Acto de Consagración a Jesucristo Rey

Publicado 2009/04/12
Autor: Catecismo de la Iglesia Católica

Se concede indulgencia parcial al fiel cristiano que rece piadosamente este acto de consagración del género humano a Jesús Cristo Rey.

OracionCristoRey1.jpg
Cristo Rey, Sainte- Chapelle (París)

Oh dulcísimo Jesús, Redentor del género humano, dirigid hacia nosotros, humildemente postrados en Vuestra presencia, Vuestra mirada.

Nosotros somos y queremos ser Vuestros. Y a fin de poder vivir más íntimamente unidos a Vos, cada uno de nosotros se consagra, espontáneamente, en este día, a Vuestro Sacratísimo Corazón.

Hay muchos que nunca Os conocerán; muchos, despreciando Vuestros mandamientos, renegarán de Vos.

Benignísimo Jesús, tened piedad de unos y de otros y traedlos a todos a Vuestro Sagrado Corazón.

Señor, sed Rey no solamente de los fieles que nunca se apartarán de Vos, sino también de los hijos pródigos que Os abandonarán; haced que éstos retornen cuanto antes a la casa paterna, para que no perezcan de miseria y de hambre.

Sed Rey de los que viven inadvertidos en el error o separados de Vos por la discordia; traedlos al puerto de la verdad y la fe, con el fin de que pronto haya un solo rebaño y un solo Pastor.

Señor, conservad incólume a Vuestra Iglesia y dadle una libertad segura y sin penas, conceded orden y paz a todos los pueblos; haced que de un polo al otro del mundo resuene una sola voz: alabado sea el Corazón Divino que nos trajo la salvación, honra y gloria a Él por todos los siglos. Amén.

(Se concede indulgencia parcial al fiel cristiano que rece piadosamente este acto de consagración del género humano a Jesús Cristo Rey. La indulgencia será plenaria si este acto fuese rezado públicamente en la solemnidad de Nuestro Señor Jesucristo Rey - Penitenciaría Apostólica , Manual de Indulgencias)