Obispo emérito de Segovia, España, recibe titulo de Hijo Predilecto de Guadalupe

Publicado 2015/05/05
Autor: Gaudium Press

El título fue concedido por el Ayuntamiento de Segovia, a propuesta del Alcalde Francisco Rodríguez Muñiz. Mons. Ángel Rubio Castro es oriundo de Guadalupe

Guadalupe (Martes, 05-05-2015, Gaudium Press) Mons. Angel Rubio Castro, Obispo emérito de Segovia, España, recibió en sesión extraordinaria de la Cooporación Municipal de Guadalupe, el título de Hijo Predilecto que le concedió el Ayuntamiento por propuesta del Alcalde Francisco Rodríguez Muñiz.

1.png

Mons. Rubio Castro

Foto: Ecclesia.com

Al acto asistieron el Arzobispo de Toledo y Primado de España, D. Braulio Rodríguez Plaza, el Vicario Episcopal de Talavera, el Padre Guardián de la Comunidad de P.P. Franciscanos de Guadalupe, el Deán de la Catedral de Toledo y el Párroco de Guadalupe, además de los miembros de la Corporación Municipal, familiares y amigos de Mons. Rubio Castro.

En su discurso D. Angel señaló que: "Haber nacido en este pueblo de Guadalupe ya lo considero como una suerte y una gracia particular. Haber sido bautizado a los pocos días de nacer en la pila bautismal del Santuario de nuestro pueblo, es algo que celebro gozosamente todos los años. Haber recibido el sacramento de la Confirmación y Primera Comunión en el Altar Mayor de la Basílica son raíces sólidas y cargadas de savia nunca agotadas, porque son raíces cristianas, hondas, vividas y cultivadas en lo humano y en lo divino. Esto está también para muchos de los presentes por encima de otras cosas o de otras consideraciones. Esto es también un homenaje a todo el Ayuntamiento y pueblo de Guadalupe".

"Vuestro reconocimiento -continuó, que vuelvo a repetir, nunca agradeceré como se debe, es un reconocimiento a la Iglesia. No tengo ningún mérito para lo que hoy me estáis concediendo. El que reciba en esta tarde el don de ser nombrado Hijo Predilecto de Guadalupe, es un hecho más de lo que es la experiencia y realidad de toda mi vida: todo lo he recibido, soy obra de la Gracia, un fruto del amor de los demás y del Amor de Dios, todos somos así. Lo que sí os puedo asegurar es una cosa: que llevo en mi entraña más profunda, en lo más vivo y hondo de mi corazón, un grandísimo amor a Guadalupe y comparto con vosotros un gran amor a la Virgen, Nuestra Señora de Guadalupe y que he llevado su devoción, su nombre y su imagen siempre".

El Alcalde Rodríguez Muñiz recordó los vínculos que unen a Don Angel con que Guadalupe, y que siempre la renocido las cualidades de los moradores de la tierra que lo vió nacer.