Fátima: 150 mil motociclistas en la Bendición de los Cascos

Publicado 2018/10/02
Autor: Gaudium Press

Una foto distribuida por la sala de prensa del Santuario de Fátima, en Portugal, impresiona por el número de peregrinos que estuvieron el domingo pasado en el Santuario

Fátima - Portugal (Martes, 02-10-2018, Gaudium Press) Una foto distribuida por la sala de prensa del Santuario de Fátima, en Portugal, impresiona por el número de peregrinos que estuvieron el domingo pasado en el Santuario.

11.jpg

¿Quiénes eran?

Cerca de 150mil motociclistas, conocidos en Portugal como ‘motards', hacían su peregrinación hasta el Santuario de Fátima, en Portugal, para la ceremonia de la bendición de los cascos, una iniciativa que tuvo su inicio en el año 2014 y que, de allá para acá, tuvo un crecimiento numérico extraordinario.

Según informa la sala de prensa del famoso Santuario Mariano, el vice-rector del Santuario, Padre Vitor Coutinho, presidió la celebración y saludó a los presentes haciendo también una invitación para que, en la celebración, todos recordasen y rezasen por los ‘motards' fallecidos en las rutas de Portugal.

Saludo del Obispo

"Nuestra Señora de Fátima os bendiga, os proteja y esté siempre a lo largo de vuestros caminos. Sea ella la ruta segura que os lleva al horizonte sin fin que es la vida buena y bella con Dios y con los hermanos".

Fueron palabras de Mons. António Marto, que se unió a la peregrinación dejando estas palabras como mensaje para todos.

Consagración de los ‘motards' a Nuestra Señora

Las celebraciones en el recinto de oración comenzaron con la Eucaristía internacional, presidida por Mons. Gilberto Canavarro, Obispo emérito de la diócesis de Setúbal.

Al final de la celebración, los 150 mil motociclistas que allí estaban hicieron su consagración a Nuestra Señora de Fátima.
Junto con los ‘motards' sucedió la 63ª Peregrinación Nacional del Rosario y de la Familia Dominica.

Fue en esta ocasión que el Prelado recordó:

"Fátima es un lugar de esperanza, y un lugar de paz".

"Fátima es lugar de conversión. Nuestra Señora no dijo apenas a los Pastorcitos que los hombres se conviertan, les mostró la belleza de Dios, la belleza de la santidad. En la oración del rosario estamos como en el regazo de la Madre, que nos cuenta historias de la vida de su hijo Jesús". (JSG)

De la Redacción de Gaudium Press, con informaciones de www.fatima.pt