Presidente de Episcopado Argentino: "La alegría cristiana nace de un encuentro vivo con Jesucristo"

Publicado 2014/12/15
Autor: Gaudium Press

Monseñor Arancedo habló de volver a los lugares donde se encuentra Dios, en esta época de Adviento

Santa Fe (Lunes, 15-12-2014,Gaudium Press) Mons. José María Arancedo, arzobispo de Santa Fe de la Veracruz, Argentina, en su alocución semanal habló de la alegría cristiana. El prelado se refirió al Adviento como un "tiempo de conversión y oración", en el cual la "Iglesia nos habla de la alegría del cristiano".

La alegría cristiana es la alegría del encuentro con Dios, "es signo de la presencia del Espíritu del Señor. La fuente de la alegría está en Dios, pero nace en nuestro interior como fruto de su Espíritu".

1.jpg
Mons. Arancedo - Foto: donorione.org.ar

La alegría del cristiano no es pasajera. "Por tener su fuente en Dios dice referencia al bien y a la verdad, y es expresión de belleza y de paz en una persona. La alegría cristiana nace de un encuentro vivo con Jesucristo", subrayó.

Volver a los lugares donde se encuentra Dios

Monseñor Arancedo habló de volver a los lugares donde se encuentra Dios: "Tenemos que hablar de su Palabra, de la Iglesia, de los sacramentos, pero también de esa otra presencia que nos puede parecer más oculta, sin embargo Él nos espera en ella, me refiero al dolor, al que sufre, al pobre".

El prelado habló de un conocimiento de Jesús que puede ir adormeciendo: "Puede ser que lo conozcamos, pero siempre podemos avanzar en el conocimiento de Él", al tiempo que afirmó que "hay un conocimiento que se va adormeciendo, va perdiendo entusiasmo, se va quedando en una fe que no comunica vida ni alegría".

"Cuando el cristiano pierde el horizonte de la santidad como camino al que está llamado, y se contenta con el cumplimiento de una vida buena pero gris, la alegría va desapareciendo. Que en Adviento recuperemos la alegría del encuentro con Jesucristo".

Con información de Aica