"Cada familia, es llamada a ser un laboratorio de misericordia", dice obispo portugués

Publicado 2018/07/23
Autor: Gaudium Press

Este viernes 20 de julio, en el Encuentro Internacional de los Equipos de Nuestra Señora que está siendo realizado en Fátima, el arzobispo Mons. José Tolentino Mendonça volvió a proferir algunas palabras a los participantes del Congreso

Fátima - Portugal (Lunes, 23-07-2018, Gaudium Press) Este viernes 20 de julio, en el Encuentro Internacional de los Equipos de Nuestra Señora que está siendo realizado en Fátima, el arzobispo Mons. José Tolentino Mendonça volvió a proferir algunas palabras a los participantes del Congreso.

3.jpg

Mons. Tolentino recomendó enfrentar el desafío de "no quedarnos en una moral fría, de oficina, cuando nos ocupamos, como esposos, como país, de temas tan delicados, como la vida, la relación entre las personas, el cuidado unos de otros, la construcción interior del proyecto familiar".

Refiriéndose a la exhortación post-sinodal del Papa Francisco, Mons. José Tolentino Mendonça, quien es archivista del Archivo Secreto del Vaticano y bibliotecario de la Biblioteca Vaticana, afirmó en la reflexión inicial del viernes, en el Encuentro de los Equipos de Nuestra Señora, que es urgente descubrir o redescubrir "el amor misericordioso, que siempre se inclina para comprender, perdonar, acompañar, esperar, y sobre todo integrar".

Para el arzobispo, "esta es la lógica que debe permanecer en la Iglesia y en las iglesias domésticas, que son las familias, para hacer la experiencia de abrir el corazón a aquellos que viven en las más variadas periferias existenciales", agregó.

Para el antiguo vice-rector de la Universidad Católica Portuguesa, la "experiencia de misericordia es una de las cosas más exigentes y más fascinantes de la experiencia de pareja y de la experiencia de la familia".

"Cada familia, nuestra familia es llamada a ser un laboratorio de misericordia", dijo, afirmando además que dentro de cada familia "también hay periferias existenciales".

Reflexión inicial - cuatro mil parejas

Mons. José Tolentino Mendonça fue el encargado de hacer la reflexión inicial de cada día del Encuentro Internacional de los Equipos de Nuestra Señora que reunió más de cuatro mil parejas de 75 países, en Fátima.

Hijo Pródigo

El viernes el arzobispo portugués comentó un versículo de la Parábola del Hijo Pródigo: "El padre lo vio y se llenó de compasión".

Él quiso acentuar que "nuestra familia es el lugar donde experimentamos este arte tantas veces doloroso y demorado de la espera. Ser madre y ser padre es colocarse a la espera y confiar, a pesar de todas las evidencias".

Mons. José Tolentino Mendonça afirmó también que "quien ama incondicionalmente aprende también a esperar incondicionalmente".

Por último, proclamó el arzobispo:

"Parejas cristianas, familias cristianas, Equipos de Nuestra Señora, vuestra vocación y misión no es dar mucho, es dar todo. Darse todos, por entero. Hacerse todo para todos en un amor incondicional".

Cierre

El XII Encuentro Internacional de los Equipos de Nuestra Señora terminó este sábado, en Fátima, con una conferencia de Mons. Manuel Clemente, que preside también a la Misa de cierre, en el recinto del Santuario de Fátima. (JSG)