Regina Virginum - Ceremonia de recepción del hábito

Publicado 2009/10/07
Autor: Redacción

Con enorme compenetración, esperan ansiosas el momento en el que el fundador, Mons. João Clá Dias, bendecirá y les impondrá el escapulario, el rosario y la cadena, símbolo de la esclavitud mariana promulgada por San Luis María Grignion de Montfort.

 

1.jpg

El pasado día 22 de agosto, nueve jóvenes de Portugal, El Salvador y Brasil eran admitidas como hermanas o postulantes en la Sociedad de Vida Apostólica Regina Virginum. Recibieron de las manos de su fundador, Mons. João Scognamiglio Clá Dias, el escapulario, el rosario y la cadena, símbolos de su nuevo estado de vida.

La ceremonia se realizó en la iglesia de Nuestra Señora del Carmen —que forma parte de la nueva Casa Generalicia— y contó con la participación de 600 componentes de la rama femenina de los Heraldos. La semana anterior, el día 14, las amplias instalaciones de la institución eran visitas por el Cardenal Franc Rodé, CMF, Prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica.

En esa misma ocasión, el Prelado celebró una Misa y entronizó la hermosa y piadosa imagen de la Virgen del Carmen que preside el altar principal.

Homilía del fundador

Durante la homilía Mons. João recordó a las presentes que el primer plan de Dios con la Creación había sido alterado por el pecado original y que en vez de una sociedad perfecta tenemos un mundo en el cual proliferan las envidias, las guerras y los sufrimientos. Por eso, invitó a sus hijas espirituales a que fuesen, al igual que María, fuente de afecto, de armonía y de paz.

2.jpg   3.jpg
Al comienzo de la Celebración Eucarística las postulantes entran en la iglesia en cortejo. Tras la Liturgia de la Palabra se arrodillan y potradas rezan la Letanía de los Santos, invocando su celestial protección para la sublime vocación que ahora abrazan.

“La fiesta de Nuestra Señora Reina —decía Mons. João— nos trae la esperanza de un mundo, si el hombre colabora con la gracia, que se aproxima a aquella vida paradisíaca que él habría tenido de no haber pecado. En este hermoso día tenemos la alegría de acoger aquí a nueve jóvenes que se consagran a Nuestra Señora de una manera muy especial y reciben su manto, el manto de la Virgen del Carmen que da el nombre a esta iglesia”.

La Sociedad de Vida Apostólica Regina Virginum

Regina Virginum es una Sociedad de Vida Apostólica que pertenece a la familia de almas de los Heraldos del Evangelio.

Fue erigida en Asociación de Derecho Diocesano por el entonces Obispo de Campo Limpo, Mons. Emilio Pignoli, el 25 de diciembre de 2006, y elevada a Sociedad de Vida Apostólica de Derecho Pontificio el 26 de abril de 2009, festividad de la Madre del Buen Consejo.

4.jpg   5.jpg

Después de haber recibido el hábito, las nuevas hermanas se integran en la comunidad.

 

El 14 de agosto el Cardenal Franc Rodé visitaba las instalaciones de la nueva Casa Generalicia de la institución.

Nace como una auténtica nueva militia Christi , según afirma el decreto de aprobación del Vaticano, por la disciplina de vida de sus miembros, por su espíritu de fe, de entrega a Jesús y María y de sumisión al Papa.

La intensa vida de piedad, de estudio y de actividades de evangelización caracterizan el día a día de las hermanas, que dedican una atención especial a la labor con la juventud. Llevar una palabra de aliento al que padece en un hospital o aliviar alguna necesidad material de los más pobres ya es parte de la rutina de Regina Virginum en la práctica de la caridad efectiva y afectiva.

6.jpg

Italia Hermanas de Regina Virginum visitan en sus casas a los enfermos de la parroquia de San Fernando, en Messina.

 

7.jpg

BrasilEvangelizando a los niños de la guardería San Judas Tadeo, en São Paulo. Aquí son acogidos por la parroquia los hijos de las familias con pocos recursos económicos.