la cordillera de los Pirineos, en la frontera con España, ofrece un estupendo panorama, con altos picos siempre cargados de nieve. Su suelo no era adecuado para la agricultura, pero en compensación, la región era rica en piedras utilizadas para la construcción, especialmente pizarras azuladas. La población menos favorecida se dedicaba a la extracción y lapidación de esas piedras.