Cardenal Rocha comenta experiencia como relator general del Sínodo 2018

Publicado 2018/11/16
Autor: Gaudium Press

El presidente de la CNBB dice que la principal postura de la Iglesia con los jóvenes, tras el Sínodo, se halla en el pasaje de Emaús.

Redacción (Viernes, 16-11-2018, Gaudium Press) El Cardenal Sérgio da Rocha, presidente de la Conferencia de Obispos Católicos del Brasil (CNBB) y relator general de la XV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, comentó lo que significó para la Iglesia Católica y el mundo el evento que tuvo como tema "Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional".

En Brasil después de un intenso mes en Roma, Mons. Sérgio recordó que la postura fundamental de la Iglesia con los jóvenes después del Sínodo 2018 puede ser encontrada en el pasaje de los discípulos de Emaús, texto bíblico que inspiró la estructuración del documento final.

"Con el pasaje de Emaús, somos llamados a reconocer que Jesús camina con los jóvenes, está presente en medio de ellos, en medio a tantos desafíos", afirmó el purpurado.

Card Rocha.jpg

El documento final en italiano cuenta con tres partes, 12 capítulos, 167 párrafos, 60 páginas y ya fue entregado y aprobado por el Papa Francisco, y ahora, aguarda su traducción en varios idiomas. "A pesar de la responsabilidad del relator general, la elaboración del documento final del Sínodo es una tarea colectiva", explicó el religioso.

En esa misión, el cardenal contó con el trabajo de dos secretarios, que fueron el Padre Giacomo Costa y el Padre Rossano Sala, una Comisión de Redacción y un grupo de peritos de las diversas áreas.

Todavía conforme Mons. Sérgio, poder cumplir la misión confiada a él por el Santo Padre, la de relator general del Sínodo 2018, fue una gracia muy grande y, al mismo tiempo, una oportunidad de aprender a partir de la escucha, acogida y discernimiento delante de tantas cuestiones, reflexiones y propuestas presentadas en el evento por los participantes de los cinco continentes.

"Fue muy bueno estar más cerca del Papa Francisco, convivir con los obispos, padres, religiosos y laicos, representantes de la Iglesia en el mundo entero y, esta vez, especialmente con los jóvenes", resaltó.

Con el cierre de la Asamblea Sinodal, se inicia la fase de recepción de la reflexión y las propuestas del Sínodo en toda la Iglesia, comenzando con las conferencias episcopales de cada país y asamblea de las diócesis e iglesias particulares. "El gran desafío es concretizar las indicaciones pastorales del Sínodo", reforzó el presidente de la CNBB. (LMI)

De la redacción Gaudium Press, con informaciones de Canción Nueva y CNBB.