Cardenal Cipriani exhorta a los fieles para que se aproximen a los sacramentos

Publicado 2018/10/26
Autor: Gaudium Press

Los sacramentos brotan de la Iglesia, amor de Cristo", dijo el purpurado en la homilía de Dedicación de un nuevo templo, en Lima

Lima (Viernes, 26-10-2018, Gaudium Press) El pasado domingo 21, el Arzobispo de Lima y Primado de Perú, Cardenal Juan Luis Cipriani presidió una Misa en la Parroquia San Juan de la Cruz de Chorrillos por ocasión de la Dedicación del Templo, Consagración del Altar y Cierre de la Visita Pastoral.

1.jpg

En su homilía, el purpurado recordó que gracias al sacramento del Bautismo hacemos parte de la familia de Dios y nos convertimos en sus hijos adoptivos. "Una vez que Jesucristo muere en la Cruz se abre una puerta, es Cristo; y esa puerta se abre en el Bautismo; cuando toman el agua, entra Jesucristo y te da la bienvenida (...) Dios me adopta en Cristo, en el Bautismo, pasas a formar parte de esta familia donde hay perdón: la confesión; donde está el Espíritu Santo: confirmación; donde está el alimento: la Eucaristía; donde está el matrimonio, la fidelidad de los esposos; donde está el Orden Sagrado, la unción de los enfermos. Los sacramentos brotan de la Iglesia, amor de Cristo".

2.jpg

El Arzobispo de Lima afirmó también que en el templo, sobre todo en el altar, es donde se actualiza el sacrificio de amor que Jesús realizó por nosotros. "Allí es donde Cristo va decir: 'Este es mi cuerpo'. Cristo está entregando su cuerpo, el mismo de la cruz, no hay más que un sacrificio, no hay más que una Misa que hizo Cristo, nosotros renovamos, actualizamos, yo hago en nombre de Cristo la Eucaristía y el altar es el lugar donde ocurre ese sacrificio".

La importancia del sagrario también fue mencionada por el Cardenal Cipriani en su homilía, que recordó la presencia de Cristo en las hostias consagradas. "Él está ahí con su cuerpo, sangre, alma y divinidad. Usted podrá decir: 'Yo no entiendo y mucho menos creo, y por eso pido al Señor que aumente mi Fe'. Yo creo que cuando venimos para acá se reúnen en nombre de Dios todos los hijos de Dios para adorarlo, rezar, acompañarlo. Por eso, la casa de Dios, que quedó muy bonita, es lugar de oración".

3.jpg

El Primado del Perú concluyó exhortando a los fieles a que se aproximen siempre a los sacramentos, especialmente de la Eucaristía para que de esta manera estén listos para evangelizar. "Aproxímese con seguridad al trono de la gracia, la vida de Cristo, para alcanzar misericordia, para encontrar esa vida de Cristo que te auxilie siempre. Esto es la Iglesia que busca ayudar en nombre de Cristo a enseñar la palabra de Dios". (EPC)