Religiosas en Valencia, España, acogen a 80 pacientes mentales Víctimas de incendio

Publicado 2018/08/14
Autor: Gaudium Press

Las religiosas se ofrecieron para atender los requerimientos especiales de los pacientes en medio de las evacuaciones requeridas por las autoridades

Valencia (Martes, 14-08-2018, Gaudium Press) Las religiosas miembros de la comunidad de Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús en la localidad de Benirredrá de Valencia, España, acogieron en una casa de espiritualidad a 80 pacientes mentales, quienes tuvieron que ser evacuados de su residencia debido a un incendio en las inmediaciones. La comunidad se ofreció a prestar este servicio al conocer las necesidades especiales de estos damnificados.

El incendio, que afectó más de 3.000 hectáreas en la región, amenazó la residencia de los enfermos mentales, quienes tuvieron que ser evacuados el día martes 7 de agosto. Las religiosas se comunicaron con el Ayuntamiento local para poner a disposición su casa de espiritualidad. Inicialmente, 40 personas fueron alojadas en la casa, pero ante la gravedad de la situación las religiosas limpiaron y habilitaron otra parte de la residencia que se encontraba cerrada con el fin de atender a otras a 23 personas. Adicionalmente, un grupo de personas son atendidas en la casa de espiritualidad durante las horas del día.

A pesar de que las llamas fueron controladas por las autoridades, las personas afectadas no pueden volver a sus casas hasta que se garantice el restablecimiento de los servicios de luz y de agua. La Superiora de la comunidad destacó el ejemplo de los habitantes: "Estamos siendo testigos de un ejemplo de familiaridad y de solidaridad" expuso la hermana Fina Martínez. "Son muchos los voluntarios que están ofreciendo su tiempo y ayuda en los diferentes centros habilitados por el Ayuntamiento para los evacuados".

Un gran número de personas tuvo que ser evacuada durante la emergencia y radicada en centros cívicos y polideportivos. La ayuda prestada por las religiosas ha significado una gran diferencia para las personas que no podían hacer uso de esas instalaciones durante la tragedia.

Con información de AVAN.